Año Cero, por Oscar Sin Nick

21 Jul

CTV

Ya valió de desconexión bloguera. Llevaba varios días con intención de ponerme a escribir algo sobre cómo veo el panorama mediático en la región, pero no acababa de encontrar el hilo argumentario, ni la inspiración, ni mucho menos las ganas para juntar cuatro frases. Desgraciadamente hoy tengo un motivo, no voy a decir que bueno, pero sí lo suficientemente significativo para que salga de mi parálisis ‘creativa’.

Desde que salí de Onda Cero, hace ahora casi un año, las cosas han cambiado significativamente en el ecosistema de los medios de comunicación de Cantabria. No sé si será cuestión de sostenibilidad pero ahora hay más sitio ya que hay menos actores implicados, el último en caer, Cantabria TV.

Lo primero que tengo que decir es que no me he enterado ni por una agencia de noticias, ni por un periódico de papel, ni por una radio, ni por una tele, ni tan siquiera por los mediocres diarios digitales (que aún a esta hora no se han hecho eco de la noticia). Ha sido Facebook, sí, a través de un comentario de un colega de profesión se encendieron las luces de alarma, y con el paso de las horas la noticia fue tomando forma, hasta que hoy, el DM y El Mundo (ALERTA no lo sé porque no lo compro en vacaciones), lo han publicado, dando así a la noticia marchamo de verdad para el público general, aunque mi ‘fuente’ tenía la solvencia suficiente como para que me ahorrara ir hasta el kiosko a comprobar que las cosas eran tal y como él las contaba.

No creo que enterarme por Facebook sea ni mejor ni peor, simplemente me parece un síntoma de lo rápido que está evolucionando todo, y esto es una muestra más.

En cuanto a cómo queda el sector audiovisual, es verdaderamente triste la polarización existente, lo que va a restar pluralidad, y sobre todo calidad a la oferta regional, pero no es menos cierto que ahora mismo, la dimensión es más acorde con lo que es una pequeña región como Cantabria.

Había muchas, demasiadas televisiones, y ahora, quitando TVE que es otro mundo para lo bueno y para lo malo, nos quedan la televisión de la Conferencia Episcopal, la del Gobierno, y la de la oposición. Suena crudo, pero a este punto hemos llegado, tras cerrar las tres que precisamente han jugado a dos aguas según soplara el viento. Ahora las trincheras están bien definidas, y se sabe de qué pie coje cada uno. Sin mariconadas.. Bueno, también está C8DM, pero aún no sé muy bien qué es lo que quieren hacer, y un buen amigo me insiste en que será la próxima. Espero que no, aunque al menos sea por mantener los empleos.

¿Era necesaria esta catarsis? Sí, pero no así. La televisión local ha estado siempre en crisis en Cantabria. Indefinición legal, malos gestores, nula apuesta por la calidad, plantillas mal definidas y peor pagadas, y siempre, una dependencia excesiva del dinero público. Se podrán añadir más ingredientes, y se podrán discutir los que yo he apuntado, pero quienes hemos trabajado en el sector audiovisual coincidimos en este análisis.

En Cantabria la historia de la televisión local es una suerte de tragicomedia, con un final muy previsible, y que le deja a uno el regusto amargo de la oportunidad perdida, la que de momento no han podido disfrutar muchas buenos profesionales de veintimuchos y treinta y tantos, que fuera de los despachos han sido quienes verdaderamente han intentando dar un poco de sentido al desatino continuado de quienes han engordado el culo calentando silla en un despacho que siempre les ha quedado grande, sin aportar nada más que mucha autoridad y nada de nada de todo lo demás.

No va a ocurrir, es una utopía, pero estoy convencido de que si los que ahora se ven en la calle se juntaran para hacer ellos mismos lo no les han dejado a hacer otros, la televisión local en Cantabria tendría algo más que ofrecer que bolos, partidos de Tercera y debates infumables. Ya digo que es una utopía, y que bastante tienen los veintitantos que se van a la calle con no hundirse animicamente, tomar un respiro, y seguir con sus vidas, pero me quedaré con las ganas de ver como un proyecto profesional, hecho por profesionales, es viable, posible, atractivo, y sobre todo enriquecedor para nuestra sociedad, algo que hasta ahora ha estado lejos de suceder.

Se dice se cuenta que con el panorama que tenemos ahora, el Gobierno igual se replantea el concurso de las teles digitales, ya que estaba pensado para que se pegaran siete, y ahora quedan cuatro. No sé si eso será así, pero desde luego, con el apagón analógico, igual consiguen que cierren todas, ya que aparte de ONO, no va a haber forma humana y sobre todo técnica de poderlas ver.

Metidos en la mediocridad que siempre ha definido la forma de gestionar el marco legal de los medios de comunicación audiovisuales, igual se consigue otra cosa peor, y es que se empiece a emitir en digital ‘en pruebas’ o dicho en cristiano, a lo pirata. Se dice se cuenta que no es tan difícil y que ya se está empezando a hacer. Yo como no tengo TDT no lo puedo confirmar, pero no me extrañaría lo más mínimo. Si vale para la radio por qué no va a valer para la televisión.

Anuncios

4 comentarios to “Año Cero, por Oscar Sin Nick”

  1. juegos de rol online julio 21, 2009 a 10:34 pm #

    TVE vaya basura, y vaya monton de periodistas caducaos que no los recolocan ni a tiros, y si, me refiero por ejemplo a jose angel de la casa…. arg!!

    soulheroes.com

  2. Oscar Sin Nick julio 22, 2009 a 1:20 pm #

    Haya paz. Que yo sepa a José Ángel de la Casa, ‘tofo’ para sus amigos, no ha habido que recolocarle. Le dieron el finiquito como a otros muchos y punto pelota.

    El debate sobre los medios públicos no es el que nos ocupa en este post, de momento, aunque no descarto que acaben haciendo una tele autonómica al paso que vamos.

  3. mitme at 5 julio 24, 2009 a 10:30 am #

    ¿Pero qué está pasando?.la noticia tan triste me pilla de viaje, supongo que igual uque a más gente. o sea, que cantabria se queda sin televisiones, las radios depende de cuales legales o para-,legales, algunas mejor y otras peor, y los periódicos de papel echos papilla por la crisis.Queremos y nos merecemos una buena television regional, o al menos que haya pluralidad y puedan existir varias televisiones pequeñas, que tanbien son importantes, el gobierno es culpable con el caos de la TDT de todo lo que esta pasando, no solo es cosa de la crisis que arrastraba Telecabarga, otras han caido ya por el tema de la TDT. Y no me extraña que te enteres por facebook en lugar de los periodicos de paopel de siempre o los super-mega-cutre-digitales que tenemos, están todos como vacas mirando al tren y creo que ninguno tiene ni repajolera idea de lo que esta pasando ni de lo que va a pasar.

  4. Oscar Sin Nick julio 24, 2009 a 10:36 am #

    Totalmente de acuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: