Tag Archives: Facebook

DESPUÉS DEL 22-M, MÁS, por Oscar Sin Nick

22 Mar

Acabo de echar un vistazo a un par de interesantes posts sobre el futuro de las redes sociales y el presente de las páginas webs. Uno habla sobre el estancamiento de la web frente al crecimiento en formato Facebook de los sitios oficiales, mientras que el otro se refiere a la desbandada que harán los políticos de las redes sociales tras el 22-M.

En cuanto al primero decir que hasta cierto punto es normal que esté habiendo un crecimiento importante de los sitios web dentro de Facebook, dado el continuado crecimiento de esa red social, no ya sólo como una moda o una herramienta de comunicación, sino como un cambio en nuestra forma de socializar, más, mejor, más rápido y de manera más efectiva.

Sin embargo no estoy muy de acuerdo en que el formato web vaya a ser sustituido por Facebook, básicamente porque esta red social no ofrece seguridad. Y no me refiero a una cuestión de privacidades, sino a los continuos cambios de formatos y funciones de las páginas, que a veces te vienen muy bien y otras muy mal, se hacen de forma estándar para todos, y sin avisar (¿quién soy yo para que me avisen?).

Además no podemos olvidar que aunque mucha gente está en Facebook, no toda la gente está en Facebook. Creo que tanto webs como blogs siguen siendo el principal soporte de internet, el origen de todo, y que Facebook, siendo grande, no lo es tanto como para englobar todo nuestro universo digital. Otra cosa es que a través de Facebook, o Twitter (más en mi caso desde luego) lleguemos a esas webs o blogs que sin estas redes sociales (o de información), no estarían a nuestro alcance.

En cuanto al desinterés de los políticos por internet y las redes sociales una vez pasen las elecciones, dependerá una vez más de la consistencia del proyecto político de turno. Es decir, si solo trabajas en campaña electoral o si piensas en ganar las elecciones siguientes trabajando desde el día uno de los próximos cuatro años.

Hay ya algunos políticos cántabros que están creándose un patrimonio importante dentro de la red, un patrimonio de prestigio, usos y costumbres, por lo que sería irresponsable y poco inteligente por su parte tirarlo por la borda.

Soy un convencido de que las redes sociales han venido para quedarse en la política, y al revés… aunque solo sea por egoísmo, ya que a más tardar dentro de un año tenemos otra gran batalla en el horizonte.

Algunos dicen que será la madre de todas las batallas.

ANÓNIMOS EN EXTINCIÓN, por Oscar Sin Nick

2 Mar

Acabo de leer que Facebook modifica el sistema de comentarios de tal manera que, entre otras cosas, los anónimos van a seguir perdiendo espacio en la red, lo cuál es una gran noticia para quienes hemos tenido por norma ir de frente, con nombre y apellidos (aunque algún ‘prestigioso’ director de digital regional sea tan analfabeto como para no encontrar lo que está a un solo click).

Lamentablemente esto tardará en llegar aquí, a Cantabria, en donde la participación es bastante deficiente, por imposible en los medios más sectarios, o por pésimamente gestionada y concebida, como es el caso del Diario Montañés.

Y personalizo en el DM porque es lo que lee todo el mundo, los de aquí, y los que no están aquí. Entrar a determinadas noticias para ver qué se comenta es lo más parecido a abrir las puertas del Infierno. Siempre amparados en el más absoluto anonimato: insultos, muchos insultos, e imputaciones al protagonista de la noticia, que da igual que sea azul o rojo, blanco o negro, hombre o mujer, siempre suele irse calentit@.

Y no entro ya en faltas de ortografía y demás patadas al diccionario, que acaban por completar un cuadro absolutamente desolador. Viene bien para que la gente se pique y entre una y otra vez a ver si le han borrado el comentario o a ver si el de enfrente la ha dicho más gorda…

Afortunadamente el futuro está aquí, a la vuelta de la esquina, y estoy convencido de que más pronto que tarde, a alguien se le encenderá la bombilla y en vez de hordas de salvajes lanzándose a descuartizar al pelele de turno, se aspirará a crear una comunidad de usuarios, abierta, transparente, y en la que cada uno se haga responsable de lo que dice.

Facebook, lentamente, y dándonos unos sustos tremendos con los cambios que realiza en la gestión de las páginas, grupos y perfiles, trabaja para que perfiles falsos, grupos de dudoso gusto, y páginas que incitan a los instintos más bajos, vayan desapareciendo. Les llevará tiempo porque somos muchos (sí, yo también peco Padre), pero la tendencia es esa.

Herramientas como las que están poniendo en marcha contribuirán a seguir poniendo orden y sobre todo sentido común a esto de opinar, que está muy bien, pero con nombre y apellidos, y cada cual que apechugue con sus burradas.

Tengo buenos amigos, twitteros sobre todo, que siguen resistiéndose a dejar el anonimato. Esto también va para ellos, como ya les he dicho en algún post anterior, su anonimato cada vez tiene menos sentido y es cada vez más cobarde, especialmente cuando somos cada vez más los que estamos ‘ahí fuera’ expuestos a la lupa del prójimo.

¿ERES 2.0? Vía: Luis Fernández del Campo

26 Dic

LARGA VIDA AL BLOG, por Oscar Sin Nick

5 Dic

Si una cosa me ha quedado clara este fin de semana es que los blogs siguen siendo una referencia obligada en la red, y que aunque ahora no está tan de moda hacerse uno teniendo facebook para explotar el ego, lo cierto es que esa realidad paralela a los medios convencionales que es la blogosfera ha demostrado que cuenta con una salud de hierro y un futuro… no sé de cuanto, pero futuro tiene, eso seguro.

He leído estos días cosas muy buenas, y de hecho os voy a dejar al final de este post los enlaces a los mejores relatos, que otros han recopilado por mí, pero que me parecen imprescindibles para entender los diversos ángulos, perspectivas, posicionamientos, y porqués de este puente que nos ha traído la declaración del estado de alarma por primera vez en democracia.

Digo esto dando por descontado el triunfo brutal de twitter, auténtico canalizador de la Información, con mayúsculas, porque realmente esa es una de sus principales funciones, engullir información y distribuirla en tiempo real, más rápido que nada ni nadie.

Y precisamente de twitter (y también de facebook, aunque de otra manera) se están sirviendo los blogs para redefinirse y tener un lugar preeminente en el orden de prioridades de un internauta para buscar información. Lo ves en twitter, alguien lo recomienda, y ahí que vamos todos como locos a leerlo, comentarlo, retuitearlo, menearlo… es brutal.

Una vez que asimilas la filosofía de twitter, que tiene su aquel y lleva su tiempo, adecuas tu timeline a tus necesidades, y de paso te apoyas en herramientas como thetwittertimes, el acceso a la información y su abordaje desde muchas perspectivas depende básicamente del tiempo que tengas para seguir un hashtag o los comentarios de este o aquel gurú.

Y cuando digo gurú me refiero a los seiscientos y pico a los que sigo, porque todos me aportan algo.

Os dejo esos enlaces, algunos igual los conocéis porque llevan pululando por toda la red durante estos dos días. A mí me han servido para aprender un poco de todo lo que estaba pasando, pero también para quedarme como Sócrates: “Sólo sé que no sé nada”. Pues eso, que no os creáis todo lo que dicen unos u otros porque todos tienen mucho que callar.

Aquí van los enlaces:

El mejor de los que he leído.

Post de una controladora. Muy polémico y rebotado por toda la red.

Aumentha nos habla de twitter y las buenas prácticas de AENA e Iberia

Un post que reflexiona sobre la crisis de los controladores y al final os deja varios enlaces muy interesantes

EL MUNDIAL EN LA DISTANCIA (V), por Oscar Sin Nick

20 Jun

Ya no me acuerdo quién, porque internet es tal cúmulo de información en tan poco tiempo y por tantos canales que uno pierde la noción del tiempo, pero alguien destacó un artículo de El País sobre redes sociales, que me ha parecido interesante aunque tampoco cuente nada que no supiera anteriormente.

Alguna vez he hablado de esto. Yo no leo El País (nunca lo hice, ni siquiera cuando era plumilla), sin embargo tengo muchos amigos que sí lo hacen, y que a través de las redes sociales recomiendan esos artículos, y de esa forma yo me entero, y si me gusta, yo se los recomiendo a la gente que tengo agregada.

Realmente no deja de ser radio macuto, el boca a boca, solo que ahora, a través de los enlaces, aunque alguien interprete el artículo de otra manera y le cambie el titular en la recomendación, tú entras, lo lees, y o bien estás de acuerdo con el periodista, o bien con tu amigo, o bien con ninguno de los dos… En fin, que es una locura, bella y democrática. Información al instante para todo el mundo por todo el mundo de todo el mundo… menos de The Times.

Creo que ahí es donde empieza a flojear el modelo de pago. Para leer The Times tienes que estar suscrito, y si el que está suscrito lee algo interesante ¿lo puede rebotar? Pues posiblemente sí, aunque quizás no deba… Es un tema que no acabo de tener claro. Lo cierto es que es una forma de poner puertas al campo, algo que va en una dirección diametralmente opuesta a lo que es internet y en lo que se está convirtiendo.

Y llegamos al Mundial, o más bien seguimos. Ayer vi lo de Camerún y Dinamarca. Dicen que el mejor partido del Mundial, aunque a mí personalmente no me acabó de convencer. Camerún jugó sin criterio, sin último pase, aunque están sobrados de fuerza y calidad. Dinamarca, algo mejor, pero con clamorosos fallos en defensa y medio campo, que con un equipo solvente delante hubieran significado derrota segura. Al final, los africanos han sido los primeros en decir adiós.

Mientras Holanda, que no me acaba de convencer, ganó a Japón, que sigue creciendo, aunque el portero debería hacerse el hara-kiri después de la que lió ayer, metiendo padentro el tiro de Sneijder.

Hoy dudo que pueda ver a Brasil, ya que tengo overbooking femenino en casa, y me da que no va a colar, así que seguiré a ratos por internet cómo va la cosa. Seguirlo por Twitter es alucinante, aunque admito que esta red social no acaba de convencerme.

Tiene un montón de ventajas, pero me parece hostil, impersonal… hummm, no sé, a su lado Facebook es un balneario.

Creo que merece post aparte un día de estos.

SENTIDO Y SENSIBILIDAD, por Oscar Sin Nick

10 Jun

A fuerza de hacer categoría de la anécdota, al final me veo obligado a hacer un post sobre lo sensible que anda la gente con determinados comentarios que hago en mi Twitter. No es que me pongan la pistola en el pecho para escribir este post, sino que lo hago para compartir con el resto del mundo alguna que otra duda existencial.

El pasado lunes, durante el pleno, además de otras cosas, estuve actualizando mi twitter, haciendo algún que otro comentario sobre cosas que me llamaban la atención… Es más o menos lo que cuento en el post del día 7 de junio.

Ese fue el día en el que este tweet: (Vaya titular de Europa Press ‘volver a empezar las obras’. Lo que no ha empezado no puede volver a empezar #plenocan) me provocó mi primera tormentita de la semana. Al parecer este comentario es un chorreo, una falta de respeto, una especie de traición, y lo mejor de todo, producto de que cobro del PP. Poco más o menos es lo que me vienieron a decir el redactor de ese titular y otra persona que antes cobraba del PSOE.

De entrada es una situación que te abruma, y te hace reflexionar sobre lo que dijiste, cómo lo dijiste, por qué lo dijiste, si lo tenías que decir o no… Un agobiazo. Después, cuando ves que llevas más de 800 tweets en los que hablas de cientos de cosas, y muchas veces de cosas que no te gustan, o que te gustaría cambiar, y desde luego de muchas que te gustan y están muy bien como están… concluyes… que les zurzan (del verbo zurcir*).

Pero las desgracias no vienen solas. Así que hoy he tenido otra ración de… no sé como llamarlo todavía. El tweet de la polémica ha sido: (A cubierto!!!!! @radiorabel está escupiendo titulares. #colapsando). Como puede notar el lector, una auténtica ofensa, falta de respeto, insulto, genocidio…

Y de nuevo, la tormenta. En este caso toda la redacción de Radio Rabel (Solo te pedimos un mínimo de respeto hacia nuestro trabajo, compañero, TRABAJADORES DE RADIO RABEL (INFORMATIVOS Y LOCUTORES)), y como no, @victorjavier, que se apunta a un bombardeo: (DM hace lo mismo por la tarde. ¿se lo harás notar también?). No sé si la teoría de @victorjavier es que esto lo hago porque el DM me paga, o que soy un abusón que me meto con los pequeños y no con los mayores (admito que suenan disparatadas).

No perderé ni un instante en justificarme de algo de lo que no me tengo que justificar, entre otras cosas porque en mi muro de Facebook y en mi Twitter suelo poner lo que me da la gana, lo que me apetece…

Me parece que en ninguno de los dos casos están justificadas las reacciones. Creo que pretenden exagerar cuestiones que interesan bastante poco a la mayoría de los mortales. Y por supuesto y más importante, en los muros de @radiorabel, @victorjavier, y el redactor que todo el mundo sabe quién es, también leo cosas que no me gustan, que me parecen criticables, injustas, inciertas… ¿Y qué?

*zurcir: 3. tr. Unir y juntar sutilmente una cosa con otra

RECTIFICACIÓN: En el tercer párrafo se menciona que V.J.C cobró del PSOE en otra época. Según asegura el aludido eso no es cierto, con lo que rectifico esa afirmación y pido disculpas. Espero haber reparado de alguna manera ese error, y si no es así le rogaría que me lo hiciera saber.

COSAS DE FACEBOOK, por Oscar Sin Nick

3 Jun

Hace no muchos días, leía en uno de los digitales más infumables de la región (mejor leer bien fumado), una rocambolesca historia sobre el perfil de Ignacio Diego en Facebook, y el contenido de una de las muchísimas páginas a las que está dado de alta.

Y en ese momento me acordé de algo que me había llamado la atención hace meses, pero que no acababa de encontrar por ningún sitio. En concreto me refiero a la página del PRC en Facebook, y su autodenominación de origen.

Una imagen más que mi palabras. Ni partido político, ni organización sin ánimo de lucro. Ellos tienen muy claro donde están y donde quieren estar para siempre jamás (cualquier día en solitario).

CON DOS COJONES.