“El periodismo on-line emergerá al retirar los escombros del tradicional”. FUENTE: Periodista Digital

9 Mar

Experto en tecnología y marketing en los medios, Paul Gillin analiza desde Newspaperdeathwatch.com la crisis que vive el sector y que anticipó hace ya ocho años.

En una entrevista en El Mundo, Gillin confiesa sentir “un grandísimo respeto por la institución de la prensa” y advierte que la debacle no ha hecho más que empezar hasta el punto de que “los cambios que se están produciendo ahora acabarán con el 95% de los periódicos locales de Norteamérica”.

Cada vez que cierra uno me siento enfermo, porque vemos caer instituciones centenarias que daban un gran servicio al público. Pero el modelo económico se ha roto, los lectores siguen cayendo y las nuevas generaciones se han abonado a la información gratuita y a la revolución de internet. Al final sobrevivirán sólo unos pocos.

Gillin advierte del cambio de modelo a raíz de la crisis ya que “quedará la necesidad de unos cuantos periódicos de alcance nacional y con información diferenciada, como el Times, el Post, el Wall Street Journal o el USA Today” y predice que “el epicentro de la información gravitará en torno al nuevo tipo de periodismo online, que emergerá al retirar los escombros”.

Vamos hacia un periodismo más personalizado. El informador será necesariamente multimedia, pero más especializado. Abundarán los ‘freelancers’ que venderán su información a múltiples medios. Y cambiará notablemente el procesamiento de la información: hará falta la figura del agregador, nutriéndose de los contenidos de los lectores y de los ciudadanos periodistas.

El viejo periodismo de investigación desaparecerá en gran medida, y surgirá -lo hace ya- un modelo menos pulido pero a la larga más abierto y más rico.

El autor de ‘The Influencers’ está convencido de que “los periodistas no son los responsables”. de la crisis de la prensa.

Yo cargaría las tintas sobre los ejecutivos, que no fueron capaces de entender los cambios que ya se apreciaban en la audiencia hace 10 años. Consideraron internet sólo como otro medio de distribución de sus contenidos impresos y fallaron a la hora de adaptar sus servicios a las características únicas de la web.

Tampoco se hicieron los ajustes necesarios en el modelo publicitario. Y, por último, la deuda acumulada en el proceso de consolidación de los grupos mediáticos, que ahora pesa muchísimo.

Gillin no cree que en Europa suceda algo parecido:

Dependerá de los países y de la implantación de internet. Pero Europa irá relegando los periódicos de una manera más lenta, porque los hábitos tardan allí más tiempo en cambiar y porque en algunos casos los subsidios del Estado mantendrán las publicaciones a flote.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: