PARA QUE NOS ENTENDAMOS, por Oscar Sin Nick

22 Sep

He tenido una de esas mañanas tontas, en las que lo tienes todo calculado al milímetro y un tubito se sale, y te escogorcia entera la agenda y todos tus compromisos.

Lo que no me esperaba es que tras llegar de aquella manera, deprisa y corriendo, me fuera a encontrar con un aquelarre, y no precisamente por cuestiones de trabajo.

Basta de hablar en clave y a lo que vamos. Mi entrada sobre la creación de la Asociación Empresarial de Diarios Digitales ha escocido a uno de los dos socios, y haciendo gala de una monumental torpeza  ha buscado pescar en río revuelto.

No creo haber faltado al respeto a nadie con mis reflexiones, y de hecho, puesto en contacto con los dos aludidos, uno de ellos ya me ha dejado muy claro, que para nada. Es más, haciendo gala de su infinita paciencia (conmigo tiene mucha) me ha explicado con pelos y señales todo lo que ha acontecido en la gestación de esta asociación.

Conversación que queda entre él y yo.

No tiene un pase ni disculpa alguna la actitud del ‘otro’, removiendo Roma con Joaquín Costa para  luego en conversación telefónica acabar reconociendo al que suscribe que no se ha leído el post y es que le han contado…

El post, que tampoco es que sea muy extenso, resume brevemente las sensaciones y escalofríos que recorrieron tó mi ser cuando vi, no sólo que nacía esa asociación, sino que lo hacía con DOS asociados, única y exclusivamente.

A los que somos profesionales de esto, y conocemos un poquito este mundo, nos sigue pareciendo que antes de empezar el tejado, debería haber cimientos sólidos, y así lo explico en seis puntos, que tampoco es que sean el descubrimiento de la penicilina, sino más bien, sentido común.

He releído el post varias veces, y he mirado los comentarios, y creo que a quien quiera montar una tormenta de todo esto solo me queda ofrecerle un vaso, y le sobrará sitio.

Una reflexión: Cuando la organización política para la que trabajo quiere pronunciarse sobre cualquier cuestión, la que sea, nunca elegirá este blog ni a este bloguero como portavoz, así que no confundamos los términos. Este blog es lo que es, y quien quiera debatir de lo que aquí se habla tiene abiertos los comentarios de par en par.

Y un obligado reconocimiento, Antonio, eres un señor.

Para que nos entendamos:

– Aquí no se juzgan líneas editoriales.

– Aquí no se habla de política, como mucho de refilón y a poder ser no de la cántabra.

– Aquí no da puntos dar hostias al PSOE, aunque lo pueda agradecer.

– Aquí no da puntos dar hostias al PRC, aunque lo pueda agradecer.

– Aquí no da puntos hacer loas de mi jefe o la organización para la que trabajo, aunque se agradece.

– Aquí se habla de prácticas, buenas y malas.

– Aquí se ejerce la autocrítica, además de la crítica.

– Aquí se habla de la Asociación de la Prensa porque como asociado que soy es un tema que me preocupa. Que los no socios lo hagan en sus órganos de expresión/medios forma parte de la libertad de la que afortunadamente gozamos, TODOS.

– Aquí, en definitiva, se habla de lo que yo quiero, que para eso esta bitácora es mía.

Anuncios

4 comentarios to “PARA QUE NOS ENTENDAMOS, por Oscar Sin Nick”

  1. Runner septiembre 23, 2010 a 11:38 am #

    Hola Óscar:
    Encaja con el perfil del “removedor” lo que comentas. Como en el caso de Collado se trata de sacar de madre algo que nada tiene que ver con el insulto. En algún post lo comentabas: el límite de la libertad de expresión está en los tribunales de justicia (Gallardón vs Jiménez Losantos). El problema, la mayoría de las veces, es que no soportamos la crítica. La que se hace sobre nosotros, quiero decir, porque la otra, la que nosotros hacemos sobre los demás, a algunos se les da como hongos. Este caso es como el del bromista tocapelotas -con perdón- que se molesta cuando el “toreado” es él. Garlic and water.

  2. Oscar Sin Nick septiembre 23, 2010 a 2:29 pm #

    Si hubiera querido hacer sangre tenía materia de sobra.

    El mayor déficit de esta región, y hablo de esta región porque es donde he nacido, vivo y trabajo, es que hay todavía mucha caspa.

    Y lo peor de eso no es que sea mucha o poca, lo verdaderamente triste es el lugar que ocupan en la sociedad, no por sus méritos, sino porque no hay mucho más donde elegir.

  3. matrimonio de hecho septiembre 27, 2010 a 7:31 pm #

    y esa cosa asociada de dos, que casi podria ser un matrimonio, tiene u ofrece ¿cursos de formacion para asociados? ¿codigo etico de los asociados? ¿algun objetivo mas que la intencion de pillar dinero publico? Porca miseria, que asco de sociedad…

  4. Oscar Sin Nick septiembre 27, 2010 a 9:19 pm #

    No
    No
    No
    Y sí, efectivamente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: