OLGA Y EL CORTAPEGA, por Oscar Sin Nick

23 Nov

 

olga

Aunque creo que el papel tiene los días contados (donde digo días ponga meses o pocos años), sigo con el mismo ritual cada sábado y domingo, que es el de comprar Marca, DM y Mundo. Nunca ha sido consumidor de El País, ya que mi nivel intelectual es el que es. Creo que no es una lectura obligada, aunque admito que desde se acabó la luna de miel con el poder, ha recuperado cierto pulso periodístico que había perdido en los últimos años.

En cuanto al DM, creo que tiene que pasar mucho tiempo aún para que deje de ser una obligación adquirirlo en el kiosko o capturarlo en la barra de un bar. Si no estás en el DM, no estás, y punto pelota. Eso no quita para que sea muy criticable su criterio para publicar fotografías borrosas, o el fallido experimento de La Marea, donde este fin de semana salvo a Violeta Santiago (ha tenido mareas mejores) y el magnífico obituario que se marca una de mis debilidades, Juan Calzada. Sus parejas de baile, perfectamente prescindibles.

Destacable también la sección de cántabros en el mundo (no he podido encontrar el enlace), un filón por explotar. La gente quiere viajar, y si no es posible por esto de la crisis, al menos ver lo que se cuece a miles de kilómetros de distanciaa través de los ojos de alguien de aquí. Lo dicho, es un territorio virgen y por explotar, sobre todo con las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías.

En cuanto al Marca, cada día es más una cuestión de tradición pura y dura, a excepción de las deliciosas entrevistas que se “marca” cada fin de semana Olga Viza en su diván. Rara vez me leo (en cualquier periódico/revista/digital) una entrevista hasta el final, a no ser que el personaje me interese mucho. Sin embargo cuando Olga es la que entrevista, no sé que es lo que tiene (o quizás si lo sé) pero ya sea un jugador de tenis, un entrenador de baloncesto o los temidos (por su falta de sustancia) futbolistas de élite, siempre encuentro algo que me llama la atención.

No hay grandes alharacas, ni hablamos de un despliegue a cuatro páginas, ni tan siquiera un titular de portada. Ella siempre consigue sacar a la persona y dejar a un lado al personaje público, lo que en algunos casos tiene mérito. Esta semana de todas formas lo tenía fácil, con Manolo Preciado (que pena que Piterman su cruzara en tu vida).

Antes de entrar con el cortapega digital, una breve reseña sobre la guerra entre El Mundo y Javier del Olmo (solo puedes leer el editorial de Félix Villalba en papel). Tenemos un problema en nuestra sociedad, que afecta a nivel local, autonómico y estatal a nuestro sistema democrático, y no es otro que la relación tan estrecha entre publicidad institucional y línea editorial. Es un tema que dará que hablar… y del que hablaremos.

Simplemente decir que mientras El Mundo resista sin ese aporte económico (desigual en el resto de medios), será un poco más libre que los demás. Eso no quiere decir que hagan las cosas mejor o peor, aunque sí es una forma de escapar al intento (no siempre fructífero) de ser controlados, o de caer en la autocensura (mal muy extendido, dicho sea de paso). Por cierto, y para cerrar este inciso, la editorial de hoy de Pedro J. tiene bastantes puntos de enganche con las cosas que acabo de comentar (no pongo el enlace porque es de pago).

Acabo con el cortapega (de teletipos, sobre todo de Europa Press) de este domingo, en el que los digitales de la región, al menos en los que he entrado, presentan un panorama preocupante.

Cantabria Confidencial, cortapega teletipos, cambiando los titulares, y ofreciendo como suculento manjar las idas de olla de su editor, temeroso del periodismo 2.0, es decir, que no deja hacer comentarios a sus diatribas. ¿No me digáis que no tendría morbo? No sé si sería progre, pero si al menos iría con los tiempos que corren. Vamos, que ya no sería ni “modenno”.

Cantabria Liberal parece que supera su falta de actualización del pasado más reciente, y además del cortapega habitual, editorializa (con poca sustancia) sobre algunos temas. Dejan comentar, aunque sé por experiencia propia que seleccionan los comentarios.

El Faro de Cantabria también está actualizado, cortapega, no permite comentarios, y ha perdido algo de pulso ya que El Cárabu se prodiga menos en sus comentarios, y para encontrarlos tienes que dar mil vueltas.

Tu Diario de Cantabria, del que hablaré otro día más tranquilamente, y Neocantabria están sin actualizar, con noticias del viernes. ¿Qué dirán los anunciantes?

Finalmente me paso por el caos de El Portaluco-Noticias de Cantabria, exceso de información, falta de criterio a la hora de priorizar temas, y sin una estructura definida. Tiene más información de la que parece pero a pesar de las mejoras respecto a sus anteriores versiones, necesita mejorar.

Esto no va a ser así todos los días, que conste, pero no está de más para ir teniendo una imagen de cómo está una parte importante de nuestro panorama mediático. De radio y television hablaré también otro día.

Anuncios

5 comentarios to “OLGA Y EL CORTAPEGA, por Oscar Sin Nick”

  1. dondado noviembre 23, 2008 a 2:23 pm #

    ¿y qué fue de aquel periódico regional que fue el líder durante tantos años? ¿cómo se llamaba… ? ¡ah sí! el Alerta, ¿os acordáis cuando había dos periódicos importantes y sabías a quién votaba cada uno según el periódico que compraba?

  2. AZUCENA noviembre 23, 2008 a 2:40 pm #

    sí, por favor, habla otro día de las teles y las radios

  3. Oscar Sin Nick noviembre 23, 2008 a 2:51 pm #

    Pues no he hablado de ALERTA porque nunca lo compro el fin de semana, aunque lo echo un rápido vistazo en internet. Entre semana, trabajo obliga, lo toco, además de verlo.
    Tiene un diseño atractivo, y no lo digo yo sólo, las columnas de Bedoya, que son el descojono padre, a Pindado (tostón tras tostón) y al agit-prop Gijonenco, que siempre tiene algún matiz interesante para desternillarse de risa.
    Además han contratado gente, David Carrera (uno de los grandes) ha vuelto a la calle… vamos, que hay síntomas de que igual sale del coma en el que lleva tantos y tantos años.

    En cuanto a radios y teles, no descuides, Azu de mis amores, que habrá posts sobre la materia. Te adelanto que las emisoras de radio ilegales, por deformación profesional, no son santo de mi devoción, así que igual echas de menos algún comentario sobre alguna en concreto.

    Gracias a los dos por hacerme compañía, que esto de momento está tan tranquilo y en silencio que hasta oigo el eco de mis pensamientos.

  4. Quique G. noviembre 24, 2008 a 3:32 pm #

    ¡Bienvenido, amigo! Aunque creo que nunca te fuiste.
    Un abrazo

  5. Oscar Sin Nick noviembre 24, 2008 a 3:58 pm #

    Me faltaba encontrar una motivación, y voy a probar este camino… a ver qué pasa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: