Exquisiteces, por Oscar Sin Nick

16 Dic

dibujo1

No dejaré en el olvido lo del dilema entre los medios convencionales y los digitales, que da para mucho, pero hoy, paradójicamente tengo que hablar del papel, de tres cosillas que me han llamado la atención, cada una por razones diferentes, pero que vienen a explicar por donde van los tiros hoy en día en el papel.

Son exquisiteces, de lo rancio, de lo audaz y de… Bedoya. Empiezo con lo rancio, y hablar en estos términos sueles ser sinónimo de DM, que hoy en su contraportada nos castiga con el puto  tiovivo, uno más, o varios, o los de siempre, pero en definitiva, tiovivos. Que pesadez. Que pesado el juez, qué pesado el ayuntamiento, qué pesados los dueños del tiovivo y que pesado el DM que está siguiendo como pocas esta polémica.

Sin caballitos en Pombo” titula una de las mejores plumas del DM. A mí al menos me lo parece, por eso, además de incomodarme este absurdo culebrón, me apena desperdiciar tiempo, tinta y talento en hablar de “estas cosas”. En fin.

Me voy con la audacia. La portada de El Mundo Hoy en Cantabria (no puedo enlazarla porque aún no están en internet) es un buen ejemplo de la necesidad de seguir recuperando el fotoperiodismo al que siempre ayuda un ingenioso pie de foto. “Deportividad en los asientos del Parlamento de Cantabria”. El protagonista de la foto es el diputada regionalista Fernando Fernández, que dejó boquiabiertos a propios y extraños con su inusual atuendo, una sudadera negra con franja verde en las mangas.

No deja de ser una anécdota, pero nada le costaba ponerse al menos una chaqueta y una camisa. Sé que Josemi Rodríguez Sieiro estaría escandalizado ante un estilismo tan “personal”.

Para el final dejo a Juan González Bedoya, que además de escribir de religión en El País, opina con bastante regularidad en ALERTA. Hoy desbroza la penúltima perla lingüística de Revilla, la madriguera. Recomiendo su lectura, en la que vuelve a demostrar su conocimiento de las miserias de la clase política gobernante. Algunos le acusaran de sectario, ya que siempre que puede calienta las posaderas de Revilla y Gorostiaga.  Sólo puedo decir dos cosas. Sabe de lo que habla, y además, para sectarismo no hace falta que pasar unas cuantas páginas del mismo periódico.

De todas formas, me quedo con el sectarismo (de haberlo) que se debe a sí mismo, y no al agit-prop (pagado con dinero público). No es lo mismo.

Anuncios

Una respuesta to “Exquisiteces, por Oscar Sin Nick”

  1. Traveler diciembre 17, 2008 a 9:53 am #

    No se cómo te puede extrañar lo del DM, con la de tiempo que hace que perdieron el respeto a los lectores y a sí mismos (fotos inadmisibles, noticias de NO-DO rancio, ocultaciones ruidosísimas…)
    Enhorabuena por el blog y por el regreso, a todo esto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: