Tag Archives: PRISA

OTRO PASO ATRÁS, por Oscar Sin Nick

27 Ene

El grupo PRISA sigue su particular via crucis, que en roman paladino es básicamente poniendo a una parte muy significativa de su plantilla mirando hacia las colas del INEM, con el fin de ajustar balances, productividad, viabilidad… y todos esos términos que tanto rechinan cuando de lo que se trata al final es de reducir la calidad de tu producto, la información. Casi nada.

No me voy a repetir porque el día que cerraron CNN+ expuse una serie de reflexiones que son válidas para la que parece la siguiente en el punto de mira de los nuevos gestores de PRISA, la SER.

Hasta ahora, y con permiso de RNE, la SER ha sido un ejemplo para el resto de los profesionales de la radio en lo que a medios se refiere. El ideal era la SER, y el resto manteníamos la esperanza de que cuando esos balances y ebitdas cuadraran un poco mejor, nos ampliarían franjas horarias, personal…

No seamos simples, no estoy hablando de línea editorial, que ahí desde luego discrepo bastante, hablo de medios para hacer información de calidad.

Hecha esta aclaración…  ‘pues va a ser que no’.

Resulta que lo que le espera a la SER es pasar a engrosar el pelotón de la mediocridad y los números negros negros. Si aplican el modelo que me imagino que van a aplicar, y que me es muy familiar, mantendrán una buena parrilla nacional, con sus sinergias y tal (otro proceso que tiene su aquel) pero en provincias… que se preparen.

Espero equivocarme, pero todo lo que he leído últimamente apunta a que la radio privada en este país va a ser definitivamente un monumento a la economía de medios, en donde muchas voces se silenciarán, sobre todo aquellas más minoritarias, que quedarán al albur de la parrilla, también recortada y reducida de RNE.

Fue bonito y bueno mientras duró.

ES QUE NO VENDE, por Oscar Sin Nick

29 Dic


Es que es caro, es que es inviable, es que…

Es la larga retahíla que desgranan los expertos en economía y grandes ERE´s de la humanidad para justificar que se cierre CNN+ y que a cambio tengamos Telemierda non-stop, en el mismo canal.

Antes de entrar en otras lindezas, me parece una falta de respeto. Es decir, en vez de convertirlo en un contenedor de series repetidas, pelis superpirateadas, o humol-amalillo, los inventores de la Telemierda han querido dejar bien claro qué es lo que importa. Cambiamos licenciados por vagos, ética profesional por miseria intelectual, calidad por mierda. Enésima bofetada en el mismo carrillo, el nuestro.

Y ahora la rentabilidad. Resulta que los economicistas han puesto una muesca más en esa corriente de pensamiento, en franco declive afortunadamente, que defiende aquello de que los informativos son muy caros y que es mejor vender tacos, mentiras y karmeles.

Una de las pocas cosas que me quedó clara tras mi paso por la universidad, fue que medios de comunicación y pelotazos no casan, por mucho que la realidad nos diga otra cosa. Bueno, lo que nos dice es que se profundiza en un modelo imposible, y los que pierden siempre, y siempre por este orden son, la información, el espectador, y finalmente el currito mal pagado, mal considerado y a la calle.

Un medio de comunicación no está concebido para ganar dinero fácil, ni para escatimar recursos, ya que la información se resiente SIEMPRE que recortamos un horario, no pagamos una hora extra, o le reducimos media jornada a un redactor.

La información, los servicios informativos, y los profesionales que lo componen, son, deberían ser, un LUJO… necesario de todo medio de comunicación que tenga intención de INFLUIR, que para eso están los medios de comunicación, no para ganar dinero a espuertas.

Asumir esto es fundamental para meterse en la aventura de invertir en en medio de comunicación. La rentabilidad será a muy largo plazo, y el día que llegue en forma de prestigio, ese día, ganará ese medio de comunicación, que podrá pedir más dinero por inserción publicitaria, pero ganarán, por este orden, la información, el espectador, y finalmente el currito, pagado (algo más), considerado (dentro y fuera), y quizás ampliemos plantilla para seguir mejorando.

Lo demás, Telemierda.

P.D.: Suerte a los compañeros de CNN+. Saldréis adelante.

EL PAÍS O SIMPLEMENTE… PAÍS!!!, COPIOPEGADO DE PRNOTICIAS

26 Feb

 

Primero os dejo lo que publica http://www.prnoticias.com sobre el caso de uno de mis jefes supremos, y después, voy con la reflexión:

González Pons respira tranquilo. Durante el día de ayer el Secretario de Comunicación del PP fue acusado e indultado por obra y gracia de las filtraciones o ‘invenciones’ del sumario. El caso es que por la mañana elpais.com implicaba a Pons en el ‘caso Gürtel’ y por la noche Pons agradecía el apoyo de sus cercanos en Facebook. La Red, beneficios y problemas. Todo en uno.

Los decía el propio Iñaki Gabilondo la noche de ayer: ‘los medios serios han dejado de serlo, intentando ganarle a la velocidad de Internet’. Aunque Iñaki se equivocaba al comparar estos errores con los medios de Internet. La culpa no la tiene el soporte Iñaki, sino quien le utiliza.

Y es que El País, en su carrera frenética por competir con los medios digitales y con sus propios competidores tradicionales ahora también en Internet, ha entrado en una dinámica peligrosa. Lo vimos cuando hace un par de semanas comenzó a publicar en elpais.com a última hora de la tarde su tema principal de la portada impresa del día siguiente. No obstante, ayer no esperó a última hora de la tarde. Implicó a Pons en el caso Gürtel sin tener más pruebas que su intuición.

Y Pons no estaba implicado y Garzón lo desmintió a media tarde y El País, en teoría el medio de referencia en España, quedó en evidencia. Y Pons de momento calla, aunque paradójicamente ha utilizado a Internet para agradecer las muestras de apoyo.

Lo hizo con una escueta frase en Facebook ‘Gracias a tod@s los que no habéis dudado de mí antes de que Garzón desmintiera de que se me esté investigando. Esta no es la democracia que merecemos’. A estas alturas de la mañana González Pons tiene casi 3.500 amigos en esta plataforma. Ya vemos que Internet sirve para todo. Para lo bueno y para lo malo. Depende de cómo se use… Una frase que no por obvia es menos cierta.

 

HASTA AQUÍ LO PUBLICADO POR PRNOTICIAS:

En estos momentos, hay otra gente que parece más cerca de la implicación “en algo” ya que Garzón no ha salido a desmentir a nadie más, por eso posiblemente lo de González Pons vaya a quedar al final como una anécdota en la lista de meteduras de pata del grupo PRISA: 

-Acebes será el sucesor de Aznar

-Había un terrorista suicida en uno de los trenes el 11-M

-Y ahora, González Pons ha sido acusado de algo por alguien.

En fin, que comparto la reflexión de PR sobre los nervios que corroen a los medios tradicionales para posicionarse en INTERNET, no sólo a El País, lo que una vez más aleja a los nuevos lectores de lo de toda la vida, para acercarles a otros formatos y soportes en los que la información sigue pareciendo más libre e independiente.

A ver si pasan las elecciones vascas y gallegas y se tranquiliza todo el mundo.

pons

 

 

Los grandes grupos de comunicación llegan heridos al 2009. FUENTE: elconfidencial.com

7 Ene

publicidad

Despidos en las redacciones, venta de las sedes a bancos o fondos inmobiliarios, reducción de páginas, cierre de suplementos… hasta The New York Times se ha visto obligado a poner publicidad en su portada, algo que no había hecho en su historia. La cosa pinta mal para todos, pero sobre todo para la prensa. Se dice que todos los imperios caen. ¿Caerá también el de los periódicos?

Los diarios han crecido de tal forma a base de talonario que, ya en el pasado 2008, tenían a su alrededor un anillo de asteroides formado por radios, medios locales, televisiones… Y esa gran pluralidad que caracterizó a los medios de comunicación ha pasado a ser un mercado en el que cuatro o cinco monstruos empresariales y editoriales aglomeran la totalidad de la producción de información: Prisa, Unedisa, Vocento, Planeta, Zeta… Lógicamente, estos grandes grupos están teniendo múltiples problemas para digerir la vorágine de gastos y compras en los que han incurrido. El 2009 será su gran prueba de fuego.

 La crisis financiera y económica mundial ha coincidido en el tiempo con un momento de metamorfosis en los medios de comunicación. En EE UU ambos procesos han sido mucho más demoledores que en España, pero aquí además han coincidido con el primer pinchazo de la burbuja inmobiliaria, que ha afectado indirectamente a muchos medios locales controlados por promotores y constructores. Entre esos periódicos afectados, destacanEl Mundo de Almería y La Gaceta de Canarias, donde los empresarios dirigentes han cerrado las cabeceras al verse desbordados por sus deudas inmobiliarias, lo que ha supuesto el desempleo de cerca de un centenar de personas.

Ahora, con dos frentes abiertos, el de la disminución de ingresos por publicidad y el de la guerra interna que clama por el cambio y la adaptación justa y real de la prensa a la red, los grandes grupos se han visto obligados a soltar amarre y a deshacerse de muchas de sus cabeceras e incluso televisiones.

Más de 1.000 puestos de trabajo perdidos en 2008

Este año que acaba de terminar ha supuesto el fin para varios medios: Localia TV, Segundamano, las revistasLa Clave, Teleindiscreta o Ragazza. En cuanto a las cifras, el Grupo Zeta presentó ante los sindicatos un plan para terminar su relación contractual con 531 de sus trabajadores, una cifra que supone el 25% de su plantilla. Como ellos, 59 profesionales dejaron La Gaceta de los Negocios, 62 se fueron de El País, 28 de La Vanguardia, 20 de Libertad Digital TV… y les siguen los más de 300 periodistas de los anteriores medios citados que han parado las máquinas por la crisis, de entre ellos, destaca el número de despidos del grupo al que perteneceSegundamano, Schibsted.

Además, habría que sumar la crisis de los diarios gratuitos, que aportan conjuntamente una cifra total de despidos que se acerca a la centena, que es el total de los redactores y colaboradores que han dejado o dejarán de escribir en ADN, 20 Minutos, Qué! y Metro.

Cuando la Asociación de la Prensa de Madrid presentaba su informe anual de la profesión periodística el pasado mes de diciembre, su presidente, Fernando González Urbaneja, vaticinó un año 2009 peor que el anterior. Para entonces el periodista preveía una “catástrofe” que superaría los 3.000 despidos en las empresas de comunicación.

 Dados los resultados, muchos son los ojos que buscan las causas de la situación y sus posibles responsables. Para algunos, esa independencia sostenible estructurada en una balanza de dos brazos iguales, formados por publicidad y ventas, se ha perdido. El hecho de haber condicionado las plantillas, la estructura y el modelo de negocio de los medios, a un aumento en los ingresos publicitarios era algo que tarde o temprano tenía que caerse. Un modelo que ha minado más que a nadie a los gratuitos, ya que construyeron su balanza sobre un único brazo de ingresos.

¿Qué ocurre con la red?

Otro problema acucia a la prensa: la adaptación y posicionamiento ante la llegada de Internet. Actualmente existen dos tipos de periodistas que escriben: los que lo hacen en papel y los que lo hacen en la red. Entre ellos existen, a priori, escasas diferencias metodológicas, pero en realidad les separa un abismo de prestigio e ingresos por publicidad.

La prensa escrita absorbe a más del 30% de los periodistas que ejercen la profesión, mientras que los que trabajan en Internet no superan el 5%, según los datos extraídos del informe anual de la Profesión Periodística.Estos números, según los expertos, tenderán a equipararse poco a poco mientras lo hagan los ingresos por publicidad en ambos soportes y el dinero posibilite un acercamiento real del papel a la red.

Esto facilitará un cambio en el modelo actual, que desde hace unos años plantea las webs como meras páginas donde volcar, a veces de forma incompleta, los textos que se publican en el papel. El cambio, producido por la inmediatez y el auge de internautas, ha posibilitado el crecimiento de los medios online y que han convertido a su vez a los periódicos en páginas llenas de noticias que llegan tarde.

Son muchas las voces que creen que los medios impresos requieren una remodelación interna, aunque el proceso no acaba más que de empezar en EE UU, donde algunos medios optaron por pasarse a ser gratuitos, otros colocaron más publicidad y otros simplemente cerraron y se mudaron a Internet Quizá el modelo perfecto que funcione aún se haga esperar. Mientras, las deudas que afloran, la publicidad cae y los lectores se mueven, pero los medios en España apenas cambian. ¿Son necesarios los periodistas? Se preguntaba la directora deElpaís.com, Lydia Aguirre, hace exactamente un año. Ahora la pregunta que parece surgir es otra. ¿Son necesarios los periódicos?

SER MULTIMEDIA Y NO MORIR EN EL INTENTO, por Oscar Sin Nick

30 Nov

multimedia

Los rumores afloran respecto al futuro de Canal 8 DM, la tele del Diario, que parece que no cierra… pero tampoco va a seguir siendo exáctamente como la conocemos. Parece que el esfuerzo se va a centrar en convertirla en una referencia en la web del periódico, como apoyo a los contenidos en fotografía, texto, y las retransmisiones en directo de Punto Radio.

A los grandes grupos de comunicación les está costando Dios y ayuda (y una buena pasta) encontrar la fórmula que les permita colocar adecuadamente las piezas de sus entramados multimedia. Hace dos días como quien dice, PRISA, PLANETA, VOCENTO, UNIDAD EDITORIAL… por citar los principales, se encontraron con que tras varias absorciones y compras tenían televisiones, radios y periódicos, funcionando cada una a su aire, pero dentro del mismo paraguas.

Aquí en Cantabria el fenómeno tampoco es ajeno, ya que VOCENTO y PRISA (antes Propulsora Montañesa), han reflejado en nuestro microcosmos los vicios y virtudes del sistema, al que Internet, una vez más, parece que va dando algo de sentido. Las empresas empiezan a ver que el modelo tiene sentido (control de costes y sinergias), concentrando esfuerzos en la red, donde estoy convencido que está el futuro (que es ya presente).

Aún recuerdo cuando abrió Localia. Generó grandes expectativas, adecentó el panorama audiovisual cántabro, y se atrevió a hacer cosas nuevas, más y mejor que los demás. Sin embargo, compartir casa común con la radio (Radio Santander-SER), provocaba que no se supiera muy bien si mandar a un redactor de cada medio, poner en el micrófono el capuchón de la tele y el cubilete de la radio (o al revés), llevar a un periodista de la radio con un cámara de la tele… en fin, todas las fórmulas habidas y por haber.

En Canal 8 DM ha pasado tres cuartos de lo mismo, con el “agravante” de que además de radio y tele, hay un periódico que es el líder de la región en papel y en la red (como se encargan hoy de recordarnos a doble página). Se ha llegado, y lo digo porque lo he visto con estos ojitos, a enviar a un cámara, una redactora de la radio y otra del periódico a la misma rueda de prensa, mientras que en otras, no menos importante… no iba nadie.

Independientemente de problemas organizativos, o de los criterios de quien decide qué se hace, cuándo y por quién, lo que han denotado ambas empresas en estos años es la falta de un modelo claro y definido de lo que se debe hacer con un multimedia.

Ahora que Localia nos está diciendo adiós, el DM parece (repito, son rumores, insistentes, pero rumores) que va a optar definitivamente por apostar por una potente web, en la que la televisión va a tener un papel protagonista, y si va a ser así me parece un acierto. Algo así está haciendo Tudiariodecantabria (que como cada fin de semana tiene su web totalmente desactualizada) dando protagonismo a los vídeos por encima del resto de formatos. Un acierto, aunque la falta de medios humanos y rigor profesional sigue siendo la nota predominante.

Hay otro multimedia, en este caso local y sostenido principalmente con fondos públicos. Me refiero al agit-prop Gijonenco, que a base múltiples campañas institucionales sostiene un multimedia formado por una televisión que sólo se puede ver en ONO, una radio ilegal, y un confidencial que se dedica a hostiar a mis jefes día sí y día también. Lógico, hay que financiar el pesebre. Lo llaman periodismo.