Tag Archives: RTVE

¿MEDIOS? DE ¿COMUNICACIÓN? ¿SOCIAL? por Oscar Sin Nick

29 May

¿Cómo están usteeeeedeeeeees? Me imagino que bastante desinformados, acojonados con la que se nos viene encima, y esperando (los que estáis en Cantabria) que estos tímidos rayos de sol que asoman entre nubes sean algo más que un vago recuerdo de días no tan lejanos en los que algunos nos pusimos como ‘titos’.

De todas formas, si alguno de los miles de lectores que han empezado a leer este post esperan que yo les informe, o les alivie la que se nos viene encima, o que más aún, me las vea con la atmósfera para dejar un anticiclón sobre nuestras cabezas, paren de leer aquí mismo. Hasta ahí no llego.

Estaba yo trasteando con Twitter, red social a la que me estoy enganchando cada vez más, y a la que empiezo a dedicar casi tanto tiempo como a Facebook, cuando sufrí un ataque de Antonio Mora y su Radio Rabel. Tropecientas noticias colapsaron la pantalla, y claro, ante tal volumen de información… me fui.

Y como hace tiempo que no escribo sobre lo que se cuece por estos lares, pues hala, que manimao a escribir un post, y con el rollo que llevo ya, tiene pinta de acabar siendo un peasopost.

El título, medios de comunicación social. Que chulo queda ponerse esa etiqueta. Medios de comunicación social, y va uno y piensa en una tele, en una radio o en un periódico de papel. Una colleja más tarde se acuerdo de internet, y tras un café de las redes sociales.

Hoy en día, en Cantabria, la conformación de medios de comunicación social es de lo más barroca, y hasta quien parece que lleva el liderazgo en números, se deja cosas en el tintero.

Tenemos tres periódicos de papel. Uno (DM) es además web multimedia, otro (ALERTA) tiene una especie de web superkitsch para formato PDF, y finalmente el último en llegar (EL MUNDO) sigue sin dar el paso a la red de redes. De redes sociales, el primero las ha incorporado a su portal web, aunque yo no he llegado a entender muy bien las ventajas o la diferencia que hay entre estar o no estar, aparte de que de vez en cuando sufres invasiones de titulares. Sí es cierto, que agregando en facebook como amigo al DM te llegan también invitaciones a eventos (no es que te den la entrada, es que te dicen que puedes ir, cuestión de matices).

Radios. Aquí voy a obviar a las ilegales, así que no hablaré de la radio ilegal de Víctor Gijón. La SER ha metido ya programas en Facebook, desconozco si también lo hacen en twitter (hablo a nivel regional), y tampoco sé si tienen web propia, antes cuando eran asociados sí que lo tenían.

Cope tiene un espacio en la web nacional, y a partir de ahí cuelgan encuestas, artículos de opinión, y audios. No está mal. Nada en redes sociales, al menos a nivel regional.

Onda Cero, pobre espacio en la web nacional, y nada en redes sociales. Me entero de lo que hacen porque siempre les llevo puestos en el coche y en casa… pero se lo tienen que mirar.

Radio Nacional. Pues oye, para algo es nacional, es decir, a nivel regional radio y punto, y a nivel nacional tienen de todo. Vamos, parecidas virtudes y defectos que Onda Cero, aunque en este caso, como no los sintonizo (la cabra tira al monte) pues no sé qué tal les va la vida.

Radio Rabel. Ya he dicho alguna vez en este blog que son quienes más fuerte han apostado por las redes sociales, al menos es lo que me parece a mí. Su web me sigue pareciendo un caos, y sé que el lunes cuando me vea Mora me explicará mil historias de su gestor, lo mucho que le paran por la calle, la historia de Radio Nervión… etc etc. Muchos días sé más de su radio, que no sintonizo nunca, que de otras. No insisto más.

Televisiones: A punto de ser legales al 100%, las tres que quedan, aparte de TVE, tienen también diferentes formas de mostrarse.

La de Víctor Gijón tiene una web bastante apañada, con fallos que no le voy a decir por lo que él y yo sabemos. Desconozco si están en las redes sociales, porque tampoco me interesa demasiado, aunque si les encuentro intentaré hacerme amiguito para espiarles.

Telebahía tiene una web que promete, pero que le falta mucho desarrollo. Sugerencia, en las ventanas de los programas podían meter el último emitido. Sé que lleva tiempo, pero es que para mantener una web viva hay que meter horas. La emisión en directo funciona muy bien. Están en Facebook, y por supuesto, les tengo agregados como amigos. Que nadie olvide que hace diez años, por estas fechas, el que esto escribe presentaba allí los informativos. Como pasa el tiempo sniff sniff…

Popular TV: Nada.

TVE: Muy cómoda la web para ver informativos atrasados. Redes sociales rien de rien.

Digitales: Que nadie se asuste, que acabo rápido. En términos generales, excepto Santander Ciudad Viva y El Emporio Mora, el resto no tienen presencia en las redes sociales. Si los leo es por masoquismo en la mayor parte de los casos.

En definitiva, mi consumo de información que ha crecido mogochon con el uso de las redes sociales, está cambiando mis hábitos. A no ser que algo me guste mucho mucho (Carlos Alsina) cada vez tengo más pereza de ir a buscarlo, ya que tengo herramientas que me permiten estar perfectamente informado y ahorrarme mucho tiempo que antes empleaba en esperar a que el programa empezara, a que acabara la publicidad o a ir al día siguiente a comprar el periódico al kiosko.

Hablo de mí, claro está. Seguro que hay gente que no sabe de lo que estoy hablando (ni le importa), pero tras semejante rollo tiene mérito haber llegado hasta aquí.

Venga, lo dejo ya.

En serio.

Finito.

Hasta otra.

Pero prometo volver.

 

 

Anuncios

¿QUÉ MODELO?, por Oscar Sin Nick

12 Nov

telebasura

Menuda se está montando por la designación del nuevo gran jefe RTVE. Que si menudo viejales, que si no sabe nada de televisión en particular ni de medios en general, que si no había nadie peor… Bueno, la cosa es que no entra con muy buen pie este hombre, aunque no será porque por una vez PSOE y PP se han puesto de acuerdo en algo.

De todas formas, me ha llamado poderosamente la atención lo que dicen algunos compañeros de profesión en las tertulias, poniendo en duda la viabilidad futura de RTVE, que sin publicidad se va a hundir, y que claro, como ahora no pueden comprar más eventos deportivos, vaya tela.

Pues es precisamente ahí donde quería llegar. Estoy convencido de que el futuro de RTVE no solo invita al optimismo sino que además puede servir para mejorar la bazofia que se hace hoy en día en las privadas. Igual han llamado al señor Oliart para recuperar las viejas esencias, para recordar de donde venimos.

Yo no espero una televisión pública que haga corazón, ni que haga operación triunfo, ni que financie cine (que lo haga el Ministerio), ni que se pegue por derechos de retransmisión de grandes acontecimientos. ‘Ha dejado de ser la televisión de referencia en los grandes acontecimientos’, pues vaya problema.

TVE puede aspirar a ser la televisión de 59 segundos a las 22:00 sin publicidad, o la de Días de Cine, a las 20:00, la de las grandes películas antes de las dos de la mañana, sin publicidad, la de los debates que importan, las entrevistas que interesan, unos buenos informativos (ahí sí que hay que gastarse la pasta y no en Champions), la de los grandes reportajes, los grandes documentales.

Que sea una tele de contenidos, dirigida al gran público pero sin el agobio de las audiencias. Si Telecinco sube con la bazofia habitual, no pasa nada porque TVE baje, si el público que tiene se encuentra contenidos de calidad, y no de cantidad de share.

Es muy posible que un futuro inmediato sin publicidad dé vértigo, pero creo que si se enfoca el tiro adecuadamente, ‘el share no es cosa mía’, podrán experimentar y vivir sin agobios.

Una buena tele sin publicidad es posible. Para hacer bazofia patrocinada ya está el pelotón de las privadas, que además viven al borde del suicidio share mediante.

AIRE FRESCO, por Oscar Sin Nick

13 Mar

congreso1

No, no voy a hablar de Del Olmo, ya que aquí hablo de política lo justo, y menos si hace falta. Además, a mí lo del ya ex-consejero me ha cogido de viaje.

He  estado en Huesca, lugar al que si no fuera por un congreso de periodismo digital, no tenía pensado ir en los próximo quince años, por lo menos. Mis nuevos jefes han tenido a bien enviarme a este congreso, que ha contado con las primeras figuras del periodismo 1.0 y 2.0, con una guinda esta mañana, un cara a cara (de buen rollo constructivo) entre Soraya Sáenz de Santamaría y Leire Pajín, con la periodista Ana Pastor (la de 59 segundos) de moderadora. Un lujo.

