Archive | Teorizando RSS feed for this section

LO LLAMAN COMUNICACIÓN, por Oscar Sin Nick

23 Jun

Lo iba a titular ‘Con permiso de @andresh’ pero sopesándolo considero que este post merece ser titulado como el nombre de este blog porque lo que se ha vivido hoy en twitter creo que supone un antes y un después en nuestra región.

La mención a @andresh es entre otras cosas por respeto a quien ha tenido ya unas cuentas buenas ideas que… cosas de la vida, cristalizan pero no exactamente como él había pensado. Os adelanto que está en nuestra lista en atrube.org y pronto le podréis conocer un poco más, pero no me quiero ir por las ramas.

Hoy ha tenido lugar un evento 1.0 que ha sido retransmitido como merece la ocasión a través de la red 2.0. Hoy un político se iba para su casa mientras que otro se hacía con el poder, cosas que todos ya sabéis y sobre las que no me voy a extender, ya que este post va de que hoy, sí, hoy, 23 de junio, como apunta @andresh en su post de hoy  ha empezado la ‘era de #plenocan‘.

Una etiqueta que él creó cuando este que escribe ni siquiera se había planteado tuitear (me parecía una cosa muy complicada). Hablo de hace dos días como quien dice, septiembre de 2009, pero es que a mí este virus de twitter (bendito virus), me entró en abril de 2010… y hasta hoy y por mucho tiempo, porque me encanta.

El reto, que los tuiteros comentaran los plenos. Un gran reto, que con poco universo potencial… pasó su travesía en el desierto, pero que gracias a que poco a poco nos hemos ido acercando a nivel personal y por supuesto, profesional, la cosa ha ido cogiendo buen color.

De hecho los plenos del último periodo de sesiones ya concitaban un número considerable de tuiteros y a dos medios de comunicación, santanderciudadviva y el portaluco.

Después llegó la campaña electoral (con su laaaaarga pre-campaña, claro) y aunque #plenocan no se usó porque no había plenos, muchos de los que nos conocíamos de los plenos o de otros HT como la #twitterruca hemos pasado muchas horas juntos, discutiendo, argumentando, trolleando, y creando un caldo de cultivo que ha tenido hoy su eclosión.

Hoy (y ayer) nos encontramos todos otra vez, y además, para los que hemos creído en #plenocan porque acerca el parlamento a los ciudadanos, porque fomenta el debate, porque acerca la política y los partidos políticos… (¿os parece poco?) se ha unido un actor inesperado, pero necesario para que esto siga tomando cuerpo, @dmontanes.

Con @Gonzalo_Sellers ‘a pie de campo’ (de pleno más bien) el digital de referencia de nuestra región adoptaba la etiqueta #plenocan y con ello, estoy convencido, más gente ha accedido a ella, lo cual es la mejor noticia.

El proyecto de @andresh, hoy olvidado por su ex-socio, más preocupado en hacer pasillos, está más vivo que nunca, lo vamos a cuidar porque es algo bueno… aunque igual no se le pueda sacar dinero fácil y rápido (eso explicaría la desaparición de santanderciudadviva de los plenos).

Los medios de comunicación, ya sean públicos o privados, no deben perder nunca de vista que tienen una función social, no solo la de chupar de la teta pública, que eso lo hace cualquiera… o no, quién sabe.

Os dejo el informe completo que ha elaborado @andresh sobre lo que ha supuesto #plenocan en las últimas 24 horas. Lo malo es que solo lo podéis ver si estáis en twitter … ¿a qué estáis esperando?

LOS PECADOS DE DANI, por Oscar Sin Nick

2 Jun

O quizás debiera haber titulado ‘el pecado…’ ya que su mayor pecado es tener nombre y apellidos, contarlo, participar en las redes sociales, equivocarse (como todos) y sobre todo, tener a mucho cobarde enfrente.

Soy de los que piensa, y aquí ya lo he dicho alguna vez, que los comentarios del Diario Montañés no son mucho más que un nido de perversión en el que el anonimato es obligado, el insulto la carta de presentación, y la moderación brilla por su ausencia, no solo por quienes lo gestionan sino por los propios comentaristas que aprovechando la inmunidad hablan (vomitan), opinan (calumnian) y rara vez piensan dos veces lo que dicen.

En Cantabria, especialmente en Cantabria, dar la cara sigue costando bastante más que esconderte bajo la falda del anonimato y poner la zancadilla a todo aquel, o aquella, que no te cae demasiado bien. Dani, que no es perfecto, ni mucho menos, que comete errores, como todos, tiene la mala costumbre de identificarse cuando se equivoca, de ir con DNI por delante cuando se pasa, de dar la cara vamos.

El pasado 22 de mayo resulta que salió concejal, y hoy, su jefe le ha dicho dos cosas, que va a llevar la concejalía de juventud (lógico) y que no va a cobrar (no va a ser el único). Como era de esperar, personajes de la mitología cántabra, entre otros, que llevaban un poco apagados desde que los votos les pusieron en su sitio, han tenido hoy su momento de gloria y una vez más, escondiducos y anónimos, han vomitado toda la bilis que la mayoría absoluta había retenido en sus intestinos.

Y no pasa nada, ni pasará, porque estamos en un país libre, y que yo sepa, ser cobardón, no está penado por la ley. Tampoco lo está ser demasiado efusivo en los planteamientos, aunque el peaje que haya que pagar por decir las cosas con nombres y apellidos sea este. Espero que a Dani le vaya bien, sé que habrá aprendido algunas cosas de todo esto. Sabe la responsabilidad que tiene y lo hará bien porque capacidad de trabajo le sobra.

Y a sus trolles solo decirles que afortunadamente tienen los días contados. Internet y las redes sociales van en sentido diametralmente opuesto a quienes insultan en la clandestinidad.

Lo vuestro no va mucho más allá del onanismo… y a las urnas me remito.

#sinpreguntasnocobertura

1 May

Estoy de acuerdo, al 100% con esta iniciativa que están impulsando varios periodistas en twitter, y me parece un buen motivo para retomar este blog que tengo abandonado porque ahora mismo me es imposible estar a tantas cosas.

En Cantabria, al menos hasta mediados de 2008 que dejé de acudir a ruedas de prensa, para pasar a convocarlas, creo que nunca hemos tenido ese problema concreto. Sí es cierto que ha habido veces que algún ‘paracaidista’ de la capital del reino ha tenido algún que otro desafortunado episodio, pero en términos generales creo que la clase política en este tema concreto, no da la nota.

Otra cosa es que una rueda de prensa convocada para una cosa acabe en un turno de preguntas que desvirtúan tanto el tema para el que se convocó a los periodistas como el tema sobre el que prefieren preguntar. Nosotros estamos tuiteando las ruedas de prensa desde febrero, y esto nos permite mostrar:

– De qué se habla por parte del político.

– Quién pregunta.

– Sobre qué pregunta.

– Lo que se responde.

– Un porcentaje bastante significativo de las ruedas de prensa acaban sin preguntas.

Metidos a ser transparentes, creo que es muy instructivo para el ciudadano conocer de forma más directa qué ocurre en las salas de prensa, donde no siempre es el político el que saca los pies del tiesto, el que no hace bien su trabajo, o el que simplemente se niega a hacerlo.

No daré ejemplos, pero el día que las retransmitamos en directo vía streamming, que todo llegará, igual nos llevamos alguna sorpresa.


DESPUÉS DEL 22-M, MÁS, por Oscar Sin Nick

22 Mar

Acabo de echar un vistazo a un par de interesantes posts sobre el futuro de las redes sociales y el presente de las páginas webs. Uno habla sobre el estancamiento de la web frente al crecimiento en formato Facebook de los sitios oficiales, mientras que el otro se refiere a la desbandada que harán los políticos de las redes sociales tras el 22-M.

En cuanto al primero decir que hasta cierto punto es normal que esté habiendo un crecimiento importante de los sitios web dentro de Facebook, dado el continuado crecimiento de esa red social, no ya sólo como una moda o una herramienta de comunicación, sino como un cambio en nuestra forma de socializar, más, mejor, más rápido y de manera más efectiva.

Sin embargo no estoy muy de acuerdo en que el formato web vaya a ser sustituido por Facebook, básicamente porque esta red social no ofrece seguridad. Y no me refiero a una cuestión de privacidades, sino a los continuos cambios de formatos y funciones de las páginas, que a veces te vienen muy bien y otras muy mal, se hacen de forma estándar para todos, y sin avisar (¿quién soy yo para que me avisen?).

Además no podemos olvidar que aunque mucha gente está en Facebook, no toda la gente está en Facebook. Creo que tanto webs como blogs siguen siendo el principal soporte de internet, el origen de todo, y que Facebook, siendo grande, no lo es tanto como para englobar todo nuestro universo digital. Otra cosa es que a través de Facebook, o Twitter (más en mi caso desde luego) lleguemos a esas webs o blogs que sin estas redes sociales (o de información), no estarían a nuestro alcance.

En cuanto al desinterés de los políticos por internet y las redes sociales una vez pasen las elecciones, dependerá una vez más de la consistencia del proyecto político de turno. Es decir, si solo trabajas en campaña electoral o si piensas en ganar las elecciones siguientes trabajando desde el día uno de los próximos cuatro años.

Hay ya algunos políticos cántabros que están creándose un patrimonio importante dentro de la red, un patrimonio de prestigio, usos y costumbres, por lo que sería irresponsable y poco inteligente por su parte tirarlo por la borda.

Soy un convencido de que las redes sociales han venido para quedarse en la política, y al revés… aunque solo sea por egoísmo, ya que a más tardar dentro de un año tenemos otra gran batalla en el horizonte.

Algunos dicen que será la madre de todas las batallas.

ANÓNIMOS EN EXTINCIÓN, por Oscar Sin Nick

2 Mar

Acabo de leer que Facebook modifica el sistema de comentarios de tal manera que, entre otras cosas, los anónimos van a seguir perdiendo espacio en la red, lo cuál es una gran noticia para quienes hemos tenido por norma ir de frente, con nombre y apellidos (aunque algún ‘prestigioso’ director de digital regional sea tan analfabeto como para no encontrar lo que está a un solo click).

Lamentablemente esto tardará en llegar aquí, a Cantabria, en donde la participación es bastante deficiente, por imposible en los medios más sectarios, o por pésimamente gestionada y concebida, como es el caso del Diario Montañés.

Y personalizo en el DM porque es lo que lee todo el mundo, los de aquí, y los que no están aquí. Entrar a determinadas noticias para ver qué se comenta es lo más parecido a abrir las puertas del Infierno. Siempre amparados en el más absoluto anonimato: insultos, muchos insultos, e imputaciones al protagonista de la noticia, que da igual que sea azul o rojo, blanco o negro, hombre o mujer, siempre suele irse calentit@.

Y no entro ya en faltas de ortografía y demás patadas al diccionario, que acaban por completar un cuadro absolutamente desolador. Viene bien para que la gente se pique y entre una y otra vez a ver si le han borrado el comentario o a ver si el de enfrente la ha dicho más gorda…

Afortunadamente el futuro está aquí, a la vuelta de la esquina, y estoy convencido de que más pronto que tarde, a alguien se le encenderá la bombilla y en vez de hordas de salvajes lanzándose a descuartizar al pelele de turno, se aspirará a crear una comunidad de usuarios, abierta, transparente, y en la que cada uno se haga responsable de lo que dice.

Facebook, lentamente, y dándonos unos sustos tremendos con los cambios que realiza en la gestión de las páginas, grupos y perfiles, trabaja para que perfiles falsos, grupos de dudoso gusto, y páginas que incitan a los instintos más bajos, vayan desapareciendo. Les llevará tiempo porque somos muchos (sí, yo también peco Padre), pero la tendencia es esa.

Herramientas como las que están poniendo en marcha contribuirán a seguir poniendo orden y sobre todo sentido común a esto de opinar, que está muy bien, pero con nombre y apellidos, y cada cual que apechugue con sus burradas.

Tengo buenos amigos, twitteros sobre todo, que siguen resistiéndose a dejar el anonimato. Esto también va para ellos, como ya les he dicho en algún post anterior, su anonimato cada vez tiene menos sentido y es cada vez más cobarde, especialmente cuando somos cada vez más los que estamos ‘ahí fuera’ expuestos a la lupa del prójimo.

VA PARA LARGO, por Oscar Sin Nick

28 Feb

Más de veinte días sin un post es demasiado para un blog en estos tiempos, en los que creo que ser blogger supone una implicación más directa y regular, aparte de inspiración y cosas interesantes que contar.

A mí me falta de todo a excepción de la última, y habitualmente también tiempo, cada vez más escaso en esta época pre-electoral. Acabo de leer un retweet de Jordi Sevilla:

RT @PilarMur: @sevillajordi twitter lo veo como una forma de llegar al blog. Es una carta de presentación. Si t gusta el tweet, vas al blog.

Y no puedo estar más de acuerdo.

Los blogs, los buenos blogs, están muy vigentes sobre todo cuando sigue el lento goteo hacia la red y el alejamiento de los medios tradicionales, que aunque concitan aún las mayores audiencias, llegan tarde a muchos sitios, además de seguir muy encorsetados.

No hablo ya de la situación en Cantabria, en donde el panorama digital sigue invariable… es decir, muy mal, sino en general. Hay un tronco informativo común, que cada uno cuenta como le viene en gana, pero que gira alrededor de una serie de temas que habitualmente saltan en las agencias. Temas propios también hay, pero habitualmente suelen ser consecuencia del primer grupo, y finalmente está la nueva moda de ‘desvirtualizar’ lo que se cuenta en las redes sociales, en especial Twitter (que últimamente se debate en si es o no una red social, yo creo que es algo más).

Y es que Twitter, que es donde más tiempo empleo en internet, se ha convertido en un lugar donde están convergiendo todos, blogueros y no blogueros, medios convencionales, periodistas de redacción, free-lances, gurús, políticos, y sobre todo, mucha gente anónima e interesante, que te ayudan a llegar, via enlace, a webs… y a blogs, porque en un principio (con permiso de la web) fue el blog quien nos empezó a hacer más… ¿libres? Algo de eso hay.

Volviendo a Cantabria, aunque cuesta, también parece que empiezan a pasar cosas en twitter. Hay ya una serie de hashtags míticos como #cantabria #twitterruca o #plenocan que tienen un seguimiento muy considerable, y otros más enfocados a cuestiones concretas como #catenariafacts (ya os lo conté en el anterior post) o el más reciente #ceoegate que han dado o van a dar (es la pinta que tiene) momentos gloriosos.

Quizás escriba otro post mañana, aunque lo más probable es que mi producción siga bajo mínimos. Así que de momento nos vemos en twitter.

@osanemeterio

Y SI… VIGALONDO, por Oscar Sin Nick

3 Feb

Llevo un par de días dándole vueltas a la conveniencia o no de escribir algo sobre la movida que ha montado Nacho Vigalondo a raíz de tweet en el que entre, experimentos, juegos de palabras y búsqueda de complicidades, deslizó una frivolité sobre el Holocausto.

Como fenómeno sociológico lo sucedido no tiene precio, y sí muchas aristas, porque ¿acaso no ha sido, por ejemplo, una magnífica campaña viral para darle un poco de empuje a elpais.com?

No es la única, ni la primera reflexión que surge analizando todo lo que ha ocurrido, pero aún cuando han puesto al paisano en la calle, y tomando al pie de la letra su filosofía existencial, que nadie descarte que como en su personaje de ‘Los Cronocrímenes’, Vigalondo sabía lo que iba a pasar, y por ello puso en el contrato, ‘pues sí, me tendréis que echar con la que se va a liar, por lo que me tendréis que financiar una película?’.

Pajas mentales aparte, he de confesar que me cae muy bien. No me ha gustado lo que ha hecho, y aunque comprendo el juego, el humor negro con según que cosas da un poco de grima. Imagínense que un bloguero de La Gaceta intenta comprobar lo intolerantes que somos en este país con la Guerra Civil, y escribe algo como ‘las fosas de los republicanos son una leyenda urbana’.

No hace falta que me extienda sobre lo que provocaría entre todos aquellos que ahora se han puesto en plan reflexivo a justificar una bromita pequeña sobre el Holocausto, y lo capulla que es la gente por ofenderse.

Oiga, que tengo muy claro que Vigalondo no es un negacionista. Que seguro que en todos estos días habrá tenido cinco minutos para tener dudas sobre lo que hizo. Que sí, que yo no solamente lo entiendo sino que además le quiero entender porque me cae muy bien, pero mira, NO. Me decepcionó, lo confieso.

Quien sabe, igual hasta se ha planteado llamar a David Bisbal para agradecerle su comentario sobre la revuelta en Egipto, que ha servido para desviar un poco la atención sobre el Holocausto Vigalondo, y de paso para poder comparar. Lo de Bisbal no era una campaña o un juego, es que el chaval es así.

Sí, Nacho, efectivamente, tu comentario sobre la bala perdida de Kennedy no ofendió tanto (quizás sí a los familiares de Kennedy que te tengan agregado en twitter, pocos probablemente), y sí, es cierto, resulta que vivimos en una sociedad que tiene interiorizado que hay temas con los que hacer bromas, juegos o experimentos, no tiene gracia. Qué le vamos a hacer.

Lo que me llama la atención es que por lo que veo, en esta polémica también hay un planteamiento progre y otro no progre, viendo los comentarios que veo y quienes los hacen, y me parece patético. Una más en estos tiempos.

No voy a dejar de seguir a Vigalondo porque aparte de esta gamberrada, me cae muy bien, repito. Le pude entrevistar hace unos años y me pareció genial y encantador. Es más, recomiendo, la lectura de su post sobre la Ley Sinde, que es un ejercicio de sentido común, muy bien argumentado, que contrasta con la chusquez de otros ‘creadores’ que se limitan a repetir cuatro argumentos, simples y básicos, porque total ¿para qué se van a explicar más y mejor?

Por cierto, impresionante el diálogo que ha mantenido hace un rato con Ramón Trecet en twitter. El segundo le pedía así, a bocajarro, y su mismo timeline, una entrevista. Ahí hemos visto al Vigalondo moderado y prudente… o quizás está todo calculado… quién sabe si todo forma parte de un nuevo experimento…