Archivo | julio, 2009

ETA NO… DÉJANOS EN PAZ

31 Jul

etano

REDACCIONES… ¿QUÉ REDACCIONES? – Fuente: Periodista Digital

31 Jul

redaccion

Juro que no tengo nada con Periodista Digital, lo que pasa es que últimamente están sacando artículos muy interesantes. A este le falta el remate de ‘¿y bien, cómo sacamos la pasta?’ pero va en la dirección de lo que creo que va a pasar a corto/medio plazo, la desaparación de las redacciones convencionales.

Puedes leerlo aquí.

Mendigar por contenidos, ¿el futuro de los medios?

(PD).- Ahora que los editores de todo el mundo intentan rascar lo que pueden de la caja pública, Jeff Jarvis se desmarca con un interesante artículo sobre las medidas que está introduciendo The New York Times para encontrar nuevas vías de financiación para hacer periodismo. Este periodista destaca que las nuevas formas de cooperación, lejos de ser caridad, resultan un buen sistema para crear un ecosistema de noticias adaptado a los nuevos tiempos.

En su blog BuzzMachine, que traduce y reproduce233grados.com, Jarvis explica que el prestigioso diario estadounidense está aceptando artículos gratis o respaldando a periodistas en busca de financiación, lo que “se está percibiendo como caridad: darle a The Times regalos, directa o indirectamente, para producir periodismo en sus páginas, físicas o digitales”.

Pero este periodista prefiere pensar que se trata de una forma de colaboración posible para crear periodismo y en el papel como el organizador de redes de periodismo.

Pensando así, cuando The Local, el blog hiperlocal de The Times, pidió un voluntario para cubrir una reunión que no tenía pensado cubrir, se podría decir que estaba pidiendo un acto de caridad. Yo en cambio diría que The Times se estaba abriendo a la colaboración.

Digamos que una bloguera local cubre la reunión e informa de ello en su propio blog, y que The Local se aprovecha de ello agregando, seleccionando, citando y/o enlazando a ese artículo. El resultado neto es el mismo, pero eso no es caridad. Es cooperación.

Vayamos un paso más allá: digamos que The Times le presta un equipo para grabar imagen o sonido a esa bloguera para que pueda informar mejor de esa reunión y aportar una mejor cobertura para sus lectores y los de The Local. ¿Darle ese apoyo es un acto de caridad hacia la bloguera? No; es colaboración.

Afirma que si definimos a The Times sólo como “una institución comercial que produce y controla” oticias, “cualquier esfuerzo parece un acto de caridad” y reivindica que definamos las noticias “como la creación de un ecosistema más amplio” donde The Times sea sólo uno de sus miembros.

Cuando observemos el ecosistema a través del prisma de la colaboración, muchas otras cosas serán posibles: The Times (o cualquier otro) podría organizar a muchos miembros para que trabajen juntos en producir periodismo que de otro modo ninguno de ellos podría realizar en solitario. Empezaríamos a contar el valor del trabajo de todo el ecosistema de noticias, basándolo no solamente en el tamaño de la plantilla de la última redacción en la comunidad; nos abriríamos a esfuerzos voluntarios y emprendedores que ampliarían de manera notable el alcance del periodismo, mucho más allá de lo que podría hacer una única redacción.

Así, Jarvis cree fundamental abrir el periodismo, sus instituciones y actores a múltiples formas de colaboración en nuevo ecosistema donde esa cooperación también debería extenderse al lado comercial “ya que las redes de publicidad y de comercio electrónico permiten a cada miembro del ecosistema ganar más valor si está junto a otros que si está solo”.

SOBRE PERIODISTAS, REDES SOCIALES Y MONOPOLIOS – Fuente: Periodista Digital

30 Jul

informacion

Puedes leer la entrevista aquí

Francis Pisani: “Los periodistas hemos perdido el monopolio de la información”

(PD).- A sus 67 años, este periodista francés no ha perdido el interés por las nuevas tecnologías y su impacto en los medios de comunicación. Colabora habitualmente en Ciberpais y, a través de su blog Transnets, en Le Monde ySoitu; e imparte clases en varias universidades de todo el mundo.Francis Pisani destaca que con la aparición de Twitter y otras redes sociales -como se ha visto en Irán- el periodista “ha perdido el monopolio de la información” lo que ha provocado un gran problema de adaptación ya que los profesionales “no quieren oír hablar de tecnología”.

¿Qué crisis ha sufrido más la prensa, la económica o la derivada por el impacto de las nuevas tecnologías?

Estamos en un momento en que ambas actúan, lo que tiene un efecto multiplicador. Pero hay que ser muy cuidadoso porque la respuesta no es la misma según el lugar. La crisis no ha sido igual en EEUU que en otros sitios porque el nivel de endeudamiento ha sido mucho más serio que en otras partes. La crisis de inversión publicitaria es comparable, para simplificar, pero de endeudamiento es distinto y en cuanto al impacto de tecnologías es cuestión calendario. En EEUU, la tecnología invade las salas de prensa mucho más pronto pero acaba llegando a todas partes.

¿Podemos hablar de una muerte del periodismo o del periodismo que no ha sabido encajar esas nuevas tecnologías?

No es la muerte del periodismo, sí acaso de los que no se adaptan a la evolución de la tecnología y de la sociedad. En inglés hay una frase del propietario del New York Times, Arthur Suzberger, Jr., que dice “in newspapers, what matter it’s no paper“. No hay que confundir el soporte donde recibimos información como la función que cumple. El periodismo permite informar, discutir… Esas funciones no van a ser satisfechas por la misma gente ni por los mismos medios, pero no hay que pensar que van a dejar de ser cumplidas. El problema es de adaptación. Una versión rigurosa dice que se muere y una más amplia dice que se adapta y se transforma.

Además, ¿quién dice la muerte de periodismo? Los periodistas. Cuando trabajaba como corresponsal en Nicaragua durante la guerra, éramos un pequeño grupo de periodistas que decíamos lo que estaba pasando. Hoy hay miles de personas que informan por el medio que sea. Hemos perdido el monopolio del acceso y de la distribución de la información. Las nuevas tecnologías permiten crear un espacio antes inexistente como el de la información a tiempo real y realizada por no profesionales. El uso de Twitter, por ejemplo, es información y periodismo.

¿No corren el riesgo estas redes de acabar sometidas a la censura de un ‘Gran Hermano’ empresarial?

En el periodismo 2.0, lo fundamental no es tanto la inmediatez como la multiplicidad de las fuentes y la contribución de todos. En cuanto a los tipos de censura, no hay que equivocarse: sigue ejerciéndose. Si ves el caso de Irán, hubo una posibilidad de limitar lo que se estaba diciendo, pero siguiendo la experiencia China, no se puede aspirar a todo pero sí a cosas importantes. Y es más exitoso de lo que se puede creer.

Entiendo que los intereses económicos y demás están en la mente de las personas y se presta al movimiento de masas. Irán es un ejemplo: la secretaria de Estado de EEUU llamó a los dirigentes de Twitter para que suspendieran un sistema de limpieza de ordenadores que implicaba una interrupción del tráfico para que la gente pudiera seguir expresándose. En este caso es interesante porque pasamos del Gobierno a una empresa privada. También es importante agregar la noción de, al lado del ‘Gran Hermano’, las ‘pequeñas hermanas’, fórmula que empezó a utilizarse hace años para hablar de la capacidad de control del flujo de información por parte de empresas privadas.

¿Por ejemplo?

Algunas empresas de telecomunicaciones quieren cobrar en función de la velocidad del ancho de banda. Ahí existe el riesgo de que les permitiera controlar el tráfico de competidores o empresas contrarias a sus intereses. Twitter hubiera podido interrumpir durante una hora su flujo y acabaría con una de las grandes fuentes de información sobre lo que ocurría en Irán. Tomemos un caso hipotético: por ejemplo Facebook quiere hacer una inversión fuerte en Irán y la oposición se expresa a través de esta red. Para conseguir el acuerdo, Facebook tendría un problema técnico durante unas horas, mantendría contento al Gobierno y conseguiría su contrato. De ahí el ‘Gran Hermano’ y las ‘pequeñas hermanas’

Hablaba de falta adaptación, ¿no cree que en parte ha estado fomentada por los empresarios de los medios?

He dado cursos de formación para periodistas en varios países y te puedo matar del aburrimiento con horas de historias sobre periodistas de 35 años que no quieren oír hablar de tecnología. Es una de las cosas más violentas que hay. No sólo tienen miedo a perder el monopolio, sino que no quieren aprender. No te daré nombres, pero he visto una reticencia enorme a adaptarse.

¿Comparte las críticas de los editores europeos contra Google?

Es una locura. Les dan tráfico. Es fundamental que negocien los términos, pero según mis datos, los medios con más nombre tienen un 40% de tráfico que llega de los motores de búsqueda. En los medios menos conocidos puede llegar hasta el 90%. Pongamos el caso concreto de España. A finales de los noventa, El País era el periódico en español con más tráfico. Por razones económicas se cerró y ese tráfico bajó. Cuando se volvió a abrir costó mucho recuperar el terreno. No querer el tráfico que dan los motores de búsqueda es condenarse a muerte.

¿Está de acuerdo con que los gobiernos den ayudas a la prensa, como ha hecho Sarkozy en Francia?

Sabemos que Sarkozy tiene relaciones con los dos mayores patrones de Francia y los medios más importantes muestran una falta de voluntad de crítica que es sospechosa e inaceptable. El Estado puede ser útil en momentos de dificultad, pero como periodista estoy en contra de una intervención demasiado sostenida porque se puede traducir en una tentativa de control. Y que esto lo haya hecho Sarkozy, que es el peor ejemplo de relaciones con la prensa, me parece claramente problemático.

RANKING DE LOS DIGITALES CÁNTABROS, SEGÚN ALEXA, por Oscar Sin Nick

30 Jul

ranking

No estaría de más que hubiera un único medidor de audiencia en internet, con unos criterios comunes. Claro que no vamos a pedir a Internet lo que ninguno de los demás canales de información distan mucho de cumplir, con mediciones más que cuestionables que contribuyen a crear aún más confusión entre los usuarios anónimos, la plebe, que al final opta por elegir lo que más les gusta y no lo que dicen que es lo que más se ve, lo que más se oye, o lo que más… se visita.

Hoy, repasando los pseudodigitales cántabros me he econtrado con que en www.radiorabel.com están que lo tiran, y es que el ranking Alexa, importante, abierto a la consulta de cualquiera que sepa teclear una dirección de internet, pero uno más, con sus propios criterios, virtudes y defectos, les sitúa como el primer digital de la región.

Como estoy ocioso (no hay más que ver lo que publico últimamente) me he tomado unos minutos, para ver qué tal respiran los demás, y esto es lo que me he encontrado.

Ahí van los rankings.

POSICIÓN EN LA CLASIFICACIÓN MUNDIAL DE ALEXA

1. Radio Rabel (763,771)

2. El Faro de Cantabria (787,889)

3. Cantabria Confidencial (1,192,322)

4. Santander Ciudad Viva (1,318,875)

5. Cantabria Liberal (1,599,783)

Apuntar que no he incluido a Diario Crítico porque el ranking que da es el de la página nacional y no el de la sección de Cantabria. Eso les situaría como los primeros (los segundos, ya que no he hablado aún del DM), ya que están en el puesto 62.000 y pico. Los datos de Neocantabria no son accesibles, y los de Cantabria Diario son tan malos que hasta mi blog tiene más tráfico y eso que está en el puesto 10 millones 800 y pico mil.

Por cierto, mi colegui Dondado se los pasa a todos por el forro, y sin subvenciones del Gobierno ni chorraditas está en el puesto 533,226. Felicidades.

Vamos ahora con el ranking de sitios web que enlazan a los pseudodigitales cántabros (comparándolos con Dondado y con Lo llamancomunicacion):

A Dondado le enlazan 330 webs.

2. Cantabria Confidencial 131.

3. Santander Ciudad Viva 120.

4. Radio Rabel 99.

5. Cantabria Liberal 40.

6. El Faro de Cantabria 36.

7. Lo llaman comunicación 13.

Vamos ahora con las tendencias del tráfico, que aquí también hay sorpresas:

1. Radio Rabel +50%

2. El Faro de Cantabria +11%

3. Santander Ciudad Viva +10%

4. Cantabria Liberal -10%

5. Dondado -27%

6. Cantabria Confidencial -30%

7. Lo llaman comunicación -50%

Houston, Houston, ¡¡¡Voy peor que Cantabria Confidencial!!!

Ah, por cierto, ahora los datos del Diario Montañés:

Ranking 21,527

Webs que la enlazan 1.435

Crecimiento en los últimos tres meses: +0,2%

Siempre ha habido clases.

PALABRA DE ENRIQUE DANS – Fuente PERIODISTA DIGITAL

29 Jul

nuevas tecnologias de la información

Puedes ver la entrevista aquí

Enrique Dans: “Para las nuevas generaciones no tiene ningún sentido un diario de papel”

Luis BalcarceAna Avellano (PD).- Mientras la prensa de papel sufre ataques de ansiedadEnrique Dans, profesor de Sistemas de Información en IE Business School, recomienda a los editores de papel adaptarse al cambio. Critica que ZP haya cedido a las presiones de Microsoft y se queja de que muchos anunciantes piensen que la publicidad tiene que ser algo “para molestar al internauta”.

¿Cuándo fue la última vez que compró un diario de papel?

Seguramente hace más de un año. Un periódico de papel me lo puedo leer en un avión o una sala de espera aunque cada vez tiro más de la Blackberry.

La caída de las ventas y de los ingresos por publicidad, la ruptura que representan Internet y las nuevas tecnologías, han puesto al papel sobre la cuerda floja. ¿Qué consejo le daría a un editor de papel?

Que vaya saliendo del papel. El papel durante toda una generación tecnológica era la única manera de obtener portabilidad de la información y hacerla circular. Ahora está totalmente superado. Para las nuevas generaciones no tiene ningún sentido. Un chaval de 14 años ve un periódico como noticias de ayer que no se pueden actualizar.

Los ingresos siguen en el papel por falta de adaptación de los anunciantes. Pero a medio plazo deberían de abandonar.

¿Y a un editor de Internet? Porque tampoco en la Red se viven tiempos de bonanzas…

En Internet sí que se viven buenos tiempos. Lo que pasa es que la gente está equivocada en la forma de hacer negocio en la Red. La publicidad no ha dejado de subir. Pero ahora hay más competencia entre los medios digitales para repartirse la publicidad.

El problema está en que muchos anunciantes piensan que la publicidad tiene que ser algo para molestar al internauta. A veces, la pantalla del ordenador parece una especie de campo de minas que no te dejan ver un periódico (desplegables, pop-ups). Y esto no es hacer publicidad en Internet, es una forma estúpida de molestar al usuario para ganar dinero de forma cortoplacista.

Los editores se quejan de los agregadores de noticias (Google News y otros) ¿Benefician o perjudican?

Benefician clarísimamente. Todo lo que sea vincular los contenidos de uno, bienvenido sea. Es algo que no se puede evitar de Internet. Pretender ir en contra de los vínculos es no entender Internet y demostrar que no lo vas a entender nunca.

¿Ve posible un medio digital sin publicidad?

Sí, hay posibilidades. Lo que pasa es que tiene que tener una propuesta de valor muy determinada. El caso de Wall Street Journal no es demasiado repetible. El éxito del modelo por suscripción es relativo porque radica en que su público es global, obtiene un gran valor en su producto electrónico (como la inmediatez en sus noticias) y no es muy sensible al precio. Esto no es muy repetible. Por ejemplo, al Financial Times no le ha funcionado. Muchos opinan que el Wall Street Journal si no cobrase suscripción sería un medio mucho más masivo y de mayor influencia. El éxito es relativo y no sé si es el camino a seguir.

Otra alternativa es ofrecer modelos “Premium” donde se proporcionan noticias razonablemente buenas para el 80-85% de los lectores y un servicio de información adicional para los demás usuarios que lo pagan.

Usted ha sido crítico con la idea de Zapatero de un ordenador por alumno. ¿Existe una incomprensión de lo que debería ser el papel del ordenador en el sistema educativo?

La idea en sí misma es buena. Lo que critico es la incapacidad del Gobierno para resistir a determinadas presiones. Si pones un ordenador en manos de los alumnos hay que ver el potencial del ordenador para enseñarles el futuro, no el pasado. Ahora un ordenador no es una máquina para hacer lo mismo más rápido sino para obtener mayor información. Está pensado para encenderse rápido, ver páginas Web y guardar trabajos. Pensar en un office como una máquina de escribir es una chorrada. Se trata de tener intercomunicación.

Los profesores no se pueden dedicar a enseñar un libro deben decir a los alumnos cómo exprimir la información y los recursos que dispone. Tienen que aprender a encontrar información, a utilizarla, digerirla, calificarla… Y esto está en la Red. Pero el Gobierno cede frente a las presiones de Microsoft y las editoriales de libros. Un libro ya no tiene sentido hay que buscar el temario en la Red y manejar esta información.

Las redes sociales han tenido un crecimiento exponencial. ¿A qué se debe?

Responden a la comunicación. Las redes sociales son complementarias a la comunicación por Internet. El hecho de tener una “capa virtual” en la que tenemos un punto de interacción es muy ventajoso. Cuanto más la conectes a tu vida, mejor.

¿Cree que las redes sociales pueden llegar a suponer una amenaza?

Debemos saber cómo manejarlas realmente. Los niños dan de alta sólo a los amigos que conocen mientras que los adultos tenemos más compromisos y damos de alta a casi todo el mundo que nos lo pide. Yo, por ejemplo, acepto a todo el mundo en el Facebook, pero para mi ésta no es una red personal, es otra cosa y no pongo mis pensamientos personales en la misma. Para esto utilizaría otros medios.

¿Qué le parece la gran aceptación de Twitter? ¿Saca el periodismo todo el jugo a estas tecnologías?

Se veía venir esta aceptación. Llevamos dos años hablando de Twitter porque gracias a su simplicidad iba a llegar muy lejos y está evolucionando de ser un medio de contacto entre personas a ser un auténtico pulso con la actualidad.

El periodismo tendría que generar valor siendo capaz de destilar todas las fuentes que hay. Pero todavía no es capaz. El valor está en añadir la capa necesaria de reflexión, experiencia, presencia e interpretación no simplemente sacar una búsqueda que un usuario es capaz de hacer.

¿No le molesta que los políticos sólo se acuerden de las nuevas tecnologías con réditos electorales?

Es casi natural. El modelo político que tenemos es cortoplacista orientado al éxito electoral donde se perdona todo. Lo que se premia es el modelo de publicidad donde llegas y no importa el resto, prometes lo que quieres… Esta relación no está enfocada a la sostenibilidad.

Lo que estamos viendo es que no hay una política de relación. El primero que conseguido este modelo de política es Barack Obama donde el ciudadano si le vota puede influir en el Gobierno, mandar mensajes, estar más presente en la política… Es un enfoque mucho más sostenible utilizar la tecnología para acercar la política al ciudadano. Así se trae de vuelta a la vida pública el activismo. Ahora un activista es una persona que puede mover sus redes y tiene el orgullo de participar en la vida política.

BLOGOSFERA POLÍTICA… CÁNTABRA, por Oscar Sin Nick

28 Jul

Politikk3

Ya les está costando, pero poco a poco se van sumando políticos a la blogosfera regional. No es un fenómeno nuevo, ni mucho menos, y quienes llevamos en esto unos añitos hemos visto como a la veterana/joven Ruth Carrasco, se han unido Víctor Cavia (que también lleva una temporada larga), Raúl Gil (veterano y joven también), Jesús Cabezón, Regino Mateo (otro clásico), Ramón Montero, recientemente Pepe Guerrero, y ahora, Eduardo Van den Eynde.

No hay que ser un genio para ver que aún hoy en día la desproporción es más que evidente, mucho PSOE, poco PP, y casi nada del PRC, con el blog de su grupo municipal en Santander que no deja poner comentarios, por lo que no me parece muy 2.0 que digamos.

No voy a entrar en contenidos, ya que creo que ese es un ejercicio que deben hacer quienes se pasen por esas bitácoras, comenten, y pongan el acento en lo que les gusta y en lo que no les gusta. A mí hay algunos que me parecen más amenos, otros que no me generan interés alguno, y otros que me parecen muy flojitos.

¿Qué supone esto en términos de comunicación política? Sin duda una revolución, tardía y necesaria, ya que el lenguaje está cambiando a pasos agigantados, y las nuevas tecnologías facilitan que la información fluya por lugares inimaginables hace pocos años. Esto es algo que gente como Ruth han entendido desde hace años, pero que sin embargo ha pasado desapercibido hasta ahora para el público en general.

Y es que hay un factor esencial para que la rueda funcione, y genere nuevas dinámicas a la hora de hacer fluir la información, sin los medios convencionales, no hay nada que hacer.

Me ha pillado de vacaciones el último episodio, no ha sido el primero, de lo que un post en en blog personal puede generar en la vida real. Van den Eynde escribe sobre el ‘no’ plan eólico, europa press se hace eco, los digitales se hacen eco, al día siguiente casi toda la prensa de papel (con editorial incluida en El Mundo), y hoy, con 24 horas de retraso, el DM se une a la fiesta, y le dedica un espacio que ya quisieran muchas ruedas de prensa.

Me podrán decir que en verano es más fácil colar estas cosas, que había poca actualidad que llevarse a la boca, que es pura casualidad… Eso es quedarse en la superficie. Insisto en la importancia que tienen los medios convencionales para multiplicar el mensaje aislado, en un mar de miles, millones de posts que cada día se publican en la red, pero no es menos cierto, que para quienes tienen que explicar el paisaje político, sus claves, sus recovecos, sus mensajes… hay otros lugares aparte de las notas, las ruedas de prensa, las entrevistas… Ahora ell@s (algun@s desde hace tiempo) cuentan sus cosas, a su manera, no siempre políticamente correcta, en sus bitacoras personales.

Se trata pues de una nueva fuente de información, de un recurso más, desde luego más válido que un rumor de café, y a veces mucho más impredecible que los mensajes cocinados a fuego lento en la sede de un partido.

De todas formas, el panorama político 2.0 sigue cojeando gravemente. Ya lo dije hace un año, y nada ha cambiado hasta ahora, sigue sin haber una bitacora que analice con criterio lo que pasa en nuestra región. Sí, me refiero a lo que en su día fue El Cántabro Perplejo, y que tuvo una breve sucesión, pero que ahora brilla por su ausencia. Los debates más ricos, encendidos, apasionantes, y plurales que yo he leído sobre cosas de Cantabria, no han vuelto a repetirse desde aquella época.

Creo que hay periodistas, jóvenes, enchufados a la red, pero sin la iniciativa necesaria, aunque sobrados de talento y criterio, para lanzarse a esa aventura. Si no es así, volverán los lamentos sobre lo mal que está la profesión, y sobre todo, por la cantidad de cafres que hoy en día han tomado el timón de la información política en internet, y que no son más que los mismos perros con distintos collares.

A  los políticos se les ve de que pie cojean, sin embargo a estos pseudo-comunicadores la cojera se la produce el bolsillo, el izquierdo o el derecho, según quien pague las facturas.

Año Cero, por Oscar Sin Nick

21 Jul

CTV

Ya valió de desconexión bloguera. Llevaba varios días con intención de ponerme a escribir algo sobre cómo veo el panorama mediático en la región, pero no acababa de encontrar el hilo argumentario, ni la inspiración, ni mucho menos las ganas para juntar cuatro frases. Desgraciadamente hoy tengo un motivo, no voy a decir que bueno, pero sí lo suficientemente significativo para que salga de mi parálisis ‘creativa’.

Desde que salí de Onda Cero, hace ahora casi un año, las cosas han cambiado significativamente en el ecosistema de los medios de comunicación de Cantabria. No sé si será cuestión de sostenibilidad pero ahora hay más sitio ya que hay menos actores implicados, el último en caer, Cantabria TV.

Lo primero que tengo que decir es que no me he enterado ni por una agencia de noticias, ni por un periódico de papel, ni por una radio, ni por una tele, ni tan siquiera por los mediocres diarios digitales (que aún a esta hora no se han hecho eco de la noticia). Ha sido Facebook, sí, a través de un comentario de un colega de profesión se encendieron las luces de alarma, y con el paso de las horas la noticia fue tomando forma, hasta que hoy, el DM y El Mundo (ALERTA no lo sé porque no lo compro en vacaciones), lo han publicado, dando así a la noticia marchamo de verdad para el público general, aunque mi ‘fuente’ tenía la solvencia suficiente como para que me ahorrara ir hasta el kiosko a comprobar que las cosas eran tal y como él las contaba.

No creo que enterarme por Facebook sea ni mejor ni peor, simplemente me parece un síntoma de lo rápido que está evolucionando todo, y esto es una muestra más.

En cuanto a cómo queda el sector audiovisual, es verdaderamente triste la polarización existente, lo que va a restar pluralidad, y sobre todo calidad a la oferta regional, pero no es menos cierto que ahora mismo, la dimensión es más acorde con lo que es una pequeña región como Cantabria.

Había muchas, demasiadas televisiones, y ahora, quitando TVE que es otro mundo para lo bueno y para lo malo, nos quedan la televisión de la Conferencia Episcopal, la del Gobierno, y la de la oposición. Suena crudo, pero a este punto hemos llegado, tras cerrar las tres que precisamente han jugado a dos aguas según soplara el viento. Ahora las trincheras están bien definidas, y se sabe de qué pie coje cada uno. Sin mariconadas.. Bueno, también está C8DM, pero aún no sé muy bien qué es lo que quieren hacer, y un buen amigo me insiste en que será la próxima. Espero que no, aunque al menos sea por mantener los empleos.

¿Era necesaria esta catarsis? Sí, pero no así. La televisión local ha estado siempre en crisis en Cantabria. Indefinición legal, malos gestores, nula apuesta por la calidad, plantillas mal definidas y peor pagadas, y siempre, una dependencia excesiva del dinero público. Se podrán añadir más ingredientes, y se podrán discutir los que yo he apuntado, pero quienes hemos trabajado en el sector audiovisual coincidimos en este análisis.

En Cantabria la historia de la televisión local es una suerte de tragicomedia, con un final muy previsible, y que le deja a uno el regusto amargo de la oportunidad perdida, la que de momento no han podido disfrutar muchas buenos profesionales de veintimuchos y treinta y tantos, que fuera de los despachos han sido quienes verdaderamente han intentando dar un poco de sentido al desatino continuado de quienes han engordado el culo calentando silla en un despacho que siempre les ha quedado grande, sin aportar nada más que mucha autoridad y nada de nada de todo lo demás.

No va a ocurrir, es una utopía, pero estoy convencido de que si los que ahora se ven en la calle se juntaran para hacer ellos mismos lo no les han dejado a hacer otros, la televisión local en Cantabria tendría algo más que ofrecer que bolos, partidos de Tercera y debates infumables. Ya digo que es una utopía, y que bastante tienen los veintitantos que se van a la calle con no hundirse animicamente, tomar un respiro, y seguir con sus vidas, pero me quedaré con las ganas de ver como un proyecto profesional, hecho por profesionales, es viable, posible, atractivo, y sobre todo enriquecedor para nuestra sociedad, algo que hasta ahora ha estado lejos de suceder.

Se dice se cuenta que con el panorama que tenemos ahora, el Gobierno igual se replantea el concurso de las teles digitales, ya que estaba pensado para que se pegaran siete, y ahora quedan cuatro. No sé si eso será así, pero desde luego, con el apagón analógico, igual consiguen que cierren todas, ya que aparte de ONO, no va a haber forma humana y sobre todo técnica de poderlas ver.

Metidos en la mediocridad que siempre ha definido la forma de gestionar el marco legal de los medios de comunicación audiovisuales, igual se consigue otra cosa peor, y es que se empiece a emitir en digital ‘en pruebas’ o dicho en cristiano, a lo pirata. Se dice se cuenta que no es tan difícil y que ya se está empezando a hacer. Yo como no tengo TDT no lo puedo confirmar, pero no me extrañaría lo más mínimo. Si vale para la radio por qué no va a valer para la televisión.