Tag Archives: twitter

DESPUÉS DEL 22-M, MÁS, por Oscar Sin Nick

22 Mar

Acabo de echar un vistazo a un par de interesantes posts sobre el futuro de las redes sociales y el presente de las páginas webs. Uno habla sobre el estancamiento de la web frente al crecimiento en formato Facebook de los sitios oficiales, mientras que el otro se refiere a la desbandada que harán los políticos de las redes sociales tras el 22-M.

En cuanto al primero decir que hasta cierto punto es normal que esté habiendo un crecimiento importante de los sitios web dentro de Facebook, dado el continuado crecimiento de esa red social, no ya sólo como una moda o una herramienta de comunicación, sino como un cambio en nuestra forma de socializar, más, mejor, más rápido y de manera más efectiva.

Sin embargo no estoy muy de acuerdo en que el formato web vaya a ser sustituido por Facebook, básicamente porque esta red social no ofrece seguridad. Y no me refiero a una cuestión de privacidades, sino a los continuos cambios de formatos y funciones de las páginas, que a veces te vienen muy bien y otras muy mal, se hacen de forma estándar para todos, y sin avisar (¿quién soy yo para que me avisen?).

Además no podemos olvidar que aunque mucha gente está en Facebook, no toda la gente está en Facebook. Creo que tanto webs como blogs siguen siendo el principal soporte de internet, el origen de todo, y que Facebook, siendo grande, no lo es tanto como para englobar todo nuestro universo digital. Otra cosa es que a través de Facebook, o Twitter (más en mi caso desde luego) lleguemos a esas webs o blogs que sin estas redes sociales (o de información), no estarían a nuestro alcance.

En cuanto al desinterés de los políticos por internet y las redes sociales una vez pasen las elecciones, dependerá una vez más de la consistencia del proyecto político de turno. Es decir, si solo trabajas en campaña electoral o si piensas en ganar las elecciones siguientes trabajando desde el día uno de los próximos cuatro años.

Hay ya algunos políticos cántabros que están creándose un patrimonio importante dentro de la red, un patrimonio de prestigio, usos y costumbres, por lo que sería irresponsable y poco inteligente por su parte tirarlo por la borda.

Soy un convencido de que las redes sociales han venido para quedarse en la política, y al revés… aunque solo sea por egoísmo, ya que a más tardar dentro de un año tenemos otra gran batalla en el horizonte.

Algunos dicen que será la madre de todas las batallas.

Anuncios

VA PARA LARGO, por Oscar Sin Nick

28 Feb

Más de veinte días sin un post es demasiado para un blog en estos tiempos, en los que creo que ser blogger supone una implicación más directa y regular, aparte de inspiración y cosas interesantes que contar.

A mí me falta de todo a excepción de la última, y habitualmente también tiempo, cada vez más escaso en esta época pre-electoral. Acabo de leer un retweet de Jordi Sevilla:

RT @PilarMur: @sevillajordi twitter lo veo como una forma de llegar al blog. Es una carta de presentación. Si t gusta el tweet, vas al blog.

Y no puedo estar más de acuerdo.

Los blogs, los buenos blogs, están muy vigentes sobre todo cuando sigue el lento goteo hacia la red y el alejamiento de los medios tradicionales, que aunque concitan aún las mayores audiencias, llegan tarde a muchos sitios, además de seguir muy encorsetados.

No hablo ya de la situación en Cantabria, en donde el panorama digital sigue invariable… es decir, muy mal, sino en general. Hay un tronco informativo común, que cada uno cuenta como le viene en gana, pero que gira alrededor de una serie de temas que habitualmente saltan en las agencias. Temas propios también hay, pero habitualmente suelen ser consecuencia del primer grupo, y finalmente está la nueva moda de ‘desvirtualizar’ lo que se cuenta en las redes sociales, en especial Twitter (que últimamente se debate en si es o no una red social, yo creo que es algo más).

Y es que Twitter, que es donde más tiempo empleo en internet, se ha convertido en un lugar donde están convergiendo todos, blogueros y no blogueros, medios convencionales, periodistas de redacción, free-lances, gurús, políticos, y sobre todo, mucha gente anónima e interesante, que te ayudan a llegar, via enlace, a webs… y a blogs, porque en un principio (con permiso de la web) fue el blog quien nos empezó a hacer más… ¿libres? Algo de eso hay.

Volviendo a Cantabria, aunque cuesta, también parece que empiezan a pasar cosas en twitter. Hay ya una serie de hashtags míticos como #cantabria #twitterruca o #plenocan que tienen un seguimiento muy considerable, y otros más enfocados a cuestiones concretas como #catenariafacts (ya os lo conté en el anterior post) o el más reciente #ceoegate que han dado o van a dar (es la pinta que tiene) momentos gloriosos.

Quizás escriba otro post mañana, aunque lo más probable es que mi producción siga bajo mínimos. Así que de momento nos vemos en twitter.

@osanemeterio

¿ERES 2.0? Vía: Luis Fernández del Campo

26 Dic

LARGA VIDA AL BLOG, por Oscar Sin Nick

5 Dic

Si una cosa me ha quedado clara este fin de semana es que los blogs siguen siendo una referencia obligada en la red, y que aunque ahora no está tan de moda hacerse uno teniendo facebook para explotar el ego, lo cierto es que esa realidad paralela a los medios convencionales que es la blogosfera ha demostrado que cuenta con una salud de hierro y un futuro… no sé de cuanto, pero futuro tiene, eso seguro.

He leído estos días cosas muy buenas, y de hecho os voy a dejar al final de este post los enlaces a los mejores relatos, que otros han recopilado por mí, pero que me parecen imprescindibles para entender los diversos ángulos, perspectivas, posicionamientos, y porqués de este puente que nos ha traído la declaración del estado de alarma por primera vez en democracia.

Digo esto dando por descontado el triunfo brutal de twitter, auténtico canalizador de la Información, con mayúsculas, porque realmente esa es una de sus principales funciones, engullir información y distribuirla en tiempo real, más rápido que nada ni nadie.

Y precisamente de twitter (y también de facebook, aunque de otra manera) se están sirviendo los blogs para redefinirse y tener un lugar preeminente en el orden de prioridades de un internauta para buscar información. Lo ves en twitter, alguien lo recomienda, y ahí que vamos todos como locos a leerlo, comentarlo, retuitearlo, menearlo… es brutal.

Una vez que asimilas la filosofía de twitter, que tiene su aquel y lleva su tiempo, adecuas tu timeline a tus necesidades, y de paso te apoyas en herramientas como thetwittertimes, el acceso a la información y su abordaje desde muchas perspectivas depende básicamente del tiempo que tengas para seguir un hashtag o los comentarios de este o aquel gurú.

Y cuando digo gurú me refiero a los seiscientos y pico a los que sigo, porque todos me aportan algo.

Os dejo esos enlaces, algunos igual los conocéis porque llevan pululando por toda la red durante estos dos días. A mí me han servido para aprender un poco de todo lo que estaba pasando, pero también para quedarme como Sócrates: “Sólo sé que no sé nada”. Pues eso, que no os creáis todo lo que dicen unos u otros porque todos tienen mucho que callar.

Aquí van los enlaces:

El mejor de los que he leído.

Post de una controladora. Muy polémico y rebotado por toda la red.

Aumentha nos habla de twitter y las buenas prácticas de AENA e Iberia

Un post que reflexiona sobre la crisis de los controladores y al final os deja varios enlaces muy interesantes

MALAS PRÁCTICAS, por Oscar Sin Nick

8 Nov

El cuerpo me pide más hablar del cuento de nunca acabar con el puro de Revilla y sus consecuencias. Sí, aún hoy sigue teniéndolas, concretando, el Parlamento ha adquirido un cenicero a medida de las necesidades del Presidente. Impresionante documento que inmortalicé esta tarde cuando entraba al Parlamento:

Sin embargo, hoy he dedicado parte de la mañana a seguir en Twitter al usuario que dedica el Gobierno de Cantabria para ir desgranando el contenido de los presupuestos para 2011. Me pareció una magnífica idea, y así se lo dije el día de las presentación de los presupuestos. Esa es una buena práctica en redes sociales, y que permite acercar a la gente a temas tan áridos como son la presentación de unas cuentas públicas.

La rueda de prensa de la vicepresidenta y el consejero de Economía ‘tuiteada’ en tiempo real, más rápido que cualquier otro medio de comunicación. Incluso con ribetes 2.0 ya que a mi comentario favorable respondieron.

Hoy también han respondido pero por motivos diferentes. Hoy también ha dado que hablar @pgcantabria2011, aunque por motivos diametralmente opuestos.

Todo empezó con una anécdota, porque un tweet atrasado que se te cuela le puede pasar a cualquiera. Anunciaban a las 12:20 una rueda de prensa de la vicepresidenta cuando la citada rueda de prensa había terminado hace rato (empezó a las 10:30) y, cosas de la vida, Europa Press publicaba tres minutos después de ese tweet un avance.

Es decir, no saben cuando es la rueda de prensa (encima la de la vicepresidenta), no van a la rueda de prensa, no la tuitean… y lo que es el colmo, empiezan a tuitear la rueda de prensa del consejero de Sanidad, con sus presupuestos, que fue ¡¡¡el sábado!!! Es decir… tampoco fueron a esa, ni la tuitearon, esperaron al lunes, y a que absolutamente todos los medios de comunicación imaginables hubieran publicado ya lo que contó el sábado el señor Truhan.

Les mando varios tuits haciéndoles ver que esto es anti-2.0, anti-twitter, y hasta anti-sentido común si me apuran. Respuesta, poco más o menos, gracias por interesarte tanto por los presupuestos. Bueno, a mí si me pillan en semejante renuncio no hubiera sido capaz de responder. Claro que la segunda parte del tuit… me mató. Es que esperamos a que lo cuelgue el Gobierno en su web.

Ahí ya empecé a sufrir espasmos, mareos… el colmo. Quebraban un principio básico en las redes sociales, y es que aunque las webs y los blogs se apoyan en ellas, como elementos vivos que son, en sentido contrario, eso no ocurre, ya que si esperas a que una web haga o deje de hacer…estás muerto, te cargas la esencia de la inmediatez, la esencia de lo que es contar en vivo y directo las cosas. Señores!!! que habían pasado dos días!!!!

Seguí a mis cosas, siguieron los tuits desfasados de Sanidad… ni uno de Lola, por cierto, hasta que esta tarde he visto que se han cargado casi todos los tuits de Sanidad, han metido algunos de Lola, y anuncian las ruedas de prensa de Sota y de Marcano.

Seguirlas en directo sería lo lógico. Esperar a los teletipos, o a que lo cuelgue la web del Gobierno, un error.

Queda para la reflexión si estas cosas importan o no. Si crees en las redes sociales, desde luego que sí. Si mides el efecto de esta cadena de errores en los seguidores de @pgcantabria2011, mínimo, solo lo seguimos doce personas.

TAN CERCA, por Oscar Sin Nick

12 Jul

El otro día le leí un tweet muy descriptivo a una de las personas que sigo en Twitter. En unos pocos caracteres, como dictan los cánones twitteros, se resumía lo que había sido el Mundial (quedaba si no me equivoco la semifinal contra Alemania y la apoteosis de ayer)

@m_manero: Increíble evolución de los fenómenos sociales del Mundial: Avalancha, robo a Miguel Serrano, vuvuzelas, jabulani, doble pivote, pulpo Paul.

Es más o menos el resumen del Mundial fuera de lo futbolístico. Todo empezó con ese racismo larvado que tenemos la gente del primer mundo que no nos consideramos racistas, pero que miramos por encima del hombro a ‘esas pobres gentes de África’. Una avalancha en un partido amistoso, justo antes del Mundial, parecía conducirnos, ayudados por la prensa de todo el mundo, a una especie de despiporre verbenero y descontrolado, en el que íbamos a vivir continuos robos, tiroteos, fiebres, huracanes. ‘Estos africanos… ná, ya verás que desorganización”.

Luego vino el robo a unos periodistas, entre ellos uno español, de MARCA para más señas. ¿Qué más queríamos? Seguía el descontrol. ‘Igual tenemos que celebrar la segunda fase en el primer mundo, porque esto… ná, un desastre”.

¿Y qué decir de las vuvuzelas? A todos, me incluyo, nos sacaba de los nervios soportarlas durante el partido. Nuestros oídos, acostumbrados a las charangas, los atascos, los gritos, no podían soportar semejante atropello auditivo. Hasta había un estudio de una universidad (no sé si británica o americana) que decía que estos instrumentos del diablo afectaban nuestro sistema nervioso. Eso sí, estar con la orquesta no sé qué, tocando grandes éxitos hasta las tres de la mañana en la plazalpueblo, eso es una bendición.

¿El balón? Bueno, ahí tienes a la NASA advirtiéndonos de que a partir de 74 kilómetros por hora era incontrolable. Esto también era culpa de zulúes o los massai, que diseñan balones todos los días ¿verdad?

Suerte que antes de que acabara el Mundial, el primer mundo puedo ejercer como tal, ahí llegó ‘la del pulpo’. Mientras que estos pobres africanos hacen vudú y bailan alrededor de hogueras para honrar a sus espíritus, aquí, en el primer mundo somos gente seria, que para eso somos desarrollados y ellos no. Aquí, cuando queremos saber lo que va a pasar pedimos ración y media de pulpo con mejillones, y santas pascuas. El día que África descubra el pulpo, ojo que ese día nos vamos a enterar, los desarrollados, de lo que vale un peine.

Al final de este mes de pulpos y vuvuzelas, los periodistas desplazados a Sudáfrica, no sé si ablandados por la trayectoria de nuestra selección, o porque en vez de mirar a su alrededor, vieron, han cambiado un rato largo su análisis de lo que es Sudáfrica y África en general.

Donde antes había avalanchas y robos pude leer que a un aficionado (del primer mundo) se le quedó el coche de alquiler con las ventanillas bajadas y un grupo de lugareños (del tercer mundo) vigilaron el coche las dos horas  que duró el partido para que a nadie se le ocurriera meter mano a sus cosas.

Las crónicas hablan de una organización perfecta, de una gente maravillosa, de un país pujante, al que no hay que dar ahora la espalda, y de que… atracos, inseguridad y esas cosas te las encuentras en cualquier parte del mundo.

Si llegar a la final (y ganarla) nos ha permitido ver y entender mejor lo que nos rodea, comprender que se puede ser feliz con muy poco, o que Mandela solo podía ser sudafricano, pues entonces ha merecido la pena.

Dentro de unos días se nos olvidarán muchas de estas cosas, pero es un poco como la celebración que nos espera esta tarde, que nos quiten lo bailao.

EL MUNDIAL EN LA DISTANCIA (V), por Oscar Sin Nick

20 Jun

Ya no me acuerdo quién, porque internet es tal cúmulo de información en tan poco tiempo y por tantos canales que uno pierde la noción del tiempo, pero alguien destacó un artículo de El País sobre redes sociales, que me ha parecido interesante aunque tampoco cuente nada que no supiera anteriormente.

Alguna vez he hablado de esto. Yo no leo El País (nunca lo hice, ni siquiera cuando era plumilla), sin embargo tengo muchos amigos que sí lo hacen, y que a través de las redes sociales recomiendan esos artículos, y de esa forma yo me entero, y si me gusta, yo se los recomiendo a la gente que tengo agregada.

Realmente no deja de ser radio macuto, el boca a boca, solo que ahora, a través de los enlaces, aunque alguien interprete el artículo de otra manera y le cambie el titular en la recomendación, tú entras, lo lees, y o bien estás de acuerdo con el periodista, o bien con tu amigo, o bien con ninguno de los dos… En fin, que es una locura, bella y democrática. Información al instante para todo el mundo por todo el mundo de todo el mundo… menos de The Times.

Creo que ahí es donde empieza a flojear el modelo de pago. Para leer The Times tienes que estar suscrito, y si el que está suscrito lee algo interesante ¿lo puede rebotar? Pues posiblemente sí, aunque quizás no deba… Es un tema que no acabo de tener claro. Lo cierto es que es una forma de poner puertas al campo, algo que va en una dirección diametralmente opuesta a lo que es internet y en lo que se está convirtiendo.

Y llegamos al Mundial, o más bien seguimos. Ayer vi lo de Camerún y Dinamarca. Dicen que el mejor partido del Mundial, aunque a mí personalmente no me acabó de convencer. Camerún jugó sin criterio, sin último pase, aunque están sobrados de fuerza y calidad. Dinamarca, algo mejor, pero con clamorosos fallos en defensa y medio campo, que con un equipo solvente delante hubieran significado derrota segura. Al final, los africanos han sido los primeros en decir adiós.

Mientras Holanda, que no me acaba de convencer, ganó a Japón, que sigue creciendo, aunque el portero debería hacerse el hara-kiri después de la que lió ayer, metiendo padentro el tiro de Sneijder.

Hoy dudo que pueda ver a Brasil, ya que tengo overbooking femenino en casa, y me da que no va a colar, así que seguiré a ratos por internet cómo va la cosa. Seguirlo por Twitter es alucinante, aunque admito que esta red social no acaba de convencerme.

Tiene un montón de ventajas, pero me parece hostil, impersonal… hummm, no sé, a su lado Facebook es un balneario.

Creo que merece post aparte un día de estos.