Archivo | Recomendaciones RSS feed for this section

OJALÁ. Fuente: Periodista Digital

16 Dic

Puedes leerlo aquí.

Enrique Meneses, periodista, escritor y viajero

“Todos los periodistas deberían tener un blog”

Cree que Aminatu Haidar lo tenía todo “perfectamente calculado”

Claudia Munaiz, 15 de diciembre de 2009 a las 17:37

Él lo tiene, y muy bueno. A Enrique Meneses (Madrid, 1929), periodista, escritor y viajero incansable le preocupan dos cosas: la situación del periodismo y la juventud. Para hablar sobre eso invita a Periodista Digital a su casa. Un centro de información con la tecnología más puntera.

“HUELEN A PERIODISMO”

Actualiza su blog todos los días, le echa una mano a los periodistas ávidos de curiosidad y comparte con estos reporteros que “huelen a periodismo”. Todo un halago, viniendo de quien viene.

En su opinión:

“Las industrias de la información están envueltas en una crisis tecnológica. Y esto coincide dentro del tiempo con una crisis económica”

Respecto al caso de la activista saharahui, Aminatu Haidar, Meneses sostiene que “lo tenía todo perfectamente calculado” y que “lo que quieren es el desierto de El Aaiún (Sáhara Occidental).

Sobre la agresión a Silvio Berlusconi, afirma, entre risas, aunque sin justificar el ataque:

“Le han dejado el ‘souvenir’ en la cara a él. Un hombre que presume tanto de su aspecto”

A los jóvenes les recomienda no estudiar periodismo.

“Hay que ir a donde están las noticias. Hay que tener un blog, es la mejor carta de presentación”

Las bitácoras son medios de comunicación. La suya, lo es. Y muy buena.

HOJA DE VIDA

Enrique Meneses (Madrid, 1929) ha sido corresponsal en Oriente Medio y la India, director del programa A toda plana de Televisión Española, director de la edición española de Playboy, creador y director de Los Aventureros en Radio Nacional y,posteriormente fundador de “Los Aventureros”, mensual con dos ediciones, española e inglesa. Realizó la serie “Robinson en África”, para TV2, un periplo de 20.000 km, 112 días y 11 países con sus hijas Bárbara y Anne Isdabelle de 15 y 14 años, de protagonistas.

Además de trabajar en Life y Paris-Match, ha colaborado en decenas de diarios y revista.

Anuncios

MIS JEFES TE FELICITAN LAS FIESTAS, por Oscar Sin Nick

13 Dic

DONATA, por Oscar Sin Nick

27 Nov

De antemano sé que no voy a estar a la altura que merece el personaje (persona de los pies a la cabeza), pero no por ello puedo dejar pasar la ocasión de mostrar mi respeto personal y profesional a una de las grandes de mi profesión.

Nos hemos tratado más bien poco, ya que cuando yo llegaba a ella ya la estaban yendo, pero aún así tuve mis tres o cuatro anécdotas, en las que además de reírme de mi mismo, observaba en silencio como trabajaba una periodista, con mayúsculas, y que además tiene la virtud de contártelo tal cual al día siguiente en su ex-periódico.

La pérdida de contacto con ella, por motivos profesionales propios, ha supuesto que me haya tenido que enterar hoy de que está pre-jubilada, fíjate, Donata, que debería ser patrimonio protegido, reliquia a venerar por las nuevas generaciones de periodistas… pre-jubilada, qué asco de profesión.

Pero no todo van a ser malas noticias, también he podido saber que la puedo visitar en www.donatabustamante.com, y que ha escrito un libro que no me pienso perder ya que de antemano sé que disfrutaré de su lectura.

Te pido un favor, maestra, me parece muy bien y muy bonito lo de los diálogos del autobús, pero espero que algún día nos cuentes todo lo demás, la infinidad de anécdotas que has vivido durante el ejercicio de esta profesión nuestra, cómo éramos y por qué hemos llegado hasta aquí. Todo bajo tu afilada pluma, que no se calla ni debajo del agua.

Me alegro de haberte encontrado de nuevo.

COMPAÑEROS DE CURRO, por Oscar Sin Nick

25 Nov

YA ESTOY MÁS TRANQUILO, por Oscar Sin Nick

15 Nov

Si tienes pensado ir a ver ‘2012‘, no sigas leyendo.

Está siendo un fin de semana atípico, sobre todo en cuestiones de salud, ya que aunque no tengo fiebre (ayer unas décimas), ni tengo un intenso dolor muscular, sí que estoy con ese típico malestar previo a una convalecencia gripal o similar. En teoría, a pesar de la continuada tos, si la temperatura no sube a lo bestia hasta 39, no hay gripe A. Sigo esperando acontecimientos y tomando paracetamol antes de llamar al 112.

Antes de seguir, que nadie se piense que la culpa de mi malestar la tiene la película que cito en la primera línea. Vamos a ver, la peli es mala, pero cuando la vi, el viernes por la noche, yo ya andaba coqueteando con estos males leves que me acosan estos días.

La cosa es que precisamente, como me encontraba así, con un poco de mal cuerpo, bastante mal carácter, y agotado tras una semana muy intensa, me dije ‘para qué voy a joderle la tarde a la peque, me voy al cine a estar solo y aislarme un poco’.

Y así lo hice. Que conste que si hubiera ido acompañado de la peque, hubiéramos ido a ver la segunda de ‘Crepúsculo’, pero como iba sólo, y la de ‘Celda 211‘ (que ganas de verla) no me cuadraba por la hora, decidí arriesgar. Y a fe que lo hice.

Después de ver 2012, tengo claras varias cosas. El fin del mundo será en 2011 o en 2013, o quizás en 2345, pero seguro que no es en 2012.  El planteamiento es que un científico americano visita a un homólogo indio, que en el sotano de su casa tiene un pozo de dos kilómetros, en el que el agua está en ebullición. Todo ello aderezado con tormentas solares, un loco que tiene un programa de radio en el parque Yellowstone, y que predice todo lo que pasará en la película, y el protagonista, del que hablaré ahora.

John Cusack es un actor que me encanta, aunque solo sea porque interpreta muy bien los dos o tres registros que tiene. En este caso toca el de padre divorciado, a medio camino entre el fracaso y la genialidad, y que ve como su ex (una buenorra en papel serio) ha rehecho su vida con un cirujano plástico (tarda demasiado de en morir), al que los hijos del matrimonio primigenio, adoran. Los niños son un prometedor cabroncete que no acaba de ser creíble, pero creo que es más bien culpa del guión, y su hermana, una niña llorona, repelente y superyankee.

Con todo este planteamiento tan atrayente, empieza a resquebrajarse la tierra, y empezamos a ver un remake de ‘El día de mañana’ aunque con los efectos especiales actualizados.

Los protagonistas deberían estar todos muertos en la primera escena de acción de la película, cuando su idílica ciudad de la costa Oeste (no recuerdo si es L.A. o San Francisco), es borrada de la faz de la tierra. En este momento es cuando la película se convierte en un insulto para el espectador, ya que en vez de poner a los protagonistas en lugares alejados de la destrucción (jo, vaya coincidencia que no estuvieran ahí cuando se viene todo abajo), nos los ponen en situaciones imposibles (hala venga, vete a tomar por culo).

Ni que decir tiene que la película va en continua caída, ya que no contento con esta situación que acabo de relatar, la huida del parque Yellowstone, en avioneta, donde el protagonista se ha hecho con un papeluco de mierda en donde está el mapa que lleva a la salvación, tiene bemoles. Por cierto, el loco del programa de radio la palma en este tramo, engullido por unas bolas de fuego que se cargan todo el parque, menos la pista de aterrizaje y la avioneta de los protagonistas.

De ahí, a Las Vegas, donde se encuentran con el jefe del protagonista, un ruso multimillonario (gordo, cabrón, mafiosillo… ruso de toda la vida) que ha pagado 1.000 millones de euros por cada uno de los tres billetes a la salvación (los otros dos son para sus hijos, dos gorditos con pelo largo y rizos, sin duda dos criaturas bastante desagradables). Sin saber como, aparece un Antonov en medio de la pista del aeropuerto, y el piloto del ruso (otro ruso, guaperas) ayudado por el padrastro de los hijos del protagonista (tarda mucho en morir), despegan, sin rumbo, combustible, pista o coherencia alguna.

Más explosiones, y camino ya del China, donde está la salvación (¿será una metáfora?). ¿Cómo solucionar el problema de combustible? Primero tratan de aterrizar en Hawaii, pero como el volcán se lo ha cargado todo, siguen, y pretenden amerizar en el mar de China. Afortunadamente la madre naturaleza piensa en todo, y como la cosa es que la Tierra se ha vuelto loca, resulta que ahora las placas tectónicas han movido todo, y han dejado Wisconsin en el Polo Sur… con lo que China se ha desplazado 2.500 kilómetros… y en dirección a nuestros protagonistas… de puta madre tío.

Aterrizan de mala manera en medio de la cordillera del Himalaya (un sitio ideal para aterrizar con un Antonov), con ropa de entretiempo. El ruso guaperas muere, y acto seguido aparecen helicópteros del Ejército Chino, que son los que custodian la salvación.

El ruso cabrón está feliz, porque se va a quitar a toda la gentucilla yankee, y a su novia (otra rusa, explosiva, a la que el padrastro de los hijos del prota, ha operado las tetas… es que el mundo es un pañuelo).

Así que una vez abandonados por el ruso, encuentran una carretera, por la que justo pasa un monje budista con sus padres (o abuelos, ni me acuerdo), que los recoge, y que les lleva hacia la salvación, ya que ellos iban para allá.

Cuando llegan a la salvación aparece otro chino, hermano del monje, que ha participado en la construcción de la salvación y que aunque no está por la labor, acaba apechugando con su familia, y esos yankees aparecidos de la nada en medio de ninguna parte (la única zona del planeta que aún no ha sido devastada).

La salvación no son naves espaciales, como yo pensaba, sino unos barcos gigantescos (como 1.000 veces el titanic) con aspecto de AVE, y que se reparten así:

Una nave de yankees, otra de rusos, japoneses y chinos, otra de uropeos (mencionan a España y todo), y otra que me imagino que será para el resto de deshechos… perdón, de países.

Tras medio colisionar con el Everest (es que el mar ha subido 1.500 metros, y no las mariconadas que dicen ahora los científicos), consiguen hacerse a la mar (bueno, a la inundación). Y con una pedorra puesta de sol, caras felices (nada, solo han muerto 6.000 millones de personas), acaba este películon.

A mí me da que el mundo no se acaba en 2012, y si lo hace como dice la peli, no se salva ni el tato.

KIT DE SUPERVIVENCIA. Fuente: Digital Media Blog

3 Nov

 

Lee el original aquí.

Herramientas Web 2.0 básicas para periodistas

Aunque circulan por la red numerosas recopilaciones de herramientas de web social para periodistas, les propongo un listado mínimo: el kit imprescindible para comenzar.

 

1. Un gestor de weblogs

 

Un weblog personal de carácter temático sobre la propia especialidad mejora la visibilidad profesional y contribuye a identificar fuentes y colegas.
Herramientas recomendadas: BloggerWordPress. Ejemplo: Paper Papers.

 

2. Un lector de fuentes RSS

 

Acceder de forma centralizada a las novedades publicadas por medios informativos y blogs, así como monitorizar resultados de búsquedas son algunas de las funciones más útiles de un lector de feeds.
Herramienta recomendada: Google Reader. Ejemplo: Mis elementos compartidos.

 

3. Un gestor de microblogs

 

Los microblogs combinan algunas de las características de los blogs, la velocidad de la mensajería instantánea y el poder de las redes sociales. Pueden utilizarse para monitorizar noticias de última hora, identificar expertos, descubrir tendencias, recibir feedback de los usuarios y hacer más transparentes los procesos de la redacción.
Herramientas recomendadas: Twitter con el cliente de escritorio/móvil: TweetDeck. Ejemplo: Los Angeles Times on Twitter.

 

4. Un gestor de imágenes

 

Los servicios de alojamiento y edición de imágenes en línea facilitan las tareas relacionadas con la gestión de fotografías al independizarlas de la redacción: desde cualquier ordenador conectado a la red o desde un móvil pueden editarse y subirse fotografías de un modo ágil e intuitivo.

Herramienta recomendada: Flickr. Ejemplo: Libération New Design’s photostream.

 

5. Un gestor de documentos compartidos

 

Editar, compartir y publicar documentos de texto, hojas de cálculo y presentaciones con independencia de los programas de productividad que tenga instalados la máquina en la que se está redactando y facilitar el trabajo en colaboración a distancia, hacen que estas aplicaciones sean recursos de gran valor para las tareas periodísticas.
Herramienta recomendada: Google Docs. Ejemplo: Medios en la red.

 

6. Un gestor de marcadores

 

Los servicios de marcadores sociales (social bookmarking) permiten alojar, anotar y compartir enlaces. Pueden utilizarse para recoger referencias durante una investigación y para compartir recursos de interés con la redacción y con los lectores.
Herramienta recomendada: Delicious. Ejemplo: BBC The Editors.

 

7. Presencia en redes sociales

 

Acercar el medio a los usuarios, escuchar sugerencias, facilitar la difusión viral de los propios contenidos y construir comunidad con la audiencia, son algunas de las funciones que están cumpliendo las páginas de medios de comunicación (y secciones) en las redes sociales.
Herramientas recomendadas: FacebookLinkedin. Ejemplo: ABC.es en Facebook.

 

Ver también: Mark Briggs, Periodismo 2.0. Una guía de alfabetización digital (PDF) y Medios en la red: un inventario de recursos y experiencias.

 

EL DÍA DESPUÉS, por Oscar Sin Nick

17 Oct

blogs and beer 3

Advierto que hoy me he levantado con el pie izquierdo, pero que no se emocionen mis amistades rojas, sigo en mi puesto preparado y listo para revista.

Mi mal café es más una mezcolanza de sensaciones que nada tienen que ver con el III Blog´s and Beer del que también hablaré. Hoy a la resaca, típica tras unas cervezas y ambientes cargados, se me hace un poco más desagradable cuando leo (lo hice a las dos de la mañana) que Andrés Montes nos ha dejado. La vida es un poco menos maravillosa cuando la gente que te hace esbozar una sonrisa se va sin avisar. Descanse en paz.

Pero bueno, antes de que se me torciera el fin de semana (a ver si Alonso lo arregla), tuve la oportunidad de pasar unas cuantas horas de agradable conversación con algunos blogueros cántabros, en esta quedada institucionalizada ya, aunque rescatada de nuestra dejadez por Rukaegos Mateo (te se nota en la mirada), que nos convocó en tiempo y forma.

No faltó uno de los principales referentes de la blogosfera cántabra, Dondado, que no se pierde una, sobre todo si hay cervezas por medio, y que me estuvo descubriendo el último invento de los de Google, que puede sustituir, o quizás simplemente hacer evolucionar, al correo electrónico. Inquietante.

Con Rukaegos (te se nota en la mirada), que se encargó al principio de reunirnos a los que habíamos llegado antes en grupos separados, estuve un rato charlando de la ‘vida secreta de las palabras cuando utilizamos la ironía en internet’. La de veces que expresas o te expresan un pensamiento de forma irónica, y el receptor se queda a cuadros pensando algo completamente diferente a lo que se quiere transmitir.

Apareció José Luis Urraca de Un mundo de cine (muy recomendable), y se pasó (se quedó hasta el final) Jesús Cabezón, que lejos de mostrarse escéptico, nos estuvo ilustrando con algunos pasajes de la historia o sobre  la evolución de su blog hacia una bitácora de su fondo de armario cultural. Gracias a que nos fuimos del Canela al Blues, dio tiempo para que la multibloguera Ana Rodríguez de la Robla, hiciera acto de presencia.

Javier Menéndez Llamazares, tendrá que cambiar el nombre de su blog, ‘cómo ser nadie’, ya que nos puso al corriente del éxito de su ‘Método Cue’, con 2.000 ejemplares vendidos, entrando en su segunda edición, y con el editor pidiendo que agilice su siguiente trabajo, una nueva aproximación a Mayo del 68 de la que no daré más detalles, pero que promete.

Por cierto, me obsequió, a mí y algunos de los presentes con ‘Cosas que no se pueden encontrar en Internet’, un librito de poemas que me ha acercado a un género al que no le presto demasiada atención, a no ser que me sorprenda, y Javier lo ha vuelto a conseguir.

Se me queda gente en el tintero, ya que mis notas se las ha quedado en exclusiva Europa Press, que se ha comprometido a sacar un teletipo del encuentro. En esos recuerdos incompletos hablaría de que conocí al hermano de María San Emeterio (que tiene un blog sobre juegos on line, cine y demás, The fields of Bannockburn), estuvo la de Magnolias de Acero (creo que lo he escrito bien), una chica colombiana que tiene un blog personal de poesía y otro a medias con otro blogger que pasó a saludar. Y Gema, compañera del Parlamento, estuvo ‘alrededor de la hoguera’, aunque no se quedó para la foto.

Entre las ausencias, Bruno Cendón, que tenía cosas que hacer por Navarra, Ruth Carrasco que hizo llegar ‘que estaba muerta’, y Van den Eynde, al que posiblemente se lo tenía que haber recordado, ya que en principio me dijo que vendría.

P.D.: En cuanto Rukaegos cuelgue la foto en su muro de Facebook, ilustraré como se merece esta crónica apresurada y quizás no demasiado precisa del III Blog´s and Beer de Cantabria.