Dudo entre escribir varios posts sobre los aspectos más destacables del congreso, o directamente abrir un blog nuevo dedicado en exclusiva a ello. Posiblemente, visto lo vago que estoy últimamente, me decida por la primera opción, así reanimamos un poco a este blog que a veces parece arrancar y otras se me duerme en los laureles.

Este congreso, que ha estado muy bien para los muchos estudiantes que han asistido, y para los profesionales que nos hemos mezclado entre la “muchachada”, debería ser de obligada asistencia para los parados, en especial para los recién parados. Me he acordado mucho este día y medio de una excelente profesional y mejor persona que ha perdido (se lo han quitado) su trabajo. De esta gente se ha hablado mucho, pero más aún de quienes son responsables de haber llevado a nuestro sector y a la profesión hacia el abismo.

Hace quince años (como pasa el tiempo, me estoy haciendo viejo, joder!!!) cuando intentaba sacar dignamente la licenciatura, nos presentaban una y otra vez un panorama oscuro de la profesión. Los profesores solían elegir el principio de curso para desanimarte, para decirte que eramos muchos, cada vez más, que las empresas nos iban a explotar, pagar poco y exprimirnos… pero poco más. Como mucho se apostaba en aquel entonces por la especialización.

¿Especialización? Depende de qué y para qué, de medicina hablan mejor que yo los médicos, y de economía… bueno de eso no habla nadie bien, y cuando se hace siempre es a toro pasado, “si ya lo decía yo”. No era un panorama claro. Ni siquiera las prácticas estaban estructuradas y remuneradas, era todo un caos organizado por editores sin escrúpulos y con la sartén por el mango.

¿Qué pasa hoy? No es algo que se pueda resumir en una frase, un párrafo o un post, pero sí hay una idea que hay que empezar a meterse bien en la cabeza: esto está cambiando gracias a internet, y hay oportunidades ahí fuera esperándonos, a nosotros, no a los editores (bastante tienen con cuadrar las cifras echando gente). Si puedes ser tu jefe o tu editor, para qué vas a mandar un currículum. Además, si triunfas, llamarán a tu puerta.

Me gustaría tener diez años menos, cuestiones biológicas aparte, porque hoy en día, con un caos mayor que hace quince años, las cosas están cambiando muy rápido y las fórmulas de éxito no exigen ni mucho dinero, ni mucho personal, ni muchos medios tecnológicos. Lo que va a mover la rueda de nuestra profesión y de gran parte del sector de los medios de comunicación es el TALENTO. De ello voy a hablar en los próximos días, tranquilamente, haciendo una digestión lenta pero placentera de las muchas cosas que he visto y he oído.

Me merezco varios capones de todas formas: no tengo fotos, ni llevé portátil, ni he informado en vivo y en directo del desarrollo del congreso… Es lo mínimo que se le podría a exigir a un blogger que se precia de tener un poco de experiencia en estas cosas.

La vida es como una caja de bombones.

PLAN DE RESCATE AUDIOVISUAL, por Oscar Sin Nick

10 Dic

tele_edited

La noticia no es nueva, ya que la nueva Ley Audiovisual es un asunto que tiene tanto tiempo de retraso a sus espaldas que huele a rancio. En plena orgía de recortes publicitarios = recortes de beneficios = hay que echar a mileuristas a la de ya, parece que el Gobierno va a entrar en razón y acabará haciendo de RTVE algo más parecido a un servicio público y no como ahora, que compite como las demás, con el único matiz de que dispara con polvora del Rey, perdón, de sus súbditos.

El objetivo es llevar a la televisión pública al irrelevante papel de la PSB norteamericana, muy pública ella, pero irrelevante en términos de opinión… pública. ¿Es este el objetivo que persiguen desde la UTECA? Bueno, lo visten así de bonito pero en el fondo, lo que está en juego es la tarta publicitaria, pura y dura.

Tuve un tío, ya fallecido, que también fue profesional de esto de los medios de comunicación, y que en una de las charlas que tuvimos sobre la materia, me dijo que me grabara a sangre y fuego un principio que puede parecer perogrullo pero que a veces parece ser olvidado por quienes montan un chiringuito de comunicar “la tarta publicitaria es la que es, y cualquier actor nuevo va a quitar a los demás, ya que la tarta no crece“.

No sólo no crece, es que además ahora está quedándose en migajas, mantiene el tamaño, pero los trozos de pepperoni (el mondongo financiero) son pequeñitos. Quienes están dentro del mundo de la publicidad a nivel local hablan de un 2009 catastrófico, en el que el guarismo del 30% (de menos) parece el entorno en el que se va a mover todo. Quizás sirva de paso para darle un poco más de sentido a la forma de invertir publicidad, ya que a veces uno no puede entender como se invierten cantidades astronómicas en espacios que… nadie ve.

Esto nos llevaría a hablar del Gobierno Regional y de su sectarismo a la hora de financiar medios afines y mantener a cero a otros que no le bailan el agua. Sólo un ejemplo: en Cantabria hay tres periódicos, dos están auditados por la OJD, mientras que el tercero hace tiempo que no lo está. Curiosamente, el Gobierno solo mete su dinero en uno de los auditados (el más leído)… y en el periódico que no está auditado (es decir, que nadie sabe si se lee mucho, poco… o nada). No hace falta que de nombres.

Pero volvamos a la tarta menguante. Hay menos publicidad, menos dinero a repartir… y claro, decirle esto a los jerifaltes de las televisiones, que se han llenado los bolsillos hasta los topes en estos años de ladrillovisión, es como hablarles en chino. Así que algo hay que hacer para que no echen a todo el que se mueva (que de todas formas ya han empezado a hacerlo, hasta Picazo y su equipo ha caído). Quitando un uno por ciento de publi en 2009 a la tele pública y otro tanto en 2010, las cuentas empezarán a cuadrar un poco mejor.

A ello le seguirá la lógica pérdida de poder adquisitivo del ente público, que aunque anda metido en gastos últimamente, no podrá contar con esos ingresos publicitarios que se repartirán las privadas. Menos contenidos caros es igual a menos audiencia para ellos… y más para los demás, que desde que Cuatro está en abierto y La Sexta se ha unido al cotarro, han visto como desaparecían los 22,21,20, e incluso los 19 de media, pegándose los grandes por un 18 por ciento de share (general), que tampoco está nada mal.

No será la panacea, y seguro que RTVE todavía dará muchas tardes de gloria a los críticos más corrosivos con su gestión del dinero público, pero parece, eso al menos se atisba en el horizonte, que a partir del próximo año, ya nada será igual entre pública y privadas. Una pena que las autonómicas no vayan a tomar de momento esa senda y prefieran seguir dilapidando dinero público sin rigor presupuestario alguno.

Aquí, en Cantabria, no hay autonómica. Aquí hay… AQUÍ.

LA TIJERA, por Oscar Sin Nick

27 Nov

crashRecortes y recortes, y más recortes. En tiempos de crisis la información también sufre los rigores presupuestarios. Leo por los confidenciales desde hace varias semanas que los medios han sacado la tijera y empiezan a plantearse todo tipo de recortes, entre ellos los peores, es decir, los despidos.

Un periodista en tiempos de crisis se siente cornudo, apaleado, y desde luego pone la cama. Y es que tan acostumbrados a la estrechez en tiempos de bonanza, cuando el jefe entra por la puerta con gesto trascendente, como de que te va a contar una cosa supersupersuper-importante, y te suelta “estamos en tiempos de crisis… así que hay que apretarse el cinturón” lo que te aprietas es la mandíbula para no descojonarte de risa, por no llorar, eso sí.

Conozco alguna empresa, a la que no voy a citar aquí porque no me apetece, que hace años suprimió las cestas y las cenas de Navidad. Hablamos de la época de las vacas gordas, donde los beneficios subían como la espuma, con grandes prebendas para sus directivos, a punto de reventar de tanto meterse primas por beneficios. ¿Y ahora? ¿Ahora van a quitar ustedes las cestas que no hay o las cenas que no se organizan?

¿De dónde piensan recortar ahora las empresas? Posiblemente mientras despidan a dos plumillas, les alquilen sus brazos y piernas, o quizás solo los brazos, para implantárselos a los “afortunados”, que por el mismo precio harán el triple de trabajo. Además, está la “maldita” tecnología, siempre innovando, y sobre todo, haciéndo que aquello que te llevaba dos horas te lleve media… con lo que puedes hacer cuatro cosas más… aaaahhhh!!! Es para volverse loco.

En definitiva, son malos tiempos para buscar un curro, para mantenerlo y para que te echen, ya que el abaratamiento de los despidos es inminente (hay que reactivar la economía, dicen).

Lo mejor, tener 52 años y estar en RTVE. Que se lo digan a una buena amiga mía que se pre-jubila el 31 de diciembre, y a la que por cierto, echaré de menos. Agueda, eres divina.

P.D.: Si acabas de licenciarte ya es demasiado tarde. Si aún no sabes si estudiar o no esta carrera lee el siguiente artículo para que veas como anda el patio. PINCHA AQUÍ.