Archivo | periodismo RSS feed for this section

#sinpreguntasnocobertura

1 May

Estoy de acuerdo, al 100% con esta iniciativa que están impulsando varios periodistas en twitter, y me parece un buen motivo para retomar este blog que tengo abandonado porque ahora mismo me es imposible estar a tantas cosas.

En Cantabria, al menos hasta mediados de 2008 que dejé de acudir a ruedas de prensa, para pasar a convocarlas, creo que nunca hemos tenido ese problema concreto. Sí es cierto que ha habido veces que algún ‘paracaidista’ de la capital del reino ha tenido algún que otro desafortunado episodio, pero en términos generales creo que la clase política en este tema concreto, no da la nota.

Otra cosa es que una rueda de prensa convocada para una cosa acabe en un turno de preguntas que desvirtúan tanto el tema para el que se convocó a los periodistas como el tema sobre el que prefieren preguntar. Nosotros estamos tuiteando las ruedas de prensa desde febrero, y esto nos permite mostrar:

– De qué se habla por parte del político.

– Quién pregunta.

– Sobre qué pregunta.

– Lo que se responde.

– Un porcentaje bastante significativo de las ruedas de prensa acaban sin preguntas.

Metidos a ser transparentes, creo que es muy instructivo para el ciudadano conocer de forma más directa qué ocurre en las salas de prensa, donde no siempre es el político el que saca los pies del tiesto, el que no hace bien su trabajo, o el que simplemente se niega a hacerlo.

No daré ejemplos, pero el día que las retransmitamos en directo vía streamming, que todo llegará, igual nos llevamos alguna sorpresa.


ESCLAVOS DE SUS PALABRAS, por Oscar Sin Nick

17 Dic

El PRC ha respondido al comunicado de la Asociación de la Prensa de Cantabria rechazando la ‘reprimenda’ recibida por esta y opina que fueron muy respetuosos con la prensa en su comida de Navidad. Puedes leer la información (AQUÍ).

A pesar de que tengo tentaciones de hacerlo, no voy a valorar la conveniencia o no de enviar la nota, ni las (a mi juicio) contradicciones en las que cae.

Simplemente me quedo con varias cosas:

– Los aludidos por Revilla (y su mujer), que yo sepa, han tenido un comportamiento exquisito, y no se han encadenado a ningún sitio para que nadie les defienda, aguantaron mecha, hicieron su trabajo, y después, como es lógico, fueron defendidos por su empresa (así me enteré de la movida).

– Los periodistas consultados (en mi facebook unos cuantos), asistentes o no, estaban indignados, sin matices, tanto con Revilla por encender la mecha (todo en plan gracioso) como por su señora, que tuvo un comportamiento que dejó ojipláticos a los reporteros que cubrieron el acto (pregunten, pregunten…)

– Dentro de la blogosfera cántabra, no solamente aquí sino AQUÍ y AQUÍ, se han hecho eco del incidente.

– Como tiene que ser la cosa  para que por primera vez en años (que yo recuerde, y si recuerdas, recuérdamelo) la Asociación de la Prensa salga de su habitual letargo y se pronuncie. Yo hubiera sido un poco más duro, pero tampoco vamos ahora a discutir por eso.

Creo, que con una llamada de Revilla y unas disculpas, quizás no arregles el error, pero al menos lo reconoces.

Sin embargo seguir tirando del hilo… creo que es un error. Como botón de muestra, este post. Yo no estaría hablando de estas cosas si el PRC no saca esa nota, y sin embargo aquí estoy.

¿Cómo era aquel refrán? ¿Cuál era el rey Felipe IV o Fernando VII? Es que nunca me acuerdo.

MENOS MAL, por Oscar Sin Nick

17 Dic

 

Me acabo de llevar una alegría tremenda. La asociación de la prensa de Cantabria ha reaccionado. Esto no soluciona otras cuestiones criticadas aquí recientemente, pero es una magnífica noticia.

Así sí.

Os dejo este teletipo que he calcado a Europa Press (lo siento, pero es que la ocasión lo merece).

 

 

La Asociación de la Prensa critica los “abucheos” a periodistas de El Mundo en la comida del PRC

“Los periodistas de cualquier medio de comunicación se merecen un respeto cuando están cumpliendo con su tarea informativa”, señala

SANTANDER, 17 Dic. (EUROPA PRESS) –

La Junta Directiva de la Asociación de la Prensa de Cantabria ha mostrado este viernes su rechazo a los “incidentes” que tuvieron lugar el pasado día 12 de diciembre con motivo de la comida organizada por el Partido Regionalista de Cantabria (PRC), “en los que se produjeron abucheos a los profesionales de ‘El Mundo en Cantabria’, que habían acudido a cubrir el acto y a los que también se había puesto alguna pega a la hora de acceder al mismo”, señala en un comunicado.

La directiva de la asociación, que se reunió este pasado jueves, día 16, señala en el comunicado que los periodistas de cualquier medio de comunicación “se merecen un respeto cuando están cumpliendo con su tarea informativa”.

Al respecto, recuerda a los políticos, instituciones, y a la sociedad en general, “que están en su legitimo derecho a discrepar con el tratamiento informativo que en ocasiones se produce en periódicos, radios, televisiones o medios digitales, pero existen cauces para encaminar la protesta que van desde el derecho de rectificación a la posibilidad de acudir a los tribunales cuando sus peticiones no sean atendidas”.

La Asociación de la Prensa de Cantabria, que representa a casi 300 periodistas de la región, “recomienda” a los dirigentes del PRC, y en especial a su líder y presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, que “evite situaciones en las que los profesionales de la información puedan ser maltratados, como se han sentido los periodistas del medio de comunicación citado que acudieron a la comida regionalista”, añade el comunicado.

Por último, esta organización profesional recuerda la postura de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), que viene defendiendo que los periodistas puedan desempeñar su tarea “con total libertad, sin cortapisas por ser de uno u otro medio de comunicación” y que “insiste en esta cuestión ante los diferentes incidentes que se están produciendo en todo el panorama nacional”, concluye.

 

LO DE TODOS LOS AÑOS, por Oscar Sin Nick

16 Dic

No, no me refiero al debate presupuestario. Hablo de la envidia (no sé si sana) que me da la cena de los periodistas parlamentarios en Madrid, que se sitúa en las antípodas de la lametada anal que le pegamos a los políticos los periodistas cántabros pertenecientes a la Asociación de la Prensa de Cantabria.

El año pasado ya hablé de ello (LÉELO AQUÍ) y éste, en el que no sé si la cena me cogerá de viaje, mi indignación es mayor si cabe (en mi anterior post creo que encontrarán pistas).

Leo en elmundo.es una reseña de la cena de los periodistas parlamentarios en Madrid (LÉELO AQUÍ) celebrada (¿anoche?).

Sé que a nadie se le caerá la cara de vergüenza cuando en enero nos jodamos las lumbares haciendo reverencias y escuchemos a un nada convincente Revilla decirnos lo mucho que nos quiere (aunque el año pasado nos vendió una moto propia, lo de Obama en Altamira). Que yo sepa no se ha disculpado con los dos redactores de El Mundo a los que él y su mujer humillaron el pasado domingo (anterior post). La Asociación, lo esperado, no me chilles que no te veo.

También intervendrá Mediavilla, que cumplirá hablándonos de sus cosas (el 112 y todo eso) y lo majos que somos. Habrá también discurso reivindicativo de la todavía presidenta (el año pasado no se oyó)… y Leandro, y los regalos por sexos…

Es decir, en el mundo civilizado los políticos se ponen a disposición de los periodistas (una noche al año), mientras que aquí la vida sigue igual.

Que rancios somos.

MADA Y DAVID NO SON ANGELS BARCELÓ, por Oscar Sin Nick

13 Dic

Hace años hubiera empezado por ¿qué nos está pasando? o alguna cosa por el estilo, pero a estas alturas del partido después de boñigazos, muletazos, eretazos y otras lindezas, ya hay pocas cosas que me sorprendan.

Ayer domingo, el partido político de Revilla celebró su congreso, comida de Navidad… y como es normal en estos saraos, se invita (acredita) a la prensa, que tiene su espacio, medios, y hasta personal a su disposición para poder desempeñar su labor informativa (o desinformativa, que de todo hay).

En un momento de la jornada, que no sé cual fue porque no estuve, el LÍDER se dirigió a sus fieles para hacerles notar que entre la canalla periodística, había dos redactores de El Mundo. Todo muy gracioso y natural desde la tribuna, pero de paso echando a la gente encima de dos curritos, que lo único que hacían era su trabajo. Os dejo aquí el documento sonoro. Y me adelanto a posibles preguntas al respecto, no estaba allí ni la grabadora (o smartphone) era el mío.

Simplemente ocurre que estas cosas les tocan mucho las narices a los periodistas… y el correo electrónico lo aguanta todo, hasta archivos en mp3:

http://www.goear.com/listen/472b974/a-la-caza-del-periodista-

Yo no soy quien, Dios me libre, para hacerle reflexión alguna a ningún dirigente político desde mi posición actual. No toca, lo que no se debe hacer no se hace, y punto. Y de primeras damas, ni hablamos!!!

Ahora bien, como miembro de la Asociación de la Prensa desde hace más de 12 años (por seis euros al mes que pago religiosamente desde 1998), creo que me he ganado el derecho a:

1. Estar hasta los cojones de que humillen a periodistas en esta región.

2. Estar hasta los cojones de que nunca/jamás se diga nada desde la Asociación de la Prensa cuando pasan estas cosas.

3. Estar hasta los cojones de estar hasta los cojones.

Mada y David no son Angels Barceló a la que hace poco, se recibía como una heroína (LÉELO AQUÍ) en la sede de la Asociación de la Prensa de Madrid por sus problemas en Marruecos y el Sáhara cuando el lío con los saharauis.

Y me parece muy bien, pero no sé de qué tenemos que presumir aquí, cuando jugamos al linchamiento light (no les iba a pasar nada). No sé qué es eso de que “debemos estar todos unidos sin diferenciación de medios”. Parece que eso no vale para los redactores de El Mundo Cantabria. No sé por qué se toleran estas faltas de respeto y estos comportamientos indignos de  una región que intenta no ser demasiado bananera.

Este silencio da entre pena y asco. Y no será la última vez.

P.D.: Y la culpa la tenéis vosotros. Sí, vosotros. Menos quejarse, y más hacer.


MÁS SOBRE ANONYMOUS, por Oscar Sin Nick

21 Nov

Retomo un tema que ha tratado hace pocos días La Nueva Helade (puedes leerlo AQUÍ) y que varios blogueros/twitteros cántabros (y del resto del mundo en general, no nos engañemos) hemos hablado varias veces, y en donde existen dos tendencias bastante definidas. Me refiero a opinar desde el anonimato y su sentido en una red cada vez más abierta, más social, y más igual.

Tanto el autor de ese post como el que suscribe estamos en la teoría de que tanto en la vida como en internet hay que ir de frente y con la verdad por delante. El anonimato suele llevar aparejadas, normalmente, intenciones poco claras.

Hoy he leído las burradas que le han escrito a María Dolores de Cospedal en un diario digital los ‘comentaristas anónimos’ que ejercían su libertad de ‘opinión’ insultándola gravemente a ella, e incluso a su hijo. Aquí, sin ir más lejos, el alcalde de Santander y un concejal tuvieron su ración de insultos ‘anónimos’, aunque en este caso salió a la luz quien era el pájaro, lo que de paso dejó en evidencia a gente muy respetable emparentada con el susodicho.

Hay un debate que si no ha surgido ya, surgirá en las tertulias escoradas de este país (escoradas a ambos lados) y es meter en la ecuación lo sucedido con Salvador Sostres, que dice sus burradas en privado, aunque luego se hacen públicas. Vamos, una auténtico aquelarre de gritos, improperios, y rasgamiento de vestiduras, a izquierda y derecha, que no aclararán nada, pero nos garantizarán unos cuantos días más de bronca.

Volviendo al principio, ¿para qué el anonimato? No niego que en Cantabria ha tenido sus virtudes, y el Cántabro Perplejo, ha sido un buen ejemplo (más en su primera etapa que en la de ahora, que está un poco vaguete), pero desde mi punto de vista, los anónimos son bastante poco solidarios con los que también tenemos opiniones fundadas y argumentadas y las exponemos dando la cara.

Creo que hay que aprovechar las tecnologías existentes, e intentar que la gente opine libremente en los medios de comunicación, pero en el caso de los digitales, a poder ser, entrando con su perfil en las redes sociales (no me vale que no todo el mundo lo tiene, porque está al alcance de cualquiera) o en su defecto, dejando bien claro quién está al otro lado del teclado (elconfidencial.com te hace suscribirte dando tus datos, si no lo haces, no puedes comentar).

¿Es esto limitar alguna libertad? Yo creo que no, si cabe quizás la de insultar, porque quien sabe que sus datos son algo más que una ip (que solo podrá ser revelada tras el papeleo administrativo y judicial), quizás se piensan dos veces decir según qué cosas, y de paso aprenden a debatir y a argumentar su odio visceral por esta o aquella persona.

Ha tenido sus épocas, pero creo que el anonimato cada día tiene menos sentido en esta red social global en la que nos movemos.

Una última reflexión. Firmar una opinión no significa que esa opinión tenga patente de nada, que sea verdad, o que incluso sea presentable.

Ayer o antes de ayer, no recuerdo, leí que mi jefe había llamado borrachos y comilones a los miembros del gobierno durante una rueda de prensa a la que yo asistí. Es mentira, y el mentiroso está plenamente identificado.

Como podéis ver, también se pueden sacar los pies del tiesto sin necesidad de esconderte en el anonimato.

ESTÁ EN SU CASA DON ARCADI, por Oscar Sin Nick

28 Oct

Está siendo una semana compleja en todos los sentidos, a lo que se une una agenda muy cargada, con lo que no he tenido tiempo para sentarme ni dos minutos (45 más bien) a analizar el siguiente informativo del serial prometido, el de Cuatro.

No tengo tiempo, ni cabeza… ni ganas. Lo haré, está en la agenda, pero llevará tiempo. Así que hace un rato, releyendo la prensa de papel (sí, la de papel) me encontré con la columna de hoy de Arcadi Espada en El Mundo, en torno al affaire twittero de Pérez-Reverte.

Sin entrar en lo que dijo Don Arturo (con mayúsculas), me parece interesante la reflexión de Espada sobre la convivencia del periodismo de toda la vida, decadente y falto de reflejos, con los nuevos medios de comunicación, caso de Twitter (que cada día estoy más convencido de que de red social tiene poco).

Se me han venido muchas cosas a la cabeza, recuerdos recientes, profesionales y personales, y ambos a la vez… y solo me queda decirle, Don Arcadi (también con mayúsculas) que le voy a copiar/pegar su columna, eso sí con el correspondiente enlace a su blog (ya que el de El Mundo no lo he encontrado). Siempre un placer leerle.

Bailando el twitter

Hace un tiempo el escritor Pérez-Reverte abrió un twitter. Un lugar donde escribe, en un máximo de 140 caracteres, lo que le ocurre o se le ocurre en algunos momentos del día. Hay muchas personas que acuden al lugar a leerle o a charlar por escrito. El registro de la conversación es fácilmente deducible: se aspira poco a lo imperezedero. Una barra de bar; llamarlo tertulia sería demasiado llamarle. La otra noche, a punto de comerse un venado y beberse un 200 Monges, (Rioja: con eso está dicho todo), escribió: «Por cierto, que no se me olvide. Vi llorar a Moratinos. Ni para irse tuvo huevos.» La frase tiene poco misterio: el escritor vinculaba el nivel de testosterona al control de los sentimientos. En la barra twitter a esto se le llama huevos. Luego añadió que Moratinos era un mierda. Lo que en mejor latín se llama un flojo. Pasaron dos horas y la versión digital de este periódico tituló en su portada con las apreciaciones del escritor. Y desde allí, como es natural, los rebotes ya fueron infinitos. Hasta llegar, sin mayor filtro, al papel. Y en el papel, el PSOE, que ha acusado a Pérez-Reverte de crueldad. De crueldad.

Dejaré a un lado todas las cuestiones de género. Del género idiota, quiero decir. Porque lo interesante es el papel de twitter en todo esto, y su relación con el periodismo. Es decir, la evidencia de que las conversaciones de barra de bar están ya en los periódicos y con su propia lengua brava. La extraordinaria decadencia mediante la que un tweet acaba convirtiéndose en unas declaraciones, Pérez-Reverte, comillas, dos puntos: «Moratinos es un mierda». Comprendo que el periodismo se hiciera eco del escritor si anunciara en 140 caracteres que deja la literatura. O cualquier otro anuncio fáctico. Pero que diga, «¡Una de camarones!…» Hombre, hombre.

Hay un camino simple para demostrar la inutilidad práctica del periodismo en la modernidad digital: no distinguir sus protocolos de los de twitter. El problema no es que twitter sea un nuevo y amenazante medio de comunicación, naturalmente. El problema es convertir los periódicos en twitters titulados. El riesgo no es que twitter haga lo que hacen los periódicos. ¡Sino que los periódicos hagan lo de twitter! Una de los grandes beneficios de internet ha sido el de permitirnos atisbar, gracias al anonimato y la reproducción digital, algo de lo que se dice de todos en las sobremesas a las que no asistimos. Pero es imprescindible que el periodismo comprenda que internet es también una privacidad, y que la respete. Es decir, que no renuncie de un modo tan alegre y suicida al monopolio de la publicación y de lo público.