Archive | Lo llaman Política RSS feed for this section

LOS PECADOS DE DANI, por Oscar Sin Nick

2 Jun

O quizás debiera haber titulado ‘el pecado…’ ya que su mayor pecado es tener nombre y apellidos, contarlo, participar en las redes sociales, equivocarse (como todos) y sobre todo, tener a mucho cobarde enfrente.

Soy de los que piensa, y aquí ya lo he dicho alguna vez, que los comentarios del Diario Montañés no son mucho más que un nido de perversión en el que el anonimato es obligado, el insulto la carta de presentación, y la moderación brilla por su ausencia, no solo por quienes lo gestionan sino por los propios comentaristas que aprovechando la inmunidad hablan (vomitan), opinan (calumnian) y rara vez piensan dos veces lo que dicen.

En Cantabria, especialmente en Cantabria, dar la cara sigue costando bastante más que esconderte bajo la falda del anonimato y poner la zancadilla a todo aquel, o aquella, que no te cae demasiado bien. Dani, que no es perfecto, ni mucho menos, que comete errores, como todos, tiene la mala costumbre de identificarse cuando se equivoca, de ir con DNI por delante cuando se pasa, de dar la cara vamos.

El pasado 22 de mayo resulta que salió concejal, y hoy, su jefe le ha dicho dos cosas, que va a llevar la concejalía de juventud (lógico) y que no va a cobrar (no va a ser el único). Como era de esperar, personajes de la mitología cántabra, entre otros, que llevaban un poco apagados desde que los votos les pusieron en su sitio, han tenido hoy su momento de gloria y una vez más, escondiducos y anónimos, han vomitado toda la bilis que la mayoría absoluta había retenido en sus intestinos.

Y no pasa nada, ni pasará, porque estamos en un país libre, y que yo sepa, ser cobardón, no está penado por la ley. Tampoco lo está ser demasiado efusivo en los planteamientos, aunque el peaje que haya que pagar por decir las cosas con nombres y apellidos sea este. Espero que a Dani le vaya bien, sé que habrá aprendido algunas cosas de todo esto. Sabe la responsabilidad que tiene y lo hará bien porque capacidad de trabajo le sobra.

Y a sus trolles solo decirles que afortunadamente tienen los días contados. Internet y las redes sociales van en sentido diametralmente opuesto a quienes insultan en la clandestinidad.

Lo vuestro no va mucho más allá del onanismo… y a las urnas me remito.

DESPUÉS DEL 22-M, MÁS, por Oscar Sin Nick

22 Mar

Acabo de echar un vistazo a un par de interesantes posts sobre el futuro de las redes sociales y el presente de las páginas webs. Uno habla sobre el estancamiento de la web frente al crecimiento en formato Facebook de los sitios oficiales, mientras que el otro se refiere a la desbandada que harán los políticos de las redes sociales tras el 22-M.

En cuanto al primero decir que hasta cierto punto es normal que esté habiendo un crecimiento importante de los sitios web dentro de Facebook, dado el continuado crecimiento de esa red social, no ya sólo como una moda o una herramienta de comunicación, sino como un cambio en nuestra forma de socializar, más, mejor, más rápido y de manera más efectiva.

Sin embargo no estoy muy de acuerdo en que el formato web vaya a ser sustituido por Facebook, básicamente porque esta red social no ofrece seguridad. Y no me refiero a una cuestión de privacidades, sino a los continuos cambios de formatos y funciones de las páginas, que a veces te vienen muy bien y otras muy mal, se hacen de forma estándar para todos, y sin avisar (¿quién soy yo para que me avisen?).

Además no podemos olvidar que aunque mucha gente está en Facebook, no toda la gente está en Facebook. Creo que tanto webs como blogs siguen siendo el principal soporte de internet, el origen de todo, y que Facebook, siendo grande, no lo es tanto como para englobar todo nuestro universo digital. Otra cosa es que a través de Facebook, o Twitter (más en mi caso desde luego) lleguemos a esas webs o blogs que sin estas redes sociales (o de información), no estarían a nuestro alcance.

En cuanto al desinterés de los políticos por internet y las redes sociales una vez pasen las elecciones, dependerá una vez más de la consistencia del proyecto político de turno. Es decir, si solo trabajas en campaña electoral o si piensas en ganar las elecciones siguientes trabajando desde el día uno de los próximos cuatro años.

Hay ya algunos políticos cántabros que están creándose un patrimonio importante dentro de la red, un patrimonio de prestigio, usos y costumbres, por lo que sería irresponsable y poco inteligente por su parte tirarlo por la borda.

Soy un convencido de que las redes sociales han venido para quedarse en la política, y al revés… aunque solo sea por egoísmo, ya que a más tardar dentro de un año tenemos otra gran batalla en el horizonte.

Algunos dicen que será la madre de todas las batallas.

ESCLAVOS DE SUS PALABRAS, por Oscar Sin Nick

17 Dic

El PRC ha respondido al comunicado de la Asociación de la Prensa de Cantabria rechazando la ‘reprimenda’ recibida por esta y opina que fueron muy respetuosos con la prensa en su comida de Navidad. Puedes leer la información (AQUÍ).

A pesar de que tengo tentaciones de hacerlo, no voy a valorar la conveniencia o no de enviar la nota, ni las (a mi juicio) contradicciones en las que cae.

Simplemente me quedo con varias cosas:

– Los aludidos por Revilla (y su mujer), que yo sepa, han tenido un comportamiento exquisito, y no se han encadenado a ningún sitio para que nadie les defienda, aguantaron mecha, hicieron su trabajo, y después, como es lógico, fueron defendidos por su empresa (así me enteré de la movida).

– Los periodistas consultados (en mi facebook unos cuantos), asistentes o no, estaban indignados, sin matices, tanto con Revilla por encender la mecha (todo en plan gracioso) como por su señora, que tuvo un comportamiento que dejó ojipláticos a los reporteros que cubrieron el acto (pregunten, pregunten…)

– Dentro de la blogosfera cántabra, no solamente aquí sino AQUÍ y AQUÍ, se han hecho eco del incidente.

– Como tiene que ser la cosa  para que por primera vez en años (que yo recuerde, y si recuerdas, recuérdamelo) la Asociación de la Prensa salga de su habitual letargo y se pronuncie. Yo hubiera sido un poco más duro, pero tampoco vamos ahora a discutir por eso.

Creo, que con una llamada de Revilla y unas disculpas, quizás no arregles el error, pero al menos lo reconoces.

Sin embargo seguir tirando del hilo… creo que es un error. Como botón de muestra, este post. Yo no estaría hablando de estas cosas si el PRC no saca esa nota, y sin embargo aquí estoy.

¿Cómo era aquel refrán? ¿Cuál era el rey Felipe IV o Fernando VII? Es que nunca me acuerdo.

MÁS SOBRE ANONYMOUS, por Oscar Sin Nick

21 Nov

Retomo un tema que ha tratado hace pocos días La Nueva Helade (puedes leerlo AQUÍ) y que varios blogueros/twitteros cántabros (y del resto del mundo en general, no nos engañemos) hemos hablado varias veces, y en donde existen dos tendencias bastante definidas. Me refiero a opinar desde el anonimato y su sentido en una red cada vez más abierta, más social, y más igual.

Tanto el autor de ese post como el que suscribe estamos en la teoría de que tanto en la vida como en internet hay que ir de frente y con la verdad por delante. El anonimato suele llevar aparejadas, normalmente, intenciones poco claras.

Hoy he leído las burradas que le han escrito a María Dolores de Cospedal en un diario digital los ‘comentaristas anónimos’ que ejercían su libertad de ‘opinión’ insultándola gravemente a ella, e incluso a su hijo. Aquí, sin ir más lejos, el alcalde de Santander y un concejal tuvieron su ración de insultos ‘anónimos’, aunque en este caso salió a la luz quien era el pájaro, lo que de paso dejó en evidencia a gente muy respetable emparentada con el susodicho.

Hay un debate que si no ha surgido ya, surgirá en las tertulias escoradas de este país (escoradas a ambos lados) y es meter en la ecuación lo sucedido con Salvador Sostres, que dice sus burradas en privado, aunque luego se hacen públicas. Vamos, una auténtico aquelarre de gritos, improperios, y rasgamiento de vestiduras, a izquierda y derecha, que no aclararán nada, pero nos garantizarán unos cuantos días más de bronca.

Volviendo al principio, ¿para qué el anonimato? No niego que en Cantabria ha tenido sus virtudes, y el Cántabro Perplejo, ha sido un buen ejemplo (más en su primera etapa que en la de ahora, que está un poco vaguete), pero desde mi punto de vista, los anónimos son bastante poco solidarios con los que también tenemos opiniones fundadas y argumentadas y las exponemos dando la cara.

Creo que hay que aprovechar las tecnologías existentes, e intentar que la gente opine libremente en los medios de comunicación, pero en el caso de los digitales, a poder ser, entrando con su perfil en las redes sociales (no me vale que no todo el mundo lo tiene, porque está al alcance de cualquiera) o en su defecto, dejando bien claro quién está al otro lado del teclado (elconfidencial.com te hace suscribirte dando tus datos, si no lo haces, no puedes comentar).

¿Es esto limitar alguna libertad? Yo creo que no, si cabe quizás la de insultar, porque quien sabe que sus datos son algo más que una ip (que solo podrá ser revelada tras el papeleo administrativo y judicial), quizás se piensan dos veces decir según qué cosas, y de paso aprenden a debatir y a argumentar su odio visceral por esta o aquella persona.

Ha tenido sus épocas, pero creo que el anonimato cada día tiene menos sentido en esta red social global en la que nos movemos.

Una última reflexión. Firmar una opinión no significa que esa opinión tenga patente de nada, que sea verdad, o que incluso sea presentable.

Ayer o antes de ayer, no recuerdo, leí que mi jefe había llamado borrachos y comilones a los miembros del gobierno durante una rueda de prensa a la que yo asistí. Es mentira, y el mentiroso está plenamente identificado.

Como podéis ver, también se pueden sacar los pies del tiesto sin necesidad de esconderte en el anonimato.

NUNCA SE FUE DEL TODO, por Oscar Sin Nick

13 Oct

Vuelve El Cántabro Perplejo. Lo hace en un nuevo dominio por cosas de la vida y con un reto desde mi punto de vista: trasladar al formato blog el apasionante debate que está creciendo cada día más en la twitosfera cántabra.

Bueno, y también sobrevivir a la gran troleada que le espera por diferentes motivos que conocemos quienes intentamos sobrevivir en la blogosfera cántabra, un lugar no demasiado seguro en cuanto hablas de determinadas cosas.

http://cantabrosperplejos.com

Ahora mismo lo meto en la sección de enlaces.

P.D.: Que sí, que ya, que lo sé, que tengo pendiente lo de los telediarios varios. A ver si mañana…

ESPAÑA, por Oscar Sin Nick

12 Oct

No he desistido en mi repaso a los informativos nacionales, pero hoy me apetecía hacer una alto en el camino. Espero que la agenda me permita mañana meterme en harina con el de Antena 3. Ayer, en medio de un puente, y hoy, festivo, no me parecían escenarios adecuados para análisis alguno.

Y es que hoy es fiesta, mal que le pese a alguno, ya sea español a regañadientes o gorilón bolivariano, que de todo hay. El post viene a colación de algunas conversaciones que llevo manteniendo durante la mañana en twitter y facebook, en unos casos por la pitada (merecida) a Zapatero, y en otros por buscar siempre cualquier excusa para hacer dogma de aquella falacia (en boca de un presidente de gobierno lo es) de que nuestra Nación es cuestionada y cuestionable.

En el primer caso me llama la atención como corren algunos a ponerle la medalla de la movilización de las pitadas al PP (acompañado siempre en la misma frase por el Frente Nacional). Por un momento voy a comprar todos esos argumentos y a lanzar una pregunta ¿usted le seguiría la corriente a X formación política para pitar al presidente si no estuviera de acuerdo con ellos? Evidentemente no. ¿Que algunos, varios o muchos han caldeado el ambiente? Seguro, posiblemente, no he estado allí. Si la masa, la gente en general, el mogollón está en contra de eso hubieran aplaudido o se hubieran dado de hostias… yo que sé.

Ahora bien, me parece una torpeza por parte de los instigadores y de quienes les hayan seguido, pitar durante la interpretación del himno nacional, a la llegada del Rey (esto podría tener un pase, aunque él solo tiene la culpa de ser Rey), y sobre todo, en el homenaje a los caídos. Creo que todo eso es mezclar churras con merinas.

En cuanto a lo de ser español a regañadientes, me llama mucho más la atención aquellos que le ponen todo tipo de reparos a la Fiesta Nacional (no es el día, no al desfile militar, esto no me representa, no tenemos nada que celebrar, ay los pobres indígenas…), que aquellos que cada año lanzan mierda desde posturas independentistas (mi nación es respetable y la tuya no, y cosas así).

De los segundos es mejor pasar (no tienen nada que hacer). Los primeros me producen ternura. Que jodido debe ser vivir sin país, sin nación, rodeado de fachas y militares, al borde del golpismo, con flamencas y toreros paseando por las calles… bueno, la verdad es que ese país no sé donde está, más allá de cierto imaginario retorcido que se resiste a disfrutar de nuestra imperfecta  democracia. Mejor lo que tenemos que Cuba, Venezuela, China…

No entiendo como la gente pierde el tiempo en mirar hacia atrás o hacia los lados cuando tenemos que mirar hacia adelante (y más ahora con la que tenemos encima). Además en este viaje contamos con la mejor compañía, Europa y nuestros socios de la Unión. ¿Dónde podríamos estar mejor?

A todos ellos, y a todos los demás (la gran mayoría) que paséis un buen día. Para mí lo es.

P.D.: Y saludo también para las repúblicas hispanoamericanas que celebran bicentenario de su independencia. Un acierto nuestro invitarlas al desfile, y acierto de todas ellas por acudir… ¿de todas? Bueno no, el máximo responsable del colapso de Venezuela como economía, sociedad y país, no ha considerado oportuno que la bandera de su país estuviera hoy en Madrid. Otra muesca más en su deriva hacia el caos absoluto.

Santander 2010, por Oscar Sin Nick

30 Sep

Acabo de oír a Revilla contar una historia sobre el jurado, una luxemburguesa, un error en el dossier, la Segunda Guerra Mundial, y por supuesto, que este era un proyecto del Ayuntamiento de Santander, el Gobierno solo apoyaba.

También se podría decir que mejor hubiera estado en la embajada de China, que igual al final lo que hizo fue gafar la candidatura con su presencia.

Cosas de políticos aparte (este no es un blog para hablar de política, aunque a veces lo echo de menos), lo cierto es que me siento un pelín desencantado por no haber pasado este primer corte. No esperaba la capitalidad en 2016, pero sí que pensé que al menos esta fase la pasaríamos.

Pero lo del pelín de desencanto (y no algo más) es porque creo que se ha puesto una semilla que ahora convendría regar, cuidar, y dejar crecer. Nos lo hemos creído y hemos trabajado para ser mejores, y creo que hemos abierto una ciudad tradicionalmente cerrada en sí misma.

Creo que Santander 2016 ha agitado un poco conciencias, hemos mirado más allá de nuestra maravillosa bahía, y nos hemos lanzado al sueño de Europa, y bueno, al final nos ha tocado quedarnos fuera, podía pasar.

Mañana tendremos nuevos retos, y deberíamos volver a ser valientes, como lo hemos sido metiéndonos en este embolao, y seguir midiendo nuestras posibilidades. Mejor esto que nada. Para perder hay que participar. Si no participas ni ganas ni pierdes, no estás vivo.

Así que aunque me cuenten aquello de que los cementerios están llenos de valientes, que me digan donde hay que firmar para volverlo a intentar.

Ánimo a toda la expedición, a toda, porque aquí ganamos y perdemos todos, y hasta la próxima.

P.D.: Ya empieza la vendetta. PINCHA AQUÍ