Archivo | noviembre, 2008

SER MULTIMEDIA Y NO MORIR EN EL INTENTO, por Oscar Sin Nick

30 Nov

multimedia

Los rumores afloran respecto al futuro de Canal 8 DM, la tele del Diario, que parece que no cierra… pero tampoco va a seguir siendo exáctamente como la conocemos. Parece que el esfuerzo se va a centrar en convertirla en una referencia en la web del periódico, como apoyo a los contenidos en fotografía, texto, y las retransmisiones en directo de Punto Radio.

A los grandes grupos de comunicación les está costando Dios y ayuda (y una buena pasta) encontrar la fórmula que les permita colocar adecuadamente las piezas de sus entramados multimedia. Hace dos días como quien dice, PRISA, PLANETA, VOCENTO, UNIDAD EDITORIAL… por citar los principales, se encontraron con que tras varias absorciones y compras tenían televisiones, radios y periódicos, funcionando cada una a su aire, pero dentro del mismo paraguas.

Aquí en Cantabria el fenómeno tampoco es ajeno, ya que VOCENTO y PRISA (antes Propulsora Montañesa), han reflejado en nuestro microcosmos los vicios y virtudes del sistema, al que Internet, una vez más, parece que va dando algo de sentido. Las empresas empiezan a ver que el modelo tiene sentido (control de costes y sinergias), concentrando esfuerzos en la red, donde estoy convencido que está el futuro (que es ya presente).

Aún recuerdo cuando abrió Localia. Generó grandes expectativas, adecentó el panorama audiovisual cántabro, y se atrevió a hacer cosas nuevas, más y mejor que los demás. Sin embargo, compartir casa común con la radio (Radio Santander-SER), provocaba que no se supiera muy bien si mandar a un redactor de cada medio, poner en el micrófono el capuchón de la tele y el cubilete de la radio (o al revés), llevar a un periodista de la radio con un cámara de la tele… en fin, todas las fórmulas habidas y por haber.

En Canal 8 DM ha pasado tres cuartos de lo mismo, con el “agravante” de que además de radio y tele, hay un periódico que es el líder de la región en papel y en la red (como se encargan hoy de recordarnos a doble página). Se ha llegado, y lo digo porque lo he visto con estos ojitos, a enviar a un cámara, una redactora de la radio y otra del periódico a la misma rueda de prensa, mientras que en otras, no menos importante… no iba nadie.

Independientemente de problemas organizativos, o de los criterios de quien decide qué se hace, cuándo y por quién, lo que han denotado ambas empresas en estos años es la falta de un modelo claro y definido de lo que se debe hacer con un multimedia.

Ahora que Localia nos está diciendo adiós, el DM parece (repito, son rumores, insistentes, pero rumores) que va a optar definitivamente por apostar por una potente web, en la que la televisión va a tener un papel protagonista, y si va a ser así me parece un acierto. Algo así está haciendo Tudiariodecantabria (que como cada fin de semana tiene su web totalmente desactualizada) dando protagonismo a los vídeos por encima del resto de formatos. Un acierto, aunque la falta de medios humanos y rigor profesional sigue siendo la nota predominante.

Hay otro multimedia, en este caso local y sostenido principalmente con fondos públicos. Me refiero al agit-prop Gijonenco, que a base múltiples campañas institucionales sostiene un multimedia formado por una televisión que sólo se puede ver en ONO, una radio ilegal, y un confidencial que se dedica a hostiar a mis jefes día sí y día también. Lógico, hay que financiar el pesebre. Lo llaman periodismo.

Anuncios

NOCHES EUROPEAS

27 Nov

racing

Acaba de terminar la primera parte del partido entre el PSG y el Racing, en el Parque de los Príncipes de París, y con unos 4.000 paisanos sufriendo el 2-1 con el que ha terminado la primera parte.

Lo echa La Sexta, que haciendo doblete con el Rosenborg-Valencia nos permite por fin ver al Racing por Europa en condiciones. Aunque los partidos contra el Honka se vieron por aquestos lares, no es menos cierto que las retransmisiones podían haber sido algo mejores. 

Localia, que hizo la ida, lo anuncio a ultimísima hora, y quienes no solemos sintonizar la SER, no nos enteramos a tiempo. Bueno, yo al menos me tuve que conformar con los últimos 20 minutos, ya que hasta ese momento, consumí tele nacional, que es lo habitual en prime-time.

La vuelta fue en Cantabria Televisión, con muchos problemas técnicos y rebajando el listón considerablemente. Muy mal, en líneas generales. Una oportunidad perdida en un momento importante.

Después, en la fase de grupos, Canal +, o lo que es lo mismo (en mi caso) visionado pirata por Internet, con baja calidad y algunos problemillas. Todo con tal de no pagar la abusiva mordida digital.

Hoy como digo en La Sexta, y aunque sea compartiendo minutos con el Valencia, al menos es gratis. Voy a mirar los digitales, a ver qué ofrecen.

El DM, bien. Aunque no consigo encontrar el enlace a la radio (si tienes una radio lo puedes escuchar y ya está, pero no fuera de Cantabria), se hace seguimiento al minuto del partido. Además hay galerías de fotos. Enlace aquí.

En Cantabria Confidencial, ni una referencia al partido, Zapatero es muy guapo y el PP lo peor. Vamos, lo de siempre. Cantabria Liberal escribe una previa, y ya en los comentarios les critican por no escribir nunca del Racing y sin embargo hoy sí. Carecer de criterio periodístico es lo que tiene.

En Castro Digital y Mucho Castro el partido no existe (lógico, no rema La Marinera). En el Faro de Cantabria, nada, aunque subrayan que lo del urogallo no tiene remedio, está al borden de la extinción.

En El Portaluco, dentro de su caos habitual, si pinchas aquí, tienes acceso a fotos de la expedición a París (y alguna de El Sardinero que se ha colado). Al menos se lo han tomado en serio, por eso les enlazo.

En EsTorrelavega, el partido no existe. Nada en Neocantabria ni en Tudiariodecantabria. Finalmente en Santanderciudadviva, mención en portada y una galería fotográfica que hasta ahora se compone de una foto. Enlace aquí.

Me voy ver la segunda parte.

Golazo de Colsa, buenas sensaciones y al final lo tuvimos. No pudo ser. 2-2. En fin, igual aún quedan opciones si ganamos al Manchester City, que además ya está matemáticamente clasificado.

Mediada la segunda parte he descubierto, tras un zapping compulsivo, que Cantabria Televisión