¿SIEMPRE NEGATIFO?, por Oscar Sin Nick

9 Jun

A veces me veo como un señoruco amargado que se queja por todo, que todo le parece mal y que no es capaz de ver nunca la botella medio llena. Siempre negatifo, nunca positifo cuando hablo de mi profesión.

En las últimas horas he tenido dos ejemplos que han aumentado mi estado depresivo, mi negatividad, mi desazón, mi mala hostia…

El primer caso ayer por la tarde en Twitter. Andaba yo haciendo veinte cosas, y de vez en cuando entraba para mirar que se cocía por el mundo a través de los ojos de mis casi 200 fuentes de información, y en esas que veo que el periodista de Cuatro, Juanma Castaño, cuelga un par de ‘tweets’ sobre algo que presencia en primera persona con tremenda indignación.

(1) En Antena 3 preguntan si Sara Carbonero va a desestabilizar a la selección. Pero se puede ser más imbécil? Que vergüenza.

Y UNOS INSTANTES DESPUÉS

(2) Y la persiguen por el aeropuerto. Si me lo hacen a mí se comen la cámara. Y la que pregunta el micrófono por prestarse a la mierda.

En la distancia, y como humilde granito de arena, colgué un par de tweets ciscándome en los muertos de Antena 3, los jefes de los reporteros y los reporteros, y toda la puta profesión que da de comer al monstruo de la Telemierda.

Creo que no Juanma, creo que no se puede ser más imbécil, aunque con la Telemierda nunca se sabe.

Ahora resulta que cuando estamos a las puertas de una cita histórica para nuestro (pan y) fútbol, la Telemierda (es que es teledemierda con mayúsculas) tiene la tentación de desestabilizar nuestra profesión, a la selección… todo por la audiencia, aunque en el caso de Antena 3 podían aprender, de una PUTA vez que con la Telemierda de Telecinco es suficiente. Podían dedicarse a otro tipo de televisión. En fin, la eterna discusión.

El segundo caso lo viví esta mañana en Onda Cero. Escuchaba la tertulia del Maestro Herrera, y entre sus contertulios uno de mis ídolos, Ángel Expósito, director de ABC. Tengo que admitir que es un tío al que admiro y del que me creo todo lo que me cuente. Se nota cuando un periodista ha hecho la calle.

Sin embargo esta mañana me llevé un chasco cuando le pregunta al presidente de La Rioja sobre la necesidad o no de que las comunidades uniprovinciales supriman las Diputaciones Provinciales. Joer, vaya cagada tú. El presidente de La Rioja, me imagino que noqueado ante semejante pregunta, solo acertó a decir, con el tono más conciliador y menos sangrante posible, que las comunidades uniprovinciales no tienen diputaciones.

Igual fue un despiste de Expósito y lo que pasa es que yo soy muy negatifo. A mí me va a seguir pareciendo un tío muy creíble… pero no es la primera vez que oigo cosas de ese tipo. Aquí tenemos numerosas experiencias con el error, muy común por desgracia, de seguir llamando Santander a lo que es Cantabria.

Al menos acabo de llevarme la moderada alegría (no me fío, no me fío…) de la vuelta del Cántabro Perplejo a la blogosfera.

Permaneceremos atentos a la pantalla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: