AQUELARRE, por Oscar Sin Nick

18 Mar

No sé cual es exactamente el motivo de celebración, ni por qué salen todos sonrientes en la foto (la del apagón en analógico, no el montaje sobre estas líneas), y en el caso de cámaras y redactores de televisión, no sé que pintaban ahí (ya sé que no es culpa de ellos, hasta ahí llego).

Que Cantabria sea de las primeras comunidades en finalizar la transición a la TDT es una buena noticia, sin matices, lo es, faltaría más. Que se diga que las incidencias el primer día han sido pocas, aunque habrá que esperar, es también magnífico, felicidades al Gobierno de Cantabria que presiden el señor Revilla y la señora Gorostiaga.

Pero claro, algun@ ya adivinará de qué voy a hablar. Pues sí, sois adivin@s, de las teles locales, un sector que ha sido la cloaca por la que se han tirado millones y millones de dinero público (en campañas publicitarias), y sobre todo muchísimo talento desperdiciado y mal dirigido.

Sigo sin conseguir explicarme (o que me expliquen) por qué hemos llegado aquí. El argumento de que había muchas teles para lo que es Cantabria, hace muchos meses que dejó de ser válido, ya que hoy en día quedan tantas teles como licencias (igual hay hasta menos), se ha sacado del mercado a una porrada de técnicos y periodistas que en la mayor parte de los casos se dedican a engrosar las listas del paro, malvivir, o simplemente, cambiaron de profesión, lugar de residencia y vida.

¿Por qué? ¿Nos merecemos esto? Yo creo que la clase dirigente (meto a políticos, técnicos y asesores) no es consciente del daño tan grande que se ha hecho a nuestra región puliéndose casi entero el sector audiovisual, que sería modesto, a veces cutrillo, malpagado, y algo pirata, pero era el nuestro.

Ayer hablaba con un amigo y reflexionábamos sobre la paradoja de que las televisiones a priori más fuertes, con más empaque, han cerrado. Localia y Cantabria Televisión se asfixiaron, cada una a su manera, mientras que el otro gran misterio de este desastre es el cierre de Canal 8 DM, oculto tras la gran mentira del apagón analógico, que a las televisiones locales no afecta, pero ya que el Pisuerga pasaba por ahí, cerramos, y nueve personas más a la calle.

Comparto muchas de las reflexiones del digital de los constructores así como las del director de la televisión del Gobierno, saben de lo que hablan porque ambos han sido (o son) arte y parte. Eso incluye, repito y reitero, el opaco cierre de Canal 8 DM, que por cierto ALERTA exagera, estira y sitúa como nuevo ariete contra Vocento y sus porqués.

Me podrán decir mis queridos F. y B. (y no me refiero a ninguna agenciaparatodoloquesetercie) que estas decisiones son complicadas, que hay que entender al Gobierno, que es todo muy complejo, que me hago pajas mentales… Pero lo cierto es que las teles locales siguen agonizando sin que nadie dé una explicación, buena o mala, sobre los motivos que conducen a un Gobierno, en tiempos de crisis, a dejar morir de inanición al otrora sector ahora sectorcillo de la televisión cántabra.

Anuncios

2 comentarios to “AQUELARRE, por Oscar Sin Nick”

  1. Teo marzo 19, 2010 a 1:42 pm #

    el del bigote y la otra me suenan de algo, pero el del balón quién es?

  2. Oscar Sin Nick marzo 19, 2010 a 1:44 pm #

    Cualquier empresario televisivo a punto de cerrar, por ejemplo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: