Tag Archives: Telecabarga

NO HAY NADA COMO UN CONCURSO, por Oscar Sin Nick

6 May

Qué mejor medicina para revitalizar un sector que meterlo todo en el cubilete, agitar, y lanzar los dados (marcados eso sí) sobre el tapete.

Aunque todavía no es oficial, ya que el Gobierno no ha abierto la boca, alguien que conoce muy bien el paño, se ha lanzado a contarlo a sus cuatro vientos y tres lectores (me refiero a V.G.).

Voy a darlo por oficial porque total es un secreto a voces, y tenía muuuuuuchas ganas de escribir sobre el tema. Las licencias de TDT son una realidad. En términos generales, lo esperado, no hay gobierno autónomo que se salve, estos concursos suelen ser política y sectarismo, y en Cantabria no íbamos a ser menos.

De todas formas, hay cuestiones que dan un poco de asco, y no me refiero a que Aquí TV sea la gran triunfadora, ni tan siquiera a que Kiss se lleve otro de los bombones a concurso, que va, lo que me da vergüenza es lo de SETECISA.

Es un auténtico escándalo que el Gobierno de Cantabria le conceda una licencia a una empresa que ha echado a prácticamente toda la plantilla. Si mis datos no son erróneos, creo que se salvaron tres personas.

Argumentaciones como las de Martín Berriolope, en un reciente debate parlamentario, hablando de la vocación o no de permanencia de las empresas concursantes y aún en funcionamiento (SETECISA es cierto que no ha cerrado), se caen como un castillo de naipes. Se ha premiado a una empresa que ha destruido empleo, que se ha llevado por delante a la decana de las televisiones cántabras, que ha destrozado la vida de una generación de magníficos profesionales que andan por ahí buscándose la vida como pueden.

Pero la cosa no va mucho más allá. O quizás sí. Hoy he comido con dos buenos amigos (y muy bien informados) que me decían que no descarte especulación con las licencias concedidas, y movimientos orquestales para que el patético panorama dibujado con este concurso no lo conozca ni la madre que lo parió dentro de unos meses.

Telebahía y Popular Maríavisión (esta última merece un post aparte) se han llevado mucho más de lo esperado. Otra cosa son los merecimientos, que ahí sí que da la cosa para una tesis doctoral.

Por lo tanto, Aquí TV triunfa, demostrando lo fácil que es hacer negocios cuando se dispara con la pólvora del rey. Es de todas la que más futuro tiene, ya que pase lo que pase dentro de un año, las licencias ya las tienen, y eso es un activo de collons.

Kiss TV y Setecisa, veremos qué proyectos desarrollan. La primera es especialista en hacer como que hace con mínimo personal, y de la segunda ya he hablado bastante.

Telebahía se queda con Torrelavega y Castro Urdiales, lo que de entrada la saca de Santander (no en ONO, donde sigue emitiendo). Será cuestión de hacer números, dimensionarse y todas esas cosas, pero yo creo que se puede hacer un proyecto interesante, y además hay todavía tela que cortar.

Finalmente, Popular Maríavisión, se queda sólo en Torrelavega. También emiten en Santander (en ONO), pero me imagino que no era precisamente lo que esperaban.

De nada sirve rasgarse las vestiduras, ni volverse loco con las partes menos presentables de este concurso, y sí al menos esperar a que se vuelva a crear empleo, se cuente con los magníficos profesionales que hay en esta región, y que de una puñetera vez se haga televisión local de calidad.

Dejen a los profesionales hacer su trabajo (ya sé que no lo van a hacer, pero si no lo digo reviento).

AQUÍ PUEDES LEER LA CRÓNICA DEL TRIUNFADOR DE LA FERIA

ACTUALIZACIÓN: Neocantabria lo cuenta mucho mejor, así que os dejo el enlace para que leáis toda la información y publico un nuevo post con el reparto definitivo.

Año Cero, por Oscar Sin Nick

21 Jul

CTV

Ya valió de desconexión bloguera. Llevaba varios días con intención de ponerme a escribir algo sobre cómo veo el panorama mediático en la región, pero no acababa de encontrar el hilo argumentario, ni la inspiración, ni mucho menos las ganas para juntar cuatro frases. Desgraciadamente hoy tengo un motivo, no voy a decir que bueno, pero sí lo suficientemente significativo para que salga de mi parálisis ‘creativa’.

Desde que salí de Onda Cero, hace ahora casi un año, las cosas han cambiado significativamente en el ecosistema de los medios de comunicación de Cantabria. No sé si será cuestión de sostenibilidad pero ahora hay más sitio ya que hay menos actores implicados, el último en caer, Cantabria TV.

Lo primero que tengo que decir es que no me he enterado ni por una agencia de noticias, ni por un periódico de papel, ni por una radio, ni por una tele, ni tan siquiera por los mediocres diarios digitales (que aún a esta hora no se han hecho eco de la noticia). Ha sido Facebook, sí, a través de un comentario de un colega de profesión se encendieron las luces de alarma, y con el paso de las horas la noticia fue tomando forma, hasta que hoy, el DM y El Mundo (ALERTA no lo sé porque no lo compro en vacaciones), lo han publicado, dando así a la noticia marchamo de verdad para el público general, aunque mi ‘fuente’ tenía la solvencia suficiente como para que me ahorrara ir hasta el kiosko a comprobar que las cosas eran tal y como él las contaba.

No creo que enterarme por Facebook sea ni mejor ni peor, simplemente me parece un síntoma de lo rápido que está evolucionando todo, y esto es una muestra más.

En cuanto a cómo queda el sector audiovisual, es verdaderamente triste la polarización existente, lo que va a restar pluralidad, y sobre todo calidad a la oferta regional, pero no es menos cierto que ahora mismo, la dimensión es más acorde con lo que es una pequeña región como Cantabria.

Había muchas, demasiadas televisiones, y ahora, quitando TVE que es otro mundo para lo bueno y para lo malo, nos quedan la televisión de la Conferencia Episcopal, la del Gobierno, y la de la oposición. Suena crudo, pero a este punto hemos llegado, tras cerrar las tres que precisamente han jugado a dos aguas según soplara el viento. Ahora las trincheras están bien definidas, y se sabe de qué pie coje cada uno. Sin mariconadas.. Bueno, también está C8DM, pero aún no sé muy bien qué es lo que quieren hacer, y un buen amigo me insiste en que será la próxima. Espero que no, aunque al menos sea por mantener los empleos.

¿Era necesaria esta catarsis? Sí, pero no así. La televisión local ha estado siempre en crisis en Cantabria. Indefinición legal, malos gestores, nula apuesta por la calidad, plantillas mal definidas y peor pagadas, y siempre, una dependencia excesiva del dinero público. Se podrán añadir más ingredientes, y se podrán discutir los que yo he apuntado, pero quienes hemos trabajado en el sector audiovisual coincidimos en este análisis.

En Cantabria la historia de la televisión local es una suerte de tragicomedia, con un final muy previsible, y que le deja a uno el regusto amargo de la oportunidad perdida, la que de momento no han podido disfrutar muchas buenos profesionales de veintimuchos y treinta y tantos, que fuera de los despachos han sido quienes verdaderamente han intentando dar un poco de sentido al desatino continuado de quienes han engordado el culo calentando silla en un despacho que siempre les ha quedado grande, sin aportar nada más que mucha autoridad y nada de nada de todo lo demás.

No va a ocurrir, es una utopía, pero estoy convencido de que si los que ahora se ven en la calle se juntaran para hacer ellos mismos lo no les han dejado a hacer otros, la televisión local en Cantabria tendría algo más que ofrecer que bolos, partidos de Tercera y debates infumables. Ya digo que es una utopía, y que bastante tienen los veintitantos que se van a la calle con no hundirse animicamente, tomar un respiro, y seguir con sus vidas, pero me quedaré con las ganas de ver como un proyecto profesional, hecho por profesionales, es viable, posible, atractivo, y sobre todo enriquecedor para nuestra sociedad, algo que hasta ahora ha estado lejos de suceder.

Se dice se cuenta que con el panorama que tenemos ahora, el Gobierno igual se replantea el concurso de las teles digitales, ya que estaba pensado para que se pegaran siete, y ahora quedan cuatro. No sé si eso será así, pero desde luego, con el apagón analógico, igual consiguen que cierren todas, ya que aparte de ONO, no va a haber forma humana y sobre todo técnica de poderlas ver.

Metidos en la mediocridad que siempre ha definido la forma de gestionar el marco legal de los medios de comunicación audiovisuales, igual se consigue otra cosa peor, y es que se empiece a emitir en digital ‘en pruebas’ o dicho en cristiano, a lo pirata. Se dice se cuenta que no es tan difícil y que ya se está empezando a hacer. Yo como no tengo TDT no lo puedo confirmar, pero no me extrañaría lo más mínimo. Si vale para la radio por qué no va a valer para la televisión.

PA CHULO YO, por Oscar Sin Nick

22 Ene

obamabush2

Por más que leo el teletipo (bueno, y tras contrastar lo que ha pasado esta mañana) no acabo de entender el mosqueo de Víctor Gijón con la presidenta de la Asociación de la Prensa, o quizás sí, porque ahora que está subido en el machito que le proporciona el Gobierno con sus innumerables campañas publicitarias, le toca pegar un golpe en la mesa y eructar en voz alta: “ojito, que igual los demás están mal, pero yo, nado en la abundancia”.

Tiene bemoles la cosa. La pobre María de los Ángeles, que no se prodiga en esto de ejercer de presidenta de la Asociación, para un día que habla la meten a patadas en su despacho de la asociación, o en la redacción del DM, que para el caso patatas.

ESTO CUENTA GIJÓN, DESPUÉS, MIS REFLEXIONES…

 

 

La Asociación de la Prensa y el tremendismo

Lo malo de las generalizaciones es que suelen estar basadas en mentiras. La Asociación de la Prensa de Cantabria, por boca de su presidenta, María Ángeles Samperio, pide que se mire “con lupa” los Expedientes de Regulación de Empleo (EREs) que se presenten en el sector para evitar que la crisis se convierta en una “excusa para que las empresas recorten sus plantillas”.

Pero que se sepa hasta el momento ninguna empresa de comunicación de Cantabria ha presentado regulación de empleo (el ERE de TeleCabarga, hoyCantabria TV, fue anterior a la crisis). Si hay un medio de comunicación que ha cerrado, Localia, pero no se le cita en la información (se prefiere generalizar). Si en Localia se han producido despidos, algo que no costa en esta redacción, que se diga por la presidenta de los periodistas, acotando las responsabilidades y que cada palo aguante su vela.

Todo menos hacer tremendismo. Se refirió Samperio a la situación de los medios de comunicación cántabros y explicó que la Asociación está realizando visitas a los mismos para “saber la realidad”, en una ronda que ha comenzado con los periódicos y finalizará con las emisoras de televisión, “las que peor están”. No está claro si va a visitar las que peor están, que entonces debería identificar, o si son las televisiones locales las que están peor que el resto de los medios de comunicación, lo cual, al menos en lo que toca a la editora de Cantabria Confidencial, que cuenta, también, con una televisión local, Aquí TV, y una radio en pruebas, Aquí FM, es rotundamente falso.

Para quienes le interese, y espero que la Asociación de la Prensa este entre ellos, el Grupo Digital 2006, S. L., que edita Cantabria Confidencial y es propietario de la cadena Local Aquí TV y de la radio en pruebas Aquí FM, cuenta con una plantilla formada por 17 profesionales, entre periodistas y técnicos, cinco de ellos contratados en los últimos tres meses. Habrá televisiones que vayan mal, y también radios y periódicos, pero otros, y no sólo nosotros, seguro que están, estamos, dispuestos a aguantar la crisis sin recurrir a lo más sencillo para ahorrar costes: despedir trabajadores. Por cierto, la presidenta de la Asociación de la Prensa está invitada a visitarnos cuando quiera, mejor hoy que mañana, y esperamos que luego explique públicamente cual es la situación laboral de nuestro grupo editorial.

 

 

 HASTA AQUÍ, AHORA SIGO YO.

¿Cómo no va a presumir de lo estupéndamente que le van las cosas? En un país civilizado, tendría su radio ilegal cerrada, porque aunque él la denomine “en pruebas”, la traducción al castellano actual es “ilegal hasta que con una licencia me la legalicen”. La tele, alegal, como todas, pero viento en popa, a golpe de talonario público, ya que no hay campaña del Gobierno (quien sabe, igual hay una que se le escapa) que no se pase una y otra vez, hasta la saciedad, por su televisión local, que en analógico no se ve (en algún café con compañeros de profesión la coña es que su tele no se ve ni AQUÍ NI ALLÍ), aunque en TDT se verá de fábula, ya que la licencia es tuya Víctor, lo sabemos Lola, tú y yo… y el resto de los mortales.

De la buena salud de su plantilla doy fe, ya que tengo buen@s amig@s que desde el primer día me han hablado maravillas de las condiciones de trabajo. Algo que no se estila en las televisiones porque, efectivamente, tal y como denuncia mi presidenta, son las que peor están.

Razones: a diferencia del resto de medios, las matrices de las empresas están aquí y no en Madrid (y eso se nota), los costes de la televisión son mucho mayores, sobre todo si quieres ofrecer un mínimo de calidad. A diferencia de los periódicos, agencias y radios han sido las últimas en llegar, las más inseguras jurídicamente y donde en términos generales la gestión y el módelo aplicado han dejado mucho que desear. Los paganos, los de siempre, los tontitos del micrófono y la cámara.

De todas maneras, su gente, mientras estén los que gobiernan ahora, no tienen de qué preocuparse. Tiene razones para presumir y sacar pecho, pero hacerlo el día antes de irnos a cenar todos juntitos, en un año tan complicado, está muy feo Víctor. Además, me vas a acomplejar a María de los Ángeles y el año próximo no va a ni a dar a conocer el menú de la cena. Cuando tenga un confidencial molón te lo adelanto en plan primicia.

P.D.: Me dicen me cuentan que ya ha habido despidos en Localia. Compruébalo por mí, que estoy muy perezoso.