PROVINCIANOS DE MADRID, por Oscar Sin Nick

5 Ago

Asisto atónito al debate cainita y artificial que alimentan estos días algunos tertulianos en alguna radio de ámbito nacional, denunciando el supuesto catetismo de los marbellíes en particular y de España en general con la visita de Michelle Obama a nuestro país. Bueno, más que visita, unas vacaciones.

La excusa para zurrarle a Marbella es un cartel de bienvenida colocado por una empresa privada y que el ayuntamiento marbellí ordenó quitar, básicamente porque al parecer lo que quería ese privado era aprovechar la valla para hacerse publicidad a costa de la insigne visitante.

Bueno, pues de paletos para arriba que les han puesto. Lógicamente Berlanga y Mr. Marshall han salido rápidamente a maridar a base de bien el debate, ya que todo vale para zurrar a la periferia cuando se opina desde un micrófono de ámbito nacional.

Hay muchos otros casos, y desde luego País Vasco y Cataluña se llevan la palma, pero es precisamente cuando hablan de los demás, del resto de España, de los que metemos menos ruido, cuando uno se da cuenta del grosor de los adjetivos, de la gratuidad de las argumentaciones y del provincianismo capitalino, que aunque a ellos les parezca ajeno, existe, lo vemos todos los demás, los que no vivimos allí.

Y que nadie piense que esto va en contra de Madrid y los madrileños, ya que yo viví allí seis maravillosos años, y si algo destacaría de Madrid es su gente. Otra cosa son los tertulianos.

La visita de la señora Obama no es producto de una gestión política de nadie. No tiene nada que ver con una determinada campaña publicitaria… Michelle nos visita por un motivo tan mundano y corriente como que unos amigos le recomendaron Marbella.

El efecto publicitario de su visita es incalculable (bueno, parece que ya se han hecho cálculos). Cientos de millones de euros costaría un impacto publicitario tan grande, por lo que aquellos que están ahora calentando también el debate de ¿quien paga el despliegue de seguridad? ¿por qué le cierran una playa para ella sola? Seamos serios, realistas, y muy egoístas. Si hay que cerrar la playa se cierra, si hay que destinar tropecientos agentes para su seguridad se hace… A nuestro sector turístico (tan puteado últimamente por los descontrolados controladores y la larga lengua de Pepiño) le viene de perlas esta visita.

Afortunadamente, la gente, la masa, el mogollón, no escuchan demasiado a los moscones de las tertulias, aquí o allí, y al igual que la visita de Bill Clinton a la Alhambra disparó el número de turistas que quisieron ver atardecer en Granada desde esa privilegiada atalaya (Michelle también), la visita de la señora Obama tendrá efectos similares.

Thank you Michelle. Enjoy your holidays.

Anuncios

Una respuesta to “PROVINCIANOS DE MADRID, por Oscar Sin Nick”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: