Tag Archives: Periodista Digital

OJALÁ. Fuente: Periodista Digital

16 Dic

Puedes leerlo aquí.

Enrique Meneses, periodista, escritor y viajero

“Todos los periodistas deberían tener un blog”

Cree que Aminatu Haidar lo tenía todo “perfectamente calculado”

Claudia Munaiz, 15 de diciembre de 2009 a las 17:37

Él lo tiene, y muy bueno. A Enrique Meneses (Madrid, 1929), periodista, escritor y viajero incansable le preocupan dos cosas: la situación del periodismo y la juventud. Para hablar sobre eso invita a Periodista Digital a su casa. Un centro de información con la tecnología más puntera.

“HUELEN A PERIODISMO”

Actualiza su blog todos los días, le echa una mano a los periodistas ávidos de curiosidad y comparte con estos reporteros que “huelen a periodismo”. Todo un halago, viniendo de quien viene.

En su opinión:

“Las industrias de la información están envueltas en una crisis tecnológica. Y esto coincide dentro del tiempo con una crisis económica”

Respecto al caso de la activista saharahui, Aminatu Haidar, Meneses sostiene que “lo tenía todo perfectamente calculado” y que “lo que quieren es el desierto de El Aaiún (Sáhara Occidental).

Sobre la agresión a Silvio Berlusconi, afirma, entre risas, aunque sin justificar el ataque:

“Le han dejado el ‘souvenir’ en la cara a él. Un hombre que presume tanto de su aspecto”

A los jóvenes les recomienda no estudiar periodismo.

“Hay que ir a donde están las noticias. Hay que tener un blog, es la mejor carta de presentación”

Las bitácoras son medios de comunicación. La suya, lo es. Y muy buena.

HOJA DE VIDA

Enrique Meneses (Madrid, 1929) ha sido corresponsal en Oriente Medio y la India, director del programa A toda plana de Televisión Española, director de la edición española de Playboy, creador y director de Los Aventureros en Radio Nacional y,posteriormente fundador de “Los Aventureros”, mensual con dos ediciones, española e inglesa. Realizó la serie “Robinson en África”, para TV2, un periplo de 20.000 km, 112 días y 11 países con sus hijas Bárbara y Anne Isdabelle de 15 y 14 años, de protagonistas.

Además de trabajar en Life y Paris-Match, ha colaborado en decenas de diarios y revista.

Anuncios

EN NUESTRAS MANOS

11 Sep

No soy un entusiasta de la línea editorial de Periodista Digital, ya que creo que abusa muchas veces del amarillismo y el estrambote como herramientas para ‘provocar’ y así estar siempre en boca de los internautas, que entran en unos casos a informarse y en otros a indignarse. No pongo porcentajes, que cada uno se sitúe donde más crea conveniente.

Sin embargo sí que comparto muchas, casi todas, las reflexiones de su director, Alfonso Rojo, sobre el momento de nuestra profesión, que ahora mismo es el de la catarsis que lo puede cambiar todo o joderla para siempre.

Soy de los convencidos de que internet y las nuevas tecnologías son aliados de los profesionales de la información, y que buceando en sus posibilidades permitirán varias cosas:

– Sacar a los periodistas de las redacciones

– Llegar más y mejor a más gente sin necesidad del gran capital a tus espaldas

– Renovar la forma de hacer periodismo volviendo a los orígenes pero bien pertrechados de herramientas de difusión masiva.

– Encontrar fórmulas para que a través del autoempleo o las pequeñas cooperativas se pueda tener una presencia estable, consistente y de calidad en la Red.

– Ofreciendo nuevos productos apoyados en los múltiples soportes que permitan dar múltiples persepctivas a nuestro trabajo haciéndolo además más atractivo al receptor, que cada día exige más porque hay mucho donde elegir.

Son algunas de las aplicaciones de las nuevas tecnologías que no son futuro, sino presente, y quien no lo tenga claro se perderá este tren, con cabida para todos, pero que va tan rápido que si te bajas es difícil volver a subir.

Os dejo con las reflexiones de Alfonso Rojo y la nueva imagen de Periodista Digital.

Pincha aquí.

SOBRE PERIODISTAS, REDES SOCIALES Y MONOPOLIOS – Fuente: Periodista Digital

30 Jul

informacion

Puedes leer la entrevista aquí

Francis Pisani: “Los periodistas hemos perdido el monopolio de la información”

(PD).- A sus 67 años, este periodista francés no ha perdido el interés por las nuevas tecnologías y su impacto en los medios de comunicación. Colabora habitualmente en Ciberpais y, a través de su blog Transnets, en Le Monde ySoitu; e imparte clases en varias universidades de todo el mundo.Francis Pisani destaca que con la aparición de Twitter y otras redes sociales -como se ha visto en Irán- el periodista “ha perdido el monopolio de la información” lo que ha provocado un gran problema de adaptación ya que los profesionales “no quieren oír hablar de tecnología”.

¿Qué crisis ha sufrido más la prensa, la económica o la derivada por el impacto de las nuevas tecnologías?

Estamos en un momento en que ambas actúan, lo que tiene un efecto multiplicador. Pero hay que ser muy cuidadoso porque la respuesta no es la misma según el lugar. La crisis no ha sido igual en EEUU que en otros sitios porque el nivel de endeudamiento ha sido mucho más serio que en otras partes. La crisis de inversión publicitaria es comparable, para simplificar, pero de endeudamiento es distinto y en cuanto al impacto de tecnologías es cuestión calendario. En EEUU, la tecnología invade las salas de prensa mucho más pronto pero acaba llegando a todas partes.

¿Podemos hablar de una muerte del periodismo o del periodismo que no ha sabido encajar esas nuevas tecnologías?

No es la muerte del periodismo, sí acaso de los que no se adaptan a la evolución de la tecnología y de la sociedad. En inglés hay una frase del propietario del New York Times, Arthur Suzberger, Jr., que dice “in newspapers, what matter it’s no paper“. No hay que confundir el soporte donde recibimos información como la función que cumple. El periodismo permite informar, discutir… Esas funciones no van a ser satisfechas por la misma gente ni por los mismos medios, pero no hay que pensar que van a dejar de ser cumplidas. El problema es de adaptación. Una versión rigurosa dice que se muere y una más amplia dice que se adapta y se transforma.

Además, ¿quién dice la muerte de periodismo? Los periodistas. Cuando trabajaba como corresponsal en Nicaragua durante la guerra, éramos un pequeño grupo de periodistas que decíamos lo que estaba pasando. Hoy hay miles de personas que informan por el medio que sea. Hemos perdido el monopolio del acceso y de la distribución de la información. Las nuevas tecnologías permiten crear un espacio antes inexistente como el de la información a tiempo real y realizada por no profesionales. El uso de Twitter, por ejemplo, es información y periodismo.

¿No corren el riesgo estas redes de acabar sometidas a la censura de un ‘Gran Hermano’ empresarial?

En el periodismo 2.0, lo fundamental no es tanto la inmediatez como la multiplicidad de las fuentes y la contribución de todos. En cuanto a los tipos de censura, no hay que equivocarse: sigue ejerciéndose. Si ves el caso de Irán, hubo una posibilidad de limitar lo que se estaba diciendo, pero siguiendo la experiencia China, no se puede aspirar a todo pero sí a cosas importantes. Y es más exitoso de lo que se puede creer.

Entiendo que los intereses económicos y demás están en la mente de las personas y se presta al movimiento de masas. Irán es un ejemplo: la secretaria de Estado de EEUU llamó a los dirigentes de Twitter para que suspendieran un sistema de limpieza de ordenadores que implicaba una interrupción del tráfico para que la gente pudiera seguir expresándose. En este caso es interesante porque pasamos del Gobierno a una empresa privada. También es importante agregar la noción de, al lado del ‘Gran Hermano’, las ‘pequeñas hermanas’, fórmula que empezó a utilizarse hace años para hablar de la capacidad de control del flujo de información por parte de empresas privadas.

¿Por ejemplo?

Algunas empresas de telecomunicaciones quieren cobrar en función de la velocidad del ancho de banda. Ahí existe el riesgo de que les permitiera controlar el tráfico de competidores o empresas contrarias a sus intereses. Twitter hubiera podido interrumpir durante una hora su flujo y acabaría con una de las grandes fuentes de información sobre lo que ocurría en Irán. Tomemos un caso hipotético: por ejemplo Facebook quiere hacer una inversión fuerte en Irán y la oposición se expresa a través de esta red. Para conseguir el acuerdo, Facebook tendría un problema técnico durante unas horas, mantendría contento al Gobierno y conseguiría su contrato. De ahí el ‘Gran Hermano’ y las ‘pequeñas hermanas’

Hablaba de falta adaptación, ¿no cree que en parte ha estado fomentada por los empresarios de los medios?

He dado cursos de formación para periodistas en varios países y te puedo matar del aburrimiento con horas de historias sobre periodistas de 35 años que no quieren oír hablar de tecnología. Es una de las cosas más violentas que hay. No sólo tienen miedo a perder el monopolio, sino que no quieren aprender. No te daré nombres, pero he visto una reticencia enorme a adaptarse.

¿Comparte las críticas de los editores europeos contra Google?

Es una locura. Les dan tráfico. Es fundamental que negocien los términos, pero según mis datos, los medios con más nombre tienen un 40% de tráfico que llega de los motores de búsqueda. En los medios menos conocidos puede llegar hasta el 90%. Pongamos el caso concreto de España. A finales de los noventa, El País era el periódico en español con más tráfico. Por razones económicas se cerró y ese tráfico bajó. Cuando se volvió a abrir costó mucho recuperar el terreno. No querer el tráfico que dan los motores de búsqueda es condenarse a muerte.

¿Está de acuerdo con que los gobiernos den ayudas a la prensa, como ha hecho Sarkozy en Francia?

Sabemos que Sarkozy tiene relaciones con los dos mayores patrones de Francia y los medios más importantes muestran una falta de voluntad de crítica que es sospechosa e inaceptable. El Estado puede ser útil en momentos de dificultad, pero como periodista estoy en contra de una intervención demasiado sostenida porque se puede traducir en una tentativa de control. Y que esto lo haya hecho Sarkozy, que es el peor ejemplo de relaciones con la prensa, me parece claramente problemático.

PALABRA DE ENRIQUE DANS – Fuente PERIODISTA DIGITAL

29 Jul

nuevas tecnologias de la información

Puedes ver la entrevista aquí

Enrique Dans: “Para las nuevas generaciones no tiene ningún sentido un diario de papel”

Luis BalcarceAna Avellano (PD).- Mientras la prensa de papel sufre ataques de ansiedadEnrique Dans, profesor de Sistemas de Información en IE Business School, recomienda a los editores de papel adaptarse al cambio. Critica que ZP haya cedido a las presiones de Microsoft y se queja de que muchos anunciantes piensen que la publicidad tiene que ser algo “para molestar al internauta”.

¿Cuándo fue la última vez que compró un diario de papel?

Seguramente hace más de un año. Un periódico de papel me lo puedo leer en un avión o una sala de espera aunque cada vez tiro más de la Blackberry.

La caída de las ventas y de los ingresos por publicidad, la ruptura que representan Internet y las nuevas tecnologías, han puesto al papel sobre la cuerda floja. ¿Qué consejo le daría a un editor de papel?

Que vaya saliendo del papel. El papel durante toda una generación tecnológica era la única manera de obtener portabilidad de la información y hacerla circular. Ahora está totalmente superado. Para las nuevas generaciones no tiene ningún sentido. Un chaval de 14 años ve un periódico como noticias de ayer que no se pueden actualizar.

Los ingresos siguen en el papel por falta de adaptación de los anunciantes. Pero a medio plazo deberían de abandonar.

¿Y a un editor de Internet? Porque tampoco en la Red se viven tiempos de bonanzas…

En Internet sí que se viven buenos tiempos. Lo que pasa es que la gente está equivocada en la forma de hacer negocio en la Red. La publicidad no ha dejado de subir. Pero ahora hay más competencia entre los medios digitales para repartirse la publicidad.

El problema está en que muchos anunciantes piensan que la publicidad tiene que ser algo para molestar al internauta. A veces, la pantalla del ordenador parece una especie de campo de minas que no te dejan ver un periódico (desplegables, pop-ups). Y esto no es hacer publicidad en Internet, es una forma estúpida de molestar al usuario para ganar dinero de forma cortoplacista.

Los editores se quejan de los agregadores de noticias (Google News y otros) ¿Benefician o perjudican?

Benefician clarísimamente. Todo lo que sea vincular los contenidos de uno, bienvenido sea. Es algo que no se puede evitar de Internet. Pretender ir en contra de los vínculos es no entender Internet y demostrar que no lo vas a entender nunca.

¿Ve posible un medio digital sin publicidad?

Sí, hay posibilidades. Lo que pasa es que tiene que tener una propuesta de valor muy determinada. El caso de Wall Street Journal no es demasiado repetible. El éxito del modelo por suscripción es relativo porque radica en que su público es global, obtiene un gran valor en su producto electrónico (como la inmediatez en sus noticias) y no es muy sensible al precio. Esto no es muy repetible. Por ejemplo, al Financial Times no le ha funcionado. Muchos opinan que el Wall Street Journal si no cobrase suscripción sería un medio mucho más masivo y de mayor influencia. El éxito es relativo y no sé si es el camino a seguir.

Otra alternativa es ofrecer modelos “Premium” donde se proporcionan noticias razonablemente buenas para el 80-85% de los lectores y un servicio de información adicional para los demás usuarios que lo pagan.

Usted ha sido crítico con la idea de Zapatero de un ordenador por alumno. ¿Existe una incomprensión de lo que debería ser el papel del ordenador en el sistema educativo?

La idea en sí misma es buena. Lo que critico es la incapacidad del Gobierno para resistir a determinadas presiones. Si pones un ordenador en manos de los alumnos hay que ver el potencial del ordenador para enseñarles el futuro, no el pasado. Ahora un ordenador no es una máquina para hacer lo mismo más rápido sino para obtener mayor información. Está pensado para encenderse rápido, ver páginas Web y guardar trabajos. Pensar en un office como una máquina de escribir es una chorrada. Se trata de tener intercomunicación.

Los profesores no se pueden dedicar a enseñar un libro deben decir a los alumnos cómo exprimir la información y los recursos que dispone. Tienen que aprender a encontrar información, a utilizarla, digerirla, calificarla… Y esto está en la Red. Pero el Gobierno cede frente a las presiones de Microsoft y las editoriales de libros. Un libro ya no tiene sentido hay que buscar el temario en la Red y manejar esta información.

Las redes sociales han tenido un crecimiento exponencial. ¿A qué se debe?

Responden a la comunicación. Las redes sociales son complementarias a la comunicación por Internet. El hecho de tener una “capa virtual” en la que tenemos un punto de interacción es muy ventajoso. Cuanto más la conectes a tu vida, mejor.

¿Cree que las redes sociales pueden llegar a suponer una amenaza?

Debemos saber cómo manejarlas realmente. Los niños dan de alta sólo a los amigos que conocen mientras que los adultos tenemos más compromisos y damos de alta a casi todo el mundo que nos lo pide. Yo, por ejemplo, acepto a todo el mundo en el Facebook, pero para mi ésta no es una red personal, es otra cosa y no pongo mis pensamientos personales en la misma. Para esto utilizaría otros medios.

¿Qué le parece la gran aceptación de Twitter? ¿Saca el periodismo todo el jugo a estas tecnologías?

Se veía venir esta aceptación. Llevamos dos años hablando de Twitter porque gracias a su simplicidad iba a llegar muy lejos y está evolucionando de ser un medio de contacto entre personas a ser un auténtico pulso con la actualidad.

El periodismo tendría que generar valor siendo capaz de destilar todas las fuentes que hay. Pero todavía no es capaz. El valor está en añadir la capa necesaria de reflexión, experiencia, presencia e interpretación no simplemente sacar una búsqueda que un usuario es capaz de hacer.

¿No le molesta que los políticos sólo se acuerden de las nuevas tecnologías con réditos electorales?

Es casi natural. El modelo político que tenemos es cortoplacista orientado al éxito electoral donde se perdona todo. Lo que se premia es el modelo de publicidad donde llegas y no importa el resto, prometes lo que quieres… Esta relación no está enfocada a la sostenibilidad.

Lo que estamos viendo es que no hay una política de relación. El primero que conseguido este modelo de política es Barack Obama donde el ciudadano si le vota puede influir en el Gobierno, mandar mensajes, estar más presente en la política… Es un enfoque mucho más sostenible utilizar la tecnología para acercar la política al ciudadano. Así se trae de vuelta a la vida pública el activismo. Ahora un activista es una persona que puede mover sus redes y tiene el orgullo de participar en la vida política.

MALAS PERSPECTIVAS, NADA NUEVO POR OTRA PARTE: FUENTE Periodista Digital

8 Abr

Los sindicatos advierten que las fusiones de TV mermarán la pluralidad

(PD).- La Federación de Sindicatos de Periodistas (FeSP) ha advertido de que las posibles fusiones entre cadenas de televisión podrán ayudar a sanear las cuentas de los operadores implicados en ellas, pero previsiblemente tendrán efectos negativos en el empleo de la profesión periodística y en la pluralidad informativa.

El secretario general de la FeSP, Enric Bastardes, ha asegurado que las experiencias que hay en España de concentración de medios prueban que “las empresas priman los criterios de rentabilidad sobre los de la calidad del producto, y una alianza no supone mayores garantías de supervivencia de cabeceras”.

Bastardes cree que para el mapa audiovisual español “se abren muchos interrogantes” en los próximos meses, ya que las maniobras de concentración se van a producir en vísperas de “un apagón analógico que traerá una multiplicación de canales y nos tememos que más banalidad de contenidos y menos información, porque las cadenas no parecen dispuestas a la especialización”.

La federación de periodistas celebrará los próximos días 16 y 17 de mayo en Sevilla su segundo congreso, bajo el lema ‘Salvemos el periodismo’. Para su secretario general, la situación actual del sector es de “naufragio”, porque las empresas “no sólo no presentan planes rigurosos de futuro para afrontar la crisis, sino que ya no les avergüenza recurrir a medidas que hace años sí se pensaban”.

Con los despidos y las jubilaciones, están lavando cantidad de errores de gestión cometidos en estos años. Y lo están haciendo a costa de dejar las redacciones vacías de experiencia y sin plantillas suficientes para hacer buenos productos.

Bastardes ve difícil que la profesión periodística pueda salir en estos momentos a la calle en defensa de una mejora de su situación laboral. “El colectivo está muy debilitado, y en las redacciones todo el mundo está mirando para otro lado para que no le toque a él”.

En este contexto, lo mejor que se puede esperar es la acción “unitaria” de sindicatos y organizaciones profesionales y la máxima concienciación social posible sobre el riesgo que supone la crisis para el derecho a la información.

MI REFLEXIÓN: Autoempleo. Las nuevas tecnologías permitirán que unos periodistas bien preparados en todos los formatos puedan a través de Internet crear sus propios canales, e incluso vender sus trabajos a estos gigantes con pies de barro que se van a llevar por delante la poca dignidad que le queda a nuestra profesión. Lo dicho, oportunidades para los valientes.

¿Vuelven los peajes? FUENTE: Periodista Digital

9 Feb

Los diarios estadounidenses estudian poner “peajes” para sus contenidos digitales

La crisis ha precipitado el cambio de modelo que la prensa estadounidense vive desde hace años.  El papel agoniza frente a Internet que, paradójicamente, es quien va a pagar las consecuencias.  Los editores de los grandes diarios advierten que la única solución es volver a cobrar por los contenidos en la red.

Aprovechando la Superbowl, los diarios llevaron a cabo una ofensiva para recuperar el terreno perdido por la crisis con un curioso anuncio a raíz del partido.  Según cuenta Carlos Fresneda en El Mundo, los periódicos ganaron por la mínima: 100 millones de lectores dominicales frente a los 98,7 millones de espectadores. Varios diarios ya han echado el cierre y los que quedan se mantienen a duras penas.

El grupo Chicago Tribune Media, que se declaró en bancarrota el pasado diciembre, ha anunciado esta semana que recortará empleos, congelará salarios y aumentará los precios de las suscripciones. Ante esta situación, los editores han puesto sus ojos en Internet. Un reciente estudio mostraba que el 40% de los ciudadanos se informa regularmente a través de la red, mientras que el 35% sigue fiel al periódico.

Entre los jóvenes, la diferencia es mucho mayor: el 59% frente al 28%. Time advierte que el “problema” no es tanto la crisis del periódico como soporte sino el libre acceso a Internet ya que tienen la sensación de estar “regalando las noticias”. Henry Luce, cofudandor del semanario, reconoce que la estrategia de volcar los contenidos íntegros en la red es “moralmente aberrante y económicamente autodestructiva”. Por eso miran con recelo la decisión de Rupert Murdoch de mantener la suscripción de pago para el acceso a su web.

A pesar de la crisis, el número de abonados a las ediciones digitales del magnate estadounidense han crecido hasta un 7% el último año. Para Time, la solución podría ser un sistema de micropago que permita el pago de “peajes” de menos de un dólar en la red. Según el semanario, este sistema beneficiaría a los grandes medios y alimentaría al ejército de blogueros y “ciudadanos periodistas” que hasta ahora escriben por amor al arte.

En los mismos términos se han expresado en The New York Times. Bill Keller, director ejecutivo de la compañía, abogó para volver a un sistema que le reportaba diez millones de dólares anuales. “Es justo pagar” por “información verdaderamente buena, de veracidad comprobada, organizada y explicada”, concluía.

HASTA AQUÍ EL CORTAPEGA.

En mi opinión, algo tendrá que cambiar con el esquema actual, ya que puedo compartir aquello de que volcar gratuitamente todo lo que se hace aberrante, pero no sólo en el plano económico.

Ahora que cualquiera monta un digital, ¿qué pasaría si la información que se trabajan los medios de comunicación habituales volviera a estar restringida? Igual en vez de tanto cortapega y presumir de hacer mucho con apenas personal, nos encontramos con que no resulta tan fácil comentar con detalle lo que publica este o aquel medio porque simplemente no estamos dispuestos a pagar.

Tras haber experimentado pagando y sin pagar, uno acaba concluyendo que lo bueno, lo elaborado, hay que pagarlo. Y si pagas, y la información es una mierda, dos o tres veces, a la cuarta ya no pagas, y buscas una oferta mejor.

Esto también va para los blogueros, como se apunta en el artículo. Si un bloguero ofrece calidad y tiene credibilidad, posiblemente pueda permitirse a medio plazo cobrar por determinadas cosas.

Creo que es un debate interesante, al que me gustaría que se sumaran algunos de nuestros lectores más fieles.