GRACIAS NASTIA, por Oscar Sin Nick

16 Ago

Me lo propuso @dondado en Twitter, y tras darle algunas vueltas me he animado, ¿por qué no?

Ayer Anastasia hizo cinco años entre nosotros, aunque suma ya catorce, de una vida que ha tenido de todo, incluída una separación forzosa de su madre durante más de cuatro años, pero que parece olvidada… yo al menos no recuerdo mi vida antes de que ella apareciera, en Barajas, en compañía de su babushka para quedarse entre nosotros.

No hablaba ni papa de español, absolutamente nada. Era una princesita de delicados modales, tímida, que hablaba a media voz y que siempre sonreía. Desde que llegó aquí, la sonrisa no desaparece. Antes por una vida nueva, estar de nuevo con su madre, conocer un país nuevo… ahora la sonrisa sé que es por motivos diferentes, por lo que calla y no cuenta… cosas de adolescentes.

Una de las cosas que más admiro de ella, y hay unas cuantas, es su personalidad. Bielorrusa por los cuatro costados, y orgullosa de serlo, se mueve como pez en el agua en nuestro país. En tres meses ya entendía todo, y a los seis ya podíamos mantener conversaciones. Al año, las discusiones. Es lo que tiene perderte la tierna infancia, y que empiece a asomar la adolescencia que sumado a su carácter (y al mío) son una mezcla explosiva.

Sé que echa de menos su país y que lo ideal para ella sería que toda su familia estuviera en el mismo sitio, y no a miles de kilómetros, que salvamos de vez en cuando (en enero estaremos allí) para sentir el calor de sus gentes en medio de un gélido paisaje. La distancia, llamadas a la babushka y a su dediushka aparte, la salvan ella y su madre consumiendo horas y horas de culebrones rusos en el canal ucraniano de ONO.

A la hora de los agradecimientos, tengo una lista en la que seguro que faltará alguien, pero que empezaría por mi familia, que la ha recibido con los brazos abiertos.

Al Colegio Fernando de los Ríos porque hizo con ella un trabajo fantástico de integración (el primer año sacó con nota todas sus asignaturas). En el IES Astillero, tras un año complejo (cosas de adolescentes), es una más.

A la Delegación de Gobierno y en especial a uno que ya no está allí, pero que cuando le pedí consejo y ayuda siempre tuvo un minuto para nosotros.

No me puedo olvidar de su gato, de Simpson, siempre detrás de ella, acompañándola cuando ve la tele, cuando se va a dormir… Luego dicen que los perros son fieles.

Pero por encima de todo gracias a ti Nastia, por ser un ejemplo de superación, de adaptación, y porque tú y yo sabemos que combinas como nadie complementos, joyitas y peinados.

No cambies, y sigue evolucionando, que lo haces muy bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: