Archive | junio, 2011

FELIZ COMO UNA LOMBRIZ (O MÁS), por Oscar Sin Nick

30 Jun

La verdad es que no sé por dónde empezar ya que acabo de enterarme como quien dice y aún estoy digiriendo sus consecuencias en mi trayectoria profesional.

Paso de la cuarta a la tercera planta, dejo el grupo parlamentario Popular y paso a ejercer labores de asesor de comunicación del presidente del Parlamento.

Es sin duda un bombón como trabajo por muchos motivos, sobre todo porque mi misión fundamental será trabajar para hacer realidad una frase muy sobada y repetida “acercar el Parlamento a los ciudadanos”.

Los que me conocéis ya os podéis imaginar cuales van a ser alguna de esas fórmulas para conseguirlo.

Os pido (1) paciencia ya que las las cosas en palacio van despacio, (2) y mucho mucho #plenocan porque independientemente de la dialéctica parlamentaria, más o menos agria, entre todos debemos conseguir que esa etiqueta sea también un punto de encuentro fuera de los plenos.

Espero vuestras sugerencias, esta va a ser también la casa de los blogueros, tuiteros y demás fauna que pulula por internet y que sé que lleváis grabados los valores que hacen grande a la Red en general y a las redes sociales en particular: conversar y compartir. Ambos son valores que están en la raíz de lo que debe ser un lugar como este, el Parlamento, que nos representa a todos, sí, nos representa. Repito, sí, nos representa.

Mi agradecimiento sincero a mis jefes, ahora metidos en una misión titánica al frente de los destinos de la región, también a mi nuevo jefe, por su confianza y porque me gusta su planteamiento inicial para empezar a ‘hacer cosas’, y sin duda a Eduardo Van den Eynde, que una vez más me ha demostrado que es algo más que un buen jefe y un guitarrista bastante ‘apañao’.

Y desde luego, mi agradecimiento y reconocimiento a Rosa (grupo parlamentario y partido), que tiene ante sí un importante reto profesional. Me alegro por ella, porque ha trabajado muy duro, y sé que lo hará bien porque siempre lo hace bien.

Espero veros a todos como mínimo en #plenocan.

LO LLAMAN COMUNICACIÓN, por Oscar Sin Nick

23 Jun

Lo iba a titular ‘Con permiso de @andresh’ pero sopesándolo considero que este post merece ser titulado como el nombre de este blog porque lo que se ha vivido hoy en twitter creo que supone un antes y un después en nuestra región.

La mención a @andresh es entre otras cosas por respeto a quien ha tenido ya unas cuentas buenas ideas que… cosas de la vida, cristalizan pero no exactamente como él había pensado. Os adelanto que está en nuestra lista en atrube.org y pronto le podréis conocer un poco más, pero no me quiero ir por las ramas.

Hoy ha tenido lugar un evento 1.0 que ha sido retransmitido como merece la ocasión a través de la red 2.0. Hoy un político se iba para su casa mientras que otro se hacía con el poder, cosas que todos ya sabéis y sobre las que no me voy a extender, ya que este post va de que hoy, sí, hoy, 23 de junio, como apunta @andresh en su post de hoy  ha empezado la ‘era de #plenocan‘.

Una etiqueta que él creó cuando este que escribe ni siquiera se había planteado tuitear (me parecía una cosa muy complicada). Hablo de hace dos días como quien dice, septiembre de 2009, pero es que a mí este virus de twitter (bendito virus), me entró en abril de 2010… y hasta hoy y por mucho tiempo, porque me encanta.

El reto, que los tuiteros comentaran los plenos. Un gran reto, que con poco universo potencial… pasó su travesía en el desierto, pero que gracias a que poco a poco nos hemos ido acercando a nivel personal y por supuesto, profesional, la cosa ha ido cogiendo buen color.

De hecho los plenos del último periodo de sesiones ya concitaban un número considerable de tuiteros y a dos medios de comunicación, santanderciudadviva y el portaluco.

Después llegó la campaña electoral (con su laaaaarga pre-campaña, claro) y aunque #plenocan no se usó porque no había plenos, muchos de los que nos conocíamos de los plenos o de otros HT como la #twitterruca hemos pasado muchas horas juntos, discutiendo, argumentando, trolleando, y creando un caldo de cultivo que ha tenido hoy su eclosión.

Hoy (y ayer) nos encontramos todos otra vez, y además, para los que hemos creído en #plenocan porque acerca el parlamento a los ciudadanos, porque fomenta el debate, porque acerca la política y los partidos políticos… (¿os parece poco?) se ha unido un actor inesperado, pero necesario para que esto siga tomando cuerpo, @dmontanes.

Con @Gonzalo_Sellers ‘a pie de campo’ (de pleno más bien) el digital de referencia de nuestra región adoptaba la etiqueta #plenocan y con ello, estoy convencido, más gente ha accedido a ella, lo cual es la mejor noticia.

El proyecto de @andresh, hoy olvidado por su ex-socio, más preocupado en hacer pasillos, está más vivo que nunca, lo vamos a cuidar porque es algo bueno… aunque igual no se le pueda sacar dinero fácil y rápido (eso explicaría la desaparición de santanderciudadviva de los plenos).

Los medios de comunicación, ya sean públicos o privados, no deben perder nunca de vista que tienen una función social, no solo la de chupar de la teta pública, que eso lo hace cualquiera… o no, quién sabe.

Os dejo el informe completo que ha elaborado @andresh sobre lo que ha supuesto #plenocan en las últimas 24 horas. Lo malo es que solo lo podéis ver si estáis en twitter … ¿a qué estáis esperando?

LOS PECADOS DE DANI, por Oscar Sin Nick

2 Jun

O quizás debiera haber titulado ‘el pecado…’ ya que su mayor pecado es tener nombre y apellidos, contarlo, participar en las redes sociales, equivocarse (como todos) y sobre todo, tener a mucho cobarde enfrente.

Soy de los que piensa, y aquí ya lo he dicho alguna vez, que los comentarios del Diario Montañés no son mucho más que un nido de perversión en el que el anonimato es obligado, el insulto la carta de presentación, y la moderación brilla por su ausencia, no solo por quienes lo gestionan sino por los propios comentaristas que aprovechando la inmunidad hablan (vomitan), opinan (calumnian) y rara vez piensan dos veces lo que dicen.

En Cantabria, especialmente en Cantabria, dar la cara sigue costando bastante más que esconderte bajo la falda del anonimato y poner la zancadilla a todo aquel, o aquella, que no te cae demasiado bien. Dani, que no es perfecto, ni mucho menos, que comete errores, como todos, tiene la mala costumbre de identificarse cuando se equivoca, de ir con DNI por delante cuando se pasa, de dar la cara vamos.

El pasado 22 de mayo resulta que salió concejal, y hoy, su jefe le ha dicho dos cosas, que va a llevar la concejalía de juventud (lógico) y que no va a cobrar (no va a ser el único). Como era de esperar, personajes de la mitología cántabra, entre otros, que llevaban un poco apagados desde que los votos les pusieron en su sitio, han tenido hoy su momento de gloria y una vez más, escondiducos y anónimos, han vomitado toda la bilis que la mayoría absoluta había retenido en sus intestinos.

Y no pasa nada, ni pasará, porque estamos en un país libre, y que yo sepa, ser cobardón, no está penado por la ley. Tampoco lo está ser demasiado efusivo en los planteamientos, aunque el peaje que haya que pagar por decir las cosas con nombres y apellidos sea este. Espero que a Dani le vaya bien, sé que habrá aprendido algunas cosas de todo esto. Sabe la responsabilidad que tiene y lo hará bien porque capacidad de trabajo le sobra.

Y a sus trolles solo decirles que afortunadamente tienen los días contados. Internet y las redes sociales van en sentido diametralmente opuesto a quienes insultan en la clandestinidad.

Lo vuestro no va mucho más allá del onanismo… y a las urnas me remito.