Tag Archives: VOCENTO

AQUELARRE, por Oscar Sin Nick

18 Mar

No sé cual es exactamente el motivo de celebración, ni por qué salen todos sonrientes en la foto (la del apagón en analógico, no el montaje sobre estas líneas), y en el caso de cámaras y redactores de televisión, no sé que pintaban ahí (ya sé que no es culpa de ellos, hasta ahí llego).

Que Cantabria sea de las primeras comunidades en finalizar la transición a la TDT es una buena noticia, sin matices, lo es, faltaría más. Que se diga que las incidencias el primer día han sido pocas, aunque habrá que esperar, es también magnífico, felicidades al Gobierno de Cantabria que presiden el señor Revilla y la señora Gorostiaga.

Pero claro, algun@ ya adivinará de qué voy a hablar. Pues sí, sois adivin@s, de las teles locales, un sector que ha sido la cloaca por la que se han tirado millones y millones de dinero público (en campañas publicitarias), y sobre todo muchísimo talento desperdiciado y mal dirigido.

Sigo sin conseguir explicarme (o que me expliquen) por qué hemos llegado aquí. El argumento de que había muchas teles para lo que es Cantabria, hace muchos meses que dejó de ser válido, ya que hoy en día quedan tantas teles como licencias (igual hay hasta menos), se ha sacado del mercado a una porrada de técnicos y periodistas que en la mayor parte de los casos se dedican a engrosar las listas del paro, malvivir, o simplemente, cambiaron de profesión, lugar de residencia y vida.

¿Por qué? ¿Nos merecemos esto? Yo creo que la clase dirigente (meto a políticos, técnicos y asesores) no es consciente del daño tan grande que se ha hecho a nuestra región puliéndose casi entero el sector audiovisual, que sería modesto, a veces cutrillo, malpagado, y algo pirata, pero era el nuestro.

Ayer hablaba con un amigo y reflexionábamos sobre la paradoja de que las televisiones a priori más fuertes, con más empaque, han cerrado. Localia y Cantabria Televisión se asfixiaron, cada una a su manera, mientras que el otro gran misterio de este desastre es el cierre de Canal 8 DM, oculto tras la gran mentira del apagón analógico, que a las televisiones locales no afecta, pero ya que el Pisuerga pasaba por ahí, cerramos, y nueve personas más a la calle.

Comparto muchas de las reflexiones del digital de los constructores así como las del director de la televisión del Gobierno, saben de lo que hablan porque ambos han sido (o son) arte y parte. Eso incluye, repito y reitero, el opaco cierre de Canal 8 DM, que por cierto ALERTA exagera, estira y sitúa como nuevo ariete contra Vocento y sus porqués.

Me podrán decir mis queridos F. y B. (y no me refiero a ninguna agenciaparatodoloquesetercie) que estas decisiones son complicadas, que hay que entender al Gobierno, que es todo muy complejo, que me hago pajas mentales… Pero lo cierto es que las teles locales siguen agonizando sin que nadie dé una explicación, buena o mala, sobre los motivos que conducen a un Gobierno, en tiempos de crisis, a dejar morir de inanición al otrora sector ahora sectorcillo de la televisión cántabra.

Anuncios

TOURNÉ DIGITAL, por Oscar Sin Nick

7 Feb

Hacía tiempo que no le dedicaba unas líneas a los chiringuitos digitales de la tierruca, ya que a pesar de que paso varias veces al día para ver la última ocurrencia de sus editores (¿?), tenía ganas de dejar pasar unos meses, ya que hay alguno nuevo del que también voy a hablar.

Como me gustaría que hubiera cifras tasadas del tráfico que manejan, ya que si nos atenemos a su calidad estética y a la ausencia absoluta de apuesta por incorporar alguna (al menos una) de las posibilidades que ofrece hoy en día la tecnología, el panorama sigue siendo desolador.

El otro día estuve viendo las mareantes cifras del digital del DM, y creo que habría que subrayar una cosa, por acción o por omisión, el Diario tiene liderazgo para rato en internet, mientras que en papel (dure lo que dure) es evidente que otro tanto de lo mismo.

Hoy le he leído a Víctor Gijón su penúltima paja mental sobre la situación política, y me llamaba la atención que a su habitual odio al DM, hoy se ha despachado con ración y media de envidiuca, poniendo en duda la capacidad multimedia del diario de Vocento (que sí, que Vocento es vasco Víctor, que ya lo sé). Yo sí lo he visto y lo he pisado, y de instalaciones van sobraos, así que menos envidiuca.

Luego también le jode que algunos consejeros y el presidente, lola y mi jefe se pasen a hacer la visita de marras (hoy tenéis entrevista de mi jefe en el DM). No entiendo nada, ¿qué más le dará? Desde luego que merece más la pena que pasarse por su radio ilegal, su tele alegal, y su confidencial, tan divertido y desternillante en los contenidos, como cutre, MUY CUTRE, en su presentación.

En estos meses ha nacido otro digital (igual han nacido más, porque nacen como setas, pero lo desconozco). Claudio Acebo ha creado un digital que se llama igual que él. Esto de llamarse claudioacebo.com tiene sus pros y sus contras. Es mejor que lo de utilizar la independiente en vano, y bueno también para que tus seguidores te encuentren tecleando tu nombre en google.

Ahora bien, si no te conocen, igual no entran de chiripa, como puede ocurrir en las 5.000 denominaciones del portaluco, o en aquellos que se ponen cantabria junto a liberal, imparcial, confidencial, el faro de… Es de agradecer que se sepa quien está detrás de un digital, cosa no muy habitual en esta región, en donde la única forma de saber de qué pie cojea un digital es mirando la publicidad, las omisiones y los enjabones sonrojantes.

La presentación es bastante simple, una estructura de fácil manejo, utilización de los audios disponibles en internet y de la fotografía. En eso va ya por delante de los demás, que o bien destrozan lo que tienen a su disposición o bien piratean de google lo primero que se encuentran. En cuanto a línea editorial, da de comer a todos, no se mete en líos, aunque cuando hay que soltar un mandoble lo hace.

De los demás, sin novedad en Neocantabria, Cantabria Diario, Cantabria Liberal, Diario Crítico… Y algunos breves apuntes para terminar:

El Faro de Cantabria: Sus ataques a mi jefe van a tirones, depende de como sople el viento. Se esconde toda la información referente al Partido Popular, y se suele hacer un uso adecuado de las fotografías que ponemos a su disposición, excepto cuando sale mi jefe, que siempre es motivo de crítica por salir, por no salir, por posar, por no posar, por estar, o por no estar.

Cantabria 24 horas: Compite con el anterior en sus loas a Revilla, esconde de manera aún más obscena cualquier información del Partido Popular, y tiene una interesante sección de pajas mentales de su editor en la parte superior derecha, en la que entre otras cosas siempre hay una hostia a mano para Ángel Agudo. Alguna cuenta pendiente, me imagino.

Santander Ciudad Viva: Sigue muy flojito en esa línea editorial Ghandi que no se moja ni debajo del agua, pero hay que felicitarles por sus retransmisiones en twitter tanto de los plenos del Parlamento como de los partidos del Racing.

Del portaluco habrá que hacer un post aparte, ya que como tiene 18.000 dominios diferentes, no me siento capaz de hacer un análisis mínimamente coherente de su actividad. También hace retransmisiones en twitter, lo cual está bien, pero… Antonio, hay que cuidar esa ortografía.

Por último, voy a incorporar a la columna de enlaces Crónica de Cantabria, que aunque es el digital más cutre de los que conozco, no es menos cierto que como digital que es debe estar con los de su especie. Una pena que Alberto Ibáñez, capaz de hacer una magnífica revista económica, tenga tan poco interés en mejorar la presentación de su medio en internet, que es absolutamente CUTRE.

Hala, portaros bien que en unos meses pasaré lista otra vez.

Los grandes grupos de comunicación llegan heridos al 2009. FUENTE: elconfidencial.com

7 Ene

publicidad

Despidos en las redacciones, venta de las sedes a bancos o fondos inmobiliarios, reducción de páginas, cierre de suplementos… hasta The New York Times se ha visto obligado a poner publicidad en su portada, algo que no había hecho en su historia. La cosa pinta mal para todos, pero sobre todo para la prensa. Se dice que todos los imperios caen. ¿Caerá también el de los periódicos?

Los diarios han crecido de tal forma a base de talonario que, ya en el pasado 2008, tenían a su alrededor un anillo de asteroides formado por radios, medios locales, televisiones… Y esa gran pluralidad que caracterizó a los medios de comunicación ha pasado a ser un mercado en el que cuatro o cinco monstruos empresariales y editoriales aglomeran la totalidad de la producción de información: Prisa, Unedisa, Vocento, Planeta, Zeta… Lógicamente, estos grandes grupos están teniendo múltiples problemas para digerir la vorágine de gastos y compras en los que han incurrido. El 2009 será su gran prueba de fuego.

 La crisis financiera y económica mundial ha coincidido en el tiempo con un momento de metamorfosis en los medios de comunicación. En EE UU ambos procesos han sido mucho más demoledores que en España, pero aquí además han coincidido con el primer pinchazo de la burbuja inmobiliaria, que ha afectado indirectamente a muchos medios locales controlados por promotores y constructores. Entre esos periódicos afectados, destacanEl Mundo de Almería y La Gaceta de Canarias, donde los empresarios dirigentes han cerrado las cabeceras al verse desbordados por sus deudas inmobiliarias, lo que ha supuesto el desempleo de cerca de un centenar de personas.

Ahora, con dos frentes abiertos, el de la disminución de ingresos por publicidad y el de la guerra interna que clama por el cambio y la adaptación justa y real de la prensa a la red, los grandes grupos se han visto obligados a soltar amarre y a deshacerse de muchas de sus cabeceras e incluso televisiones.

Más de 1.000 puestos de trabajo perdidos en 2008

Este año que acaba de terminar ha supuesto el fin para varios medios: Localia TV, Segundamano, las revistasLa Clave, Teleindiscreta o Ragazza. En cuanto a las cifras, el Grupo Zeta presentó ante los sindicatos un plan para terminar su relación contractual con 531 de sus trabajadores, una cifra que supone el 25% de su plantilla. Como ellos, 59 profesionales dejaron La Gaceta de los Negocios, 62 se fueron de El País, 28 de La Vanguardia, 20 de Libertad Digital TV… y les siguen los más de 300 periodistas de los anteriores medios citados que han parado las máquinas por la crisis, de entre ellos, destaca el número de despidos del grupo al que perteneceSegundamano, Schibsted.

Además, habría que sumar la crisis de los diarios gratuitos, que aportan conjuntamente una cifra total de despidos que se acerca a la centena, que es el total de los redactores y colaboradores que han dejado o dejarán de escribir en ADN, 20 Minutos, Qué! y Metro.

Cuando la Asociación de la Prensa de Madrid presentaba su informe anual de la profesión periodística el pasado mes de diciembre, su presidente, Fernando González Urbaneja, vaticinó un año 2009 peor que el anterior. Para entonces el periodista preveía una “catástrofe” que superaría los 3.000 despidos en las empresas de comunicación.

 Dados los resultados, muchos son los ojos que buscan las causas de la situación y sus posibles responsables. Para algunos, esa independencia sostenible estructurada en una balanza de dos brazos iguales, formados por publicidad y ventas, se ha perdido. El hecho de haber condicionado las plantillas, la estructura y el modelo de negocio de los medios, a un aumento en los ingresos publicitarios era algo que tarde o temprano tenía que caerse. Un modelo que ha minado más que a nadie a los gratuitos, ya que construyeron su balanza sobre un único brazo de ingresos.

¿Qué ocurre con la red?

Otro problema acucia a la prensa: la adaptación y posicionamiento ante la llegada de Internet. Actualmente existen dos tipos de periodistas que escriben: los que lo hacen en papel y los que lo hacen en la red. Entre ellos existen, a priori, escasas diferencias metodológicas, pero en realidad les separa un abismo de prestigio e ingresos por publicidad.

La prensa escrita absorbe a más del 30% de los periodistas que ejercen la profesión, mientras que los que trabajan en Internet no superan el 5%, según los datos extraídos del informe anual de la Profesión Periodística.Estos números, según los expertos, tenderán a equipararse poco a poco mientras lo hagan los ingresos por publicidad en ambos soportes y el dinero posibilite un acercamiento real del papel a la red.

Esto facilitará un cambio en el modelo actual, que desde hace unos años plantea las webs como meras páginas donde volcar, a veces de forma incompleta, los textos que se publican en el papel. El cambio, producido por la inmediatez y el auge de internautas, ha posibilitado el crecimiento de los medios online y que han convertido a su vez a los periódicos en páginas llenas de noticias que llegan tarde.

Son muchas las voces que creen que los medios impresos requieren una remodelación interna, aunque el proceso no acaba más que de empezar en EE UU, donde algunos medios optaron por pasarse a ser gratuitos, otros colocaron más publicidad y otros simplemente cerraron y se mudaron a Internet Quizá el modelo perfecto que funcione aún se haga esperar. Mientras, las deudas que afloran, la publicidad cae y los lectores se mueven, pero los medios en España apenas cambian. ¿Son necesarios los periodistas? Se preguntaba la directora deElpaís.com, Lydia Aguirre, hace exactamente un año. Ahora la pregunta que parece surgir es otra. ¿Son necesarios los periódicos?

SER MULTIMEDIA Y NO MORIR EN EL INTENTO, por Oscar Sin Nick

30 Nov

multimedia

Los rumores afloran respecto al futuro de Canal 8 DM, la tele del Diario, que parece que no cierra… pero tampoco va a seguir siendo exáctamente como la conocemos. Parece que el esfuerzo se va a centrar en convertirla en una referencia en la web del periódico, como apoyo a los contenidos en fotografía, texto, y las retransmisiones en directo de Punto Radio.

A los grandes grupos de comunicación les está costando Dios y ayuda (y una buena pasta) encontrar la fórmula que les permita colocar adecuadamente las piezas de sus entramados multimedia. Hace dos días como quien dice, PRISA, PLANETA, VOCENTO, UNIDAD EDITORIAL… por citar los principales, se encontraron con que tras varias absorciones y compras tenían televisiones, radios y periódicos, funcionando cada una a su aire, pero dentro del mismo paraguas.

Aquí en Cantabria el fenómeno tampoco es ajeno, ya que VOCENTO y PRISA (antes Propulsora Montañesa), han reflejado en nuestro microcosmos los vicios y virtudes del sistema, al que Internet, una vez más, parece que va dando algo de sentido. Las empresas empiezan a ver que el modelo tiene sentido (control de costes y sinergias), concentrando esfuerzos en la red, donde estoy convencido que está el futuro (que es ya presente).

Aún recuerdo cuando abrió Localia. Generó grandes expectativas, adecentó el panorama audiovisual cántabro, y se atrevió a hacer cosas nuevas, más y mejor que los demás. Sin embargo, compartir casa común con la radio (Radio Santander-SER), provocaba que no se supiera muy bien si mandar a un redactor de cada medio, poner en el micrófono el capuchón de la tele y el cubilete de la radio (o al revés), llevar a un periodista de la radio con un cámara de la tele… en fin, todas las fórmulas habidas y por haber.

En Canal 8 DM ha pasado tres cuartos de lo mismo, con el “agravante” de que además de radio y tele, hay un periódico que es el líder de la región en papel y en la red (como se encargan hoy de recordarnos a doble página). Se ha llegado, y lo digo porque lo he visto con estos ojitos, a enviar a un cámara, una redactora de la radio y otra del periódico a la misma rueda de prensa, mientras que en otras, no menos importante… no iba nadie.

Independientemente de problemas organizativos, o de los criterios de quien decide qué se hace, cuándo y por quién, lo que han denotado ambas empresas en estos años es la falta de un modelo claro y definido de lo que se debe hacer con un multimedia.

Ahora que Localia nos está diciendo adiós, el DM parece (repito, son rumores, insistentes, pero rumores) que va a optar definitivamente por apostar por una potente web, en la que la televisión va a tener un papel protagonista, y si va a ser así me parece un acierto. Algo así está haciendo Tudiariodecantabria (que como cada fin de semana tiene su web totalmente desactualizada) dando protagonismo a los vídeos por encima del resto de formatos. Un acierto, aunque la falta de medios humanos y rigor profesional sigue siendo la nota predominante.

Hay otro multimedia, en este caso local y sostenido principalmente con fondos públicos. Me refiero al agit-prop Gijonenco, que a base múltiples campañas institucionales sostiene un multimedia formado por una televisión que sólo se puede ver en ONO, una radio ilegal, y un confidencial que se dedica a hostiar a mis jefes día sí y día también. Lógico, hay que financiar el pesebre. Lo llaman periodismo.