Archivo | marzo, 2009

DIEZ NEGRITOS (la TDT nos mata), por Oscar Sin Nick

28 Mar

trozo-pan

Cada día es más evidente que el mantenimiento de este blog me cuesta más de lo necesario, aunque no por eso voy a rendirme, habrá lollamancomunicacion por una larga temporada.

El congreso de Huesca sobre periodismo digital merecía más de tres posts, pero mi actividad profesional me lleva a veces más tiempo y más energías de las deseables, y no he podido sentarme y sentirme con un poco de tranquilidad hasta hoy.

Este 28 de marzo era además una fecha que tenía señalada en rojo en el calendario, ya que por la mañana se ha celebrado la asamblea de la Asociación de la Prensa de Cantabria… a la que no he ido. Ha sido una decisión de última hora,  no me veía con ganas ni con fuerzas, la última semana ha sido reveladora en ese sentido. Sigue faltando compromiso, y a mí a veces ganas de tirar del carro. Quizás me arrepienta en el futuro, pero creo que hoy, tal y como me siento, no pintaba nada allí.

Así que si no voy a hablar de lo de Huesca, y mucho de menos de una asamblea en la que no he estado ¿por qué lo de los diez negritos? Quizás diez son muchos, porque no hay tantas teles locales, pero lo que no es menos cierto es que caen como moscas.

Tú Televisión anuncia que cierra, lo que supone desterrar muchos mitos. El primero es que el modelo de Localia era inviable (ergo el de Canal 8 DM tres cuartos de lo mismo). Pues bien, el modelo de Tú Televisión, que no tiene nada que ver con el de una cadena nacional de teles locales, tampoco vale.

Otro mito que se cae es que estar cerca del poder te permite aguantar en tiempos difíciles como los actuales. Posibilidades reales de aguantar el tirón tan solo para quien esté cercano al poder de forma tan obscena como Víctor Gijón, el resto es un gran desierto.

Me sorprende de todas formas lo de Tú Televisión ya que si una cosa tenía clara es que si el PRC tenía un mínimo  de peso a la hora de decidir a quien le daban una licencia de TDT, Enrique Alonso no se iría con las manos vacías.

En este sentido, a mí lo que ha sucedido me ha dejado descolocado.

Además creo que es una gran pérdida para el panorama audiovisual cántabro, que no anda sobrado de genios, y para mí, Enrique Alonso estaba bastante cerca de serlo. 

Quienes me conocen saben que no le tengo el más mínimo aprecio en lo personal pero eso no quita para que le reconozca que su forma de hacer televisión conseguía engancharme unos minutos (aunque fuera en la publicidad de CSI), algo que el resto de televisiones no han conseguido desde los tiempos de Agustín Hernández en Tele Astillero, sin duda lo más sublime que jamás he podido ver por estos lares.

Sus descompensados debates y su forma tan peculiar de reportajear las fiestas populares, así como su indecente peloteo a Revilla allá donde fuera, tengo que reconocer que tenían para mí más interés que la tele plana y gris que tenemos que soportar habitualmente. Podías estar en desacuerdo en su forma de hacer las cosas, pero a mí al menos me enganchaba. Yo confieso.

Alonso, aunque salvando las distancias, ha sido a la televisión lo que Walter García a la radio, comunicadores que saltándose a la torera éticas incómodas, convencionalismos y huyendo de lo políticamente correcto, han ido siempre más allá, y eso les hace ser geniales. No comparto el 99% de las cosas que dicen, pero sí muchas de las que hacen. Destacan porque se salen de lo normal, de lo habitual, de lo establecido.

Técnicamente Tú Televisión ha demostrado (al menos en lo que he visto) ser un perfecto ejemplo de como no hacer televisión, sin embargo, hay que reconocerles que han sabido crear su público, sus personajes y una expectativa en el espectador “¿a ver con qué nos salen estos hoy?”.

Es una mala noticia que cierre una televisión, sobre todo por las 16 personas que conforman esa plantilla, pero no creo que sea el fin de Alonso ni mucho menos. Tiene una buena web que si tiene paciencia le puede dar mucho rendimiento, en ese concepto de web también ha sido pionero, al menos aquí en Cantabria.

Nos quedan ya Cantabria TV, Telebahía, Popular TV, Canal 8 DM, y Aquí TV. 

El Gobierno, aunque a algunos les dolerá más que a otros, se ha quitado un problema de encima. Si algún día resuelven el concurso tendrán un descontento menos.

¿QUIÉN ES EL NEW YORK TIMES?, por Oscar Sin Nick

15 Mar

congreso3

Copio pego unos datos de David Beriain (Artajona, 1977). Ha recorrido durante los últimos seis años los principales conflictos del planeta como enviado especial. Afganistán, Colombia, Darfur, Cachemira y otros destinos siguieron a su primera experiencia durante la invasión estadounidense de Irak. Una aventura que le llevó a pasar 10 días en los campamentos de las FARC, a acompañar a guerrilleros sudaneses, a recorrer los bastiones talibanes, a entrevistar a presos de Guantánamo o visitar mercados de armas clandestinos.

Beriain inicia su relato en Irak, desde donde manda crónicas para La Voz de Galicia. Algo que para nosotros los mortales sería una emocionante aventura que nos superaría por todos los flancos, a él sin embargo le fue apagando su obediencia debida a lo establecido despertando a su vez un mecanismo interno que le hizo enfocar las cosas de otra manera.

A la vuelta de Afganistán, tras haber estado mandando crónicas y crónicas, un amigo le preguntó “oye, ¿y qué tal es aquello?”. Para él supuso una especie de shock. “No nos llevamos con nosotros a nuestros lectores”, algo falla. Tenía la sensación de que llegaba tarde a los sitios y que se iba demasiado pronto, y todo por ligar las historias al “breaking news”.

El periodista no es hoy en día un cazador de noticias sino un mero cocinero de las mismas, perdiendo así todo su sentido social.

Mandar crónicas, a toda hostia, con el tiempo y el espacio tasado, dejando a medio contar pequeños detalles y las historias totalmente deslavazadas fueron para él motivos más que suficientes para coger un buen día y abrirse un blog. Allí fue contando despacio, con todo lujo de detalles lo que allí pasaba, visto a través de sus ojos sin filtros, sin ponerle puertas al campo. Esto no quiere decir que en La Voz de Galicia le trataran mejor o peor que en otros sitios, sino que los medios convencionales no son el canal más adecuado para contar historias, todas las historias.

Tal fue el éxito de estas crónicas blogueras que al final el blog se comió a la crónica convencional, dejando a esta como mero recurso de última hora. Y eso que él ni era un especial aficionado a los blogs ni siquiera se los tomaba como lo que son sino como mero cuadernos de bitácora, un diario personal… abierto al público.

 

Sin embargo, volver de viaje, tras dos meses en el culo del mundo y sentarse a picar informaciones en una redacción suponían una nueva frustración (contado así no me extraña). La redacción se le quedaba pequeña, y al no encontrar un acuerdo satisfactorio con su empresa para contar las cosas más despacio, para profundizar, para saber esperar… para cazar, decide no trabajar en exclusiva para nadie.

Eso sí, para vender su trabajo en vez de tocho de papel para leer, “inventa” una forma para entrar por los ojos de los directivos: un slide-show de fotografías con un off incorporado. Formato que en adn.es será adoptado para contar algunas de sus historias. Nadie se va a leer todo tu trabajo, pero en cinco minutos, con buenas fotos y un buen texto, se puede contar, voz en off mediante, una buena historia.

Off, foto, vídeo (luego editado por profesionales) colgados en un blog (o en adn.es) le permiten contar historias que en un periódico tradicional no caben.

“El público en internet es inteligente y no espera que le digas qué pensar”. La gente no es tonta.

 

Beriain es crítico con el tratamiento que se hace de la información internacional, poca profundidad y poca cantidad (estoy totalmente de acuerdo). Pero a pesar de todos los inconvenientes, es lo que quiere hacer, eso, y vivir en su pueblo, de apenas 1.700 habitantes. Una circunstancia que “te hace ahorrar los costes que supone vivir en una gran capital”.

Precisamente tiene una buena anécdota sobre lo que supone vivir como lo hace, con un acuerdo anual con una empresa (antes adn.es) que incluye sueldo y gastos, todos los gastos, muchos gastos. Aún así “es rentable para ambas partes”. Y es que este esquema de trabajo le tuvo 3 meses en Colombia, consiguiendo una de las primeras exclusivas mundiales de un medio en internet, llegar a las FARC.

¿Cuánto pagaría un medio de comunicación por ver una exclusiva propia, con la mosca de tu empresa en todos los informativos del mundo? ¿Cuánto vale eso? ¿Compensa o no compensa? Desde luego es más barato que el sueldo bruto de un redactor sin moverse de la redacción (si se mueve genera gastos). A mí esto me da que pensar.

Voy con la anécdota, que me disperso. De vuelta de la selva, tras llegar a las FARC, en una charla con los coleguis de profesión que le fríen a preguntas uno se le pone delante y le interroga “¿y cuánto tiempo has tenido para hacer el reportaje? ¿tres meses? Joder, a mí me gustaría trabajar así y encima vivir en mi pueblo”.

Era el corresponsal del New York Times. Da que pensar.

IR POR LIBRE, por Oscar Sin Nick

14 Mar

congreso2

Recorrer un bosque en Guipúzcoa o empotrarse en las tropas norteamericanas en Afganistán son situaciones diferentes, pero no dejan de ser historias. De contar historias, de la importancia de la historia a contar nos hablaron Ander Izaguirre, David Beriain, y Sergio Caro, aunque este último, fotógrafo, más que hablar nos deleitó con sus magníficas fotografías.

Ander y David quieren contar historias, las que a ellos les gustan, y sobre todo, como a ellos les gusta. Ander viaja por su País Vasco natal, por toda España o a Groenlandia porque a él le apetece hablar de ello. Lo que le mueve es lo que él quiere hacer… y luego ya veremos como venderlo.

Mantiene como máxima aquello de informar, comunicar y entretener, o mejor aún comunicarse de manera de que informes entreteniendo o entretengas mientras informas. Para él todo es susceptible de ser contado y para ello se vale de su capacidad de observación y del lenguaje, una herramienta que debemos mimar, cuidar, engrasar, que siempre esté en nuestra mochila.

Ander confiesa ser un “cyberpaleto”, pero es precisamente la web, la blogosfera, la que le ha permitido hacerse un sitio en la profesión, a su manera, sin horarios, sin jefes, y calzando sus zapatillas de andar por casa frente al ordenador.  Ah, es que a Ander no le gusta madrugar, por eso lo de trabajar en casa.

Su método de trabajo incluye una planificación del año, es decir, a qué va a dedicar el tiempo, dónde va a estar, y por supuesto, manteniendo también una cierta actividad paralela para complementar sus ingresos, haciendo discursos, corrigiendo textos, o dando charlas. No es rico, pero vive con lo suficiente para cogerse un par de meses y pirarse a hacer un viaje al extranjero y sacar trabajo de ello.

“Hago mejor periodismo”.  Y sin embargo lo hace entrando a la gente como un mero observador de la realidad, no como periodista, con el fin de no coartarles con el carnet, la libreta y el bolígrafo. Convive con sus personajes, y para ello se agarra a una máxima del maestro Kapucinski: “Considero que no debo escribir sobre personas con las que no haya vivido al menos una pequeña parte de sus vidas”. 

Ejemplo práctico. Tipo loco que anda haciendo “cosas raras” por un monte, recogiendo raices secas y contando historias sobre la influencia del sol en su vida. Se trata de una persona conocida en su pueblo y de la que los medios tradicionales tiran cuando quieren hacer “el típico reportaje de color”. El plumilla habitual va con una actitud preconcebida, ya sabe lo que se va a encontrar, y tiene un esquema mental de lo que va a escribir. Y además tiene una mañana o una tarde, como mucho, para quedar con este tío y hacerle las típicas preguntas. Después lo empaquetas, te lo enmaquetan, y… no hemos aportado gran cosa al mosaico de las informaciones y reportajes que conforman un periódico.

Ander, como tiene tiempo, ganas e interés, y sobre todo, no tiene jefes, se pasa unos cuantos días con el sujeto en cuestión, sube con él al monte, y observa lo que hace… y después escribe sobre ello. El resultado es algo diferente, de calidad, una aportación para que nuestra profesión tenga reconocimiento social, y Ander el mío y el de todos los que hemos tenido la suerte de escucharle. Aquí puedes conocer uno de sus últimos trabajos.

La próxima cita con David Beriain, un periodista navarro que ha hecho cosillas como entrevistar a las FARC , patearse el Afganistán taliban, y cambiar el concepto de relación empresa – redactor. Será una primera aproximación a como un blog puede comerse tu trabajo en la prensa tradicional. A él le ha funcionado.

AIRE FRESCO, por Oscar Sin Nick

13 Mar

congreso1

No, no voy a hablar de Del Olmo, ya que aquí hablo de política lo justo, y menos si hace falta. Además, a mí lo del ya ex-consejero me ha cogido de viaje.

He  estado en Huesca, lugar al que si no fuera por un congreso de periodismo digital, no tenía pensado ir en los próximo quince años, por lo menos. Mis nuevos jefes han tenido a bien enviarme a este congreso, que ha contado con las primeras figuras del periodismo 1.0 y 2.0, con una guinda esta mañana, un cara a cara (de buen rollo constructivo) entre Soraya Sáenz de Santamaría y Leire Pajín, con la periodista Ana Pastor (la de 59 segundos) de moderadora. Un lujo.

Dudo entre escribir varios posts sobre los aspectos más destacables del congreso, o directamente abrir un blog nuevo dedicado en exclusiva a ello. Posiblemente, visto lo vago que estoy últimamente, me decida por la primera opción, así reanimamos un poco a este blog que a veces parece arrancar y otras se me duerme en los laureles.

Este congreso, que ha estado muy bien para los muchos estudiantes que han asistido, y para los profesionales que nos hemos mezclado entre la “muchachada”, debería ser de obligada asistencia para los parados, en especial para los recién parados. Me he acordado mucho este día y medio de una excelente profesional y mejor persona que ha perdido (se lo han quitado) su trabajo. De esta gente se ha hablado mucho, pero más aún de quienes son responsables de haber llevado a nuestro sector y a la profesión hacia el abismo.

Hace quince años (como pasa el tiempo, me estoy haciendo viejo, joder!!!) cuando intentaba sacar dignamente la licenciatura, nos presentaban una y otra vez un panorama oscuro de la profesión. Los profesores solían elegir el principio de curso para desanimarte, para decirte que eramos muchos, cada vez más, que las empresas nos iban a explotar, pagar poco y exprimirnos… pero poco más. Como mucho se apostaba en aquel entonces por la especialización.

¿Especialización? Depende de qué y para qué, de medicina hablan mejor que yo los médicos, y de economía… bueno de eso no habla nadie bien, y cuando se hace siempre es a toro pasado, “si ya lo decía yo”. No era un panorama claro. Ni siquiera las prácticas estaban estructuradas y remuneradas, era todo un caos organizado por editores sin escrúpulos y con la sartén por el mango.

¿Qué pasa hoy? No es algo que se pueda resumir en una frase, un párrafo o un post, pero sí hay una idea que hay que empezar a meterse bien en la cabeza: esto está cambiando gracias a internet, y hay oportunidades ahí fuera esperándonos, a nosotros, no a los editores (bastante tienen con cuadrar las cifras echando gente). Si puedes ser tu jefe o tu editor, para qué vas a mandar un currículum. Además, si triunfas, llamarán a tu puerta.

Me gustaría tener diez años menos, cuestiones biológicas aparte, porque hoy en día, con un caos mayor que hace quince años, las cosas están cambiando muy rápido y las fórmulas de éxito no exigen ni mucho dinero, ni mucho personal, ni muchos medios tecnológicos. Lo que va a mover la rueda de nuestra profesión y de gran parte del sector de los medios de comunicación es el TALENTO. De ello voy a hablar en los próximos días, tranquilamente, haciendo una digestión lenta pero placentera de las muchas cosas que he visto y he oído.

Me merezco varios capones de todas formas: no tengo fotos, ni llevé portátil, ni he informado en vivo y en directo del desarrollo del congreso… Es lo mínimo que se le podría a exigir a un blogger que se precia de tener un poco de experiencia en estas cosas.

La vida es como una caja de bombones.

“El periodismo on-line emergerá al retirar los escombros del tradicional”. FUENTE: Periodista Digital

9 Mar

Experto en tecnología y marketing en los medios, Paul Gillin analiza desde Newspaperdeathwatch.com la crisis que vive el sector y que anticipó hace ya ocho años.

En una entrevista en El Mundo, Gillin confiesa sentir “un grandísimo respeto por la institución de la prensa” y advierte que la debacle no ha hecho más que empezar hasta el punto de que “los cambios que se están produciendo ahora acabarán con el 95% de los periódicos locales de Norteamérica”.

Cada vez que cierra uno me siento enfermo, porque vemos caer instituciones centenarias que daban un gran servicio al público. Pero el modelo económico se ha roto, los lectores siguen cayendo y las nuevas generaciones se han abonado a la información gratuita y a la revolución de internet. Al final sobrevivirán sólo unos pocos.

Gillin advierte del cambio de modelo a raíz de la crisis ya que “quedará la necesidad de unos cuantos periódicos de alcance nacional y con información diferenciada, como el Times, el Post, el Wall Street Journal o el USA Today” y predice que “el epicentro de la información gravitará en torno al nuevo tipo de periodismo online, que emergerá al retirar los escombros”.

Vamos hacia un periodismo más personalizado. El informador será necesariamente multimedia, pero más especializado. Abundarán los ‘freelancers’ que venderán su información a múltiples medios. Y cambiará notablemente el procesamiento de la información: hará falta la figura del agregador, nutriéndose de los contenidos de los lectores y de los ciudadanos periodistas.

El viejo periodismo de investigación desaparecerá en gran medida, y surgirá -lo hace ya- un modelo menos pulido pero a la larga más abierto y más rico.

El autor de ‘The Influencers’ está convencido de que “los periodistas no son los responsables”. de la crisis de la prensa.

Yo cargaría las tintas sobre los ejecutivos, que no fueron capaces de entender los cambios que ya se apreciaban en la audiencia hace 10 años. Consideraron internet sólo como otro medio de distribución de sus contenidos impresos y fallaron a la hora de adaptar sus servicios a las características únicas de la web.

Tampoco se hicieron los ajustes necesarios en el modelo publicitario. Y, por último, la deuda acumulada en el proceso de consolidación de los grupos mediáticos, que ahora pesa muchísimo.

Gillin no cree que en Europa suceda algo parecido:

Dependerá de los países y de la implantación de internet. Pero Europa irá relegando los periódicos de una manera más lenta, porque los hábitos tardan allí más tiempo en cambiar y porque en algunos casos los subsidios del Estado mantendrán las publicaciones a flote.

ZAPATERO ¿FOLLA CON RUSIA? – VERÍDICO

3 Mar

IGUAL QUE AQUÍ (dicho con ironía). Fuente: PERIODISTA DIGITAL

3 Mar

El Post se disculpa por no publicar una tira cómica sobre despidos

(PD).- El diario de la capital estadounidense, ‘The Washington Post’, ha pedido disculpas a sus lectores por no publicar durante dos días ‘Doonesbury’, una tira cómica contratada por el diario, que cada semana trata un tema diferente, en esta ocasión, los despidos, y que afectaba de manera directa al ‘Post’, ya que el año pasado eliminó 100 puestos de trabajo.

La citada tira cómica, creada por el dibujante Garry Trudeau, mostraba las peripecias laborales del periodista ficticio Rick Redfern, quien se ve obligado a abandonar el ‘Post’ tras 33 años de trabajo en el diario. En una de las viñetas, el redactor jefe de Redfern alaba sus cualidades profesionales y le ofrece la mejor indemnización por despido posible.

“Es un gran honor”, le comenta. Después de publicar la tira el lunes y martes de la pasada semana, ‘Doonesbury’ no apareció en las páginas del ‘The Washington Post’ durante dos días, siendo sustituída por otro cómic hasta el viernes, que el diario publicó la tira de Trudeau, con las dos historias sobre despidos que los días anteriores no se habían publicado.

En su retorno al periódico, las viñetas de ‘Doonesbury’ estaban acompañadas de una nota del director ejecutivo del rotativo, Marcus Brauchli, en la que atribuía el asunto a “un malentendido interno que Rick Redfern no dudaría en apreciar”.

La serie sobre los despidos ya había sido lanzada el pasado mes de septiembre, pero al parecer, la semana pasada Trudeau no ofreció ninguna nueva historia al periódico. Por este motivo, el Universal Press Syndicate (UPS), que vende la tira a los diarios interesados, seleccionó historias antiguas para ofrecerlas a sus clientes.

De acuerdo con la versión de los redactores del ‘Post’, Brauchli preguntó a principios de la semana pasada si fue el el UPS o el diario quien había decidido recuperar la historia de los despidos. Esta pregunta fue interpretada por uno de los editores como una objeción a las tiras de Trudeau. En una entrevista, Brauchli subrayó que “todo ha sido un inocente malentendido” y añadió que “tan pronto llegó a sus oídos lo que había pasado, se corrigió el error”.