HOMENAJE A UN VALIENTE

23 Feb

Me ha llegado esto al correo electrónico, y creo que por su interés merece la pena reproducirlo aquí.

El pasado 7 de mayo de 2008, el fotógrafo y periodista Gervasio Sánchez subió a recoger uno de tantos premios, el Ortega y Gasset que otorga el diario El País, ante la asistencia de un concurrido público, entre ellos estaban también la vicepresidenta del gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, el presidente del Senado, Javier Rojo, varios ministros, Esperanza Aguirre y el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, además de todos los demás medios de prensa.

Pues bien, parece ser que no debió ser del gusto de tan ilustre público el discurso de Gervasio Sánchez, cuando éste subió a recoger el premio, condenando dicho discurso al ostracismo y olvido de toda la prensa.

Así que, como la gran mayoría de medios no han querido publicarlo, ofrezco este espacio para que lo lean algunas personas más.     Cuando lo leáis, entenderéis el porqué no han querido darle publicidad.


Discurso de Gervasio Sánchez


Estimados miembros del jurado, señoras y señores: Es para mí un gran honor recibir el Premio “Ortega y Gasset” de Fotografía, convocado por El País, diario donde publiqué mis fotos iniciáticas de América Latina en la década de los ochenta y mis mejores trabajos  realizados en diferentes conflictos del mundo durante la década de los noventa, muy especialmente las fotografías que tomé durante el cerco de Sarajevo.
Quiero dar las gracias a los responsables de Heraldo de Aragón, del Magazine de La Vanguardia y la Cadena Ser por respetar siempre mi trabajo como periodista y permitir que los protagonistas de mis historias, tantas veces seres humanos extraviados en los desaguaderos de la historia, tengan un espacio donde llorar y gritar.

No quiero olvidar a las organizaciones humanitarias Intermon Oxfam, Manos Unidas
y Médicos Sin Fronteras, la compañía DKV SEGUROS y a mi editor Leopoldo Blume por apoyarme sin fisuras en los últimos doce años
y permitir que el proyecto “Vidas Minadas”,
al que pertenece la fotografía premiada, tenga
vida propia y un largo recorrido que puede
durar décadas.


Señoras y señores, aunque sólo tengo un hijo natural, Diego Sánchez, puedo decir que como Martín Luther King, el gran soñador afroamericano asesinado hace 40 años, también tengo otros cuatro hijos víctimas de las minas antipersonas: la mozambiqueña Sofia Elface Fumo, a la que ustedes han conocido junto a su hija Alia en la imagen premiada, que concentra todo el dolor de las víctimas, pero también la belleza de la vida y, sobre todo, la incansable lucha por la supervivencia y la dignidad de las víctimas, el camboyano Sokheurm Man, el bosnio Adis Smajic y la pequeña colombiana Mónica Paola Ojeda, que se quedó ciega tras ser víctima de una explosión a los ocho años.


Sí, son mis cuatro hijos adoptivos a los que he visto al borde de la muerte, he visto llorar, gritar de dolor, crecer, enamorarse, tener hijos, llegar a la universidad. Les aseguro que no hay nada más bello en el mundo que ver a una víctima de la guerra perseguir la felicidad. Es verdad que la guerra funde nuestras mentes y nos roba los sueños, como se dice en la película “Cuentos de la luna pálida” de Kenji Mizoguchi.


Es verdad que las armas que circulan por los campos de batalla suelen fabricarse en países desarrollados como el nuestro, que fue un gran exportador de minas en el pasado y que hoy dedica muy poco esfuerzo a la ayuda a las víctimas de las minas y al desminado.
Es verdad que todos los gobiernos españoles, desde el inicio de la transición, encabezados por los presidentes Adolfo Suarez, Leopoldo Calvo Sotelo, Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero, permitieron y permiten las ventas de armas españolas a países con conflictos internos o guerras abiertas.


Es verdad que en la anterior legislatura se ha duplicado la venta de armas españolas al mismo tiempo que el presidente incidía en su mensaje contra la guerra y que hoy fabricamos cuatro tipos distintos de bombas de racimo cuyo comportamiento en el terreno es similar al de las minas antipersonas.


Es verdad que me siento escandalizado cada vez que me topo con armas españolas en los olvidados campos de batalla del tercer mundo, y que me avergüenzo de mis representantes políticos.


Pero como Martin Luther King, me quiero negar a creer que el banco de la justicia está en quiebra, y como él, yo también tengo un sueño: que, por fin, un presidente de un gobierno español tenga las agallas suficientes para poner fin al silencioso mercadeo de armas que convierte a nuestro país, nos guste o no, en un exportador de la muerte.

Muchas gracias.

ESTA ES LA FOTO PREMIADA

gervasio_edited


Anuncios

8 comentarios to “HOMENAJE A UN VALIENTE”

  1. PP de Suances febrero 23, 2009 a 9:38 pm #

    Por desgracia es la falsedad de dirigentes como los que tenemos, q dicen No a la guerra y por debajo venden armas para las guerras. Ellos mismos se retratan, son los que niegan la crisis o no la llaman hasta q es un clamor popular. Así nos va.

  2. Traveler febrero 24, 2009 a 8:55 am #

    Cierto. Es muy preferible la coherencia belicista del PP y sus dirigentes y ex-dirigentes a la hora de meter al país en una guerra ilegal e indeseada por el conjunto de la sociedad.
    Y no es que me guste un pelo lo de ahora (brillante discurso el de Gervasio Sánchez, merecedor de la mayor difusión), pero es que no comulgo con ruedas de molino.

  3. Oscar Sin Nick febrero 24, 2009 a 9:45 am #

    Creo que en el tema del comercio de armas lo primero que habría que hacer es ser transparente, porque no somos conscientes (yo al menos no lo soy) de la participación de nuestro país.
    Las palabras de Gervasio me han dejado ojiplático, no ya por la incongruencia de Zapatero, que está más que contrastada, sino porque es un tema que NO EXISTE en el debate público.

  4. Traveler febrero 24, 2009 a 10:55 am #

    Yo pienso que no existe porque no conviene que exista, a nadie sin excepción. Es uno de esos temas que trascienden la política, no porque generen consenso sino porque enfangan a todos por igual; la enumeración por parte de Gervasio de los cinco presidentes de la democracia no parece caprichosa.

  5. Rukaegos febrero 25, 2009 a 12:56 pm #

    Un discurso emocionante y atinado. Y francamente, te agradezco, Óscar, que gracias a tu nuevo blog hayamos podido leerlo.

    En cualquier caso, creo que desde muchos movimientos sociales se viene denunciando el comercio de armas, la indecencia del poder que tiene la industria bélica en nuestro país, el fuerte gasto en investigación militar (podemos aprovechar para recordar que la Universidad de Cantabria tiene algún departamento -no sé exactamente en este momento pero sí en un pasado cercano- que trabaja en no poca medida bajo las directrices e intereses de la industria armamentística) y la hipocresía y el cinismo con que quienes ostentan las responsabilidades políticas (a todos los niveles y en la práctica totalidad de los partidos) miran hacia otro lado. Pero cuando habláis de que este tema no existe en el debate público tal vez hubiera que hacer un importante matiz. Sí existe en el debate público. Pero no existe salvo de manera muy ocasional y anecdótica en el debate político y cuando asociaciones y movimientos sociales lo ponen sobre el tapete, Óscar, los medios de comunicación lo esconden o lo ningunean. Que a lo mejor también de eso habría que hablar.

    Saludos

  6. Rukaegos febrero 25, 2009 a 12:57 pm #

    Por cierto, ¿puedo “robarte” el discurso y llevarlo a mi blog? Con cita y agradecimiento, of course 🙂

  7. Oscar Sin Nick febrero 25, 2009 a 2:07 pm #

    El objetivo es difundirlo, así que, todo tuyo.

  8. Mª Gemma marzo 10, 2009 a 12:31 am #

    Al igual que Rukaegos, opino que si existe este debate publico, otra cosa es que se quieran hacer eco de ello los medios de comunicación y los políticos… muchos intereses creados…
    Aun conservo publicada la carta que se me envió desde la presidencia:
    http://www.mariagemmaopina.com/2008/06/la-contestacin-del-escrito-que-envie-al.html

    En la que, con ironía, se me dice, que se actuara de forma pro – activa, para prohibir el uso y fabricación de estas armas… mientras que por otro lado aseguran que están elaborando un nuevo concepto de seguridad que garantice que el riesgo para la población, una vez acabado el conflicto sea mínimo…

    Todo contradicción… vamos que se prohibirá no se sabe donde… y se seguirá producción, eso si con menos riesgos… aquí en España… es decir, seguiremos vendiendo bombas de racimo y enviando vendas…

    El discurso de Gervasio Sanchez, brillante y valiente.

    Un abrazo Oscar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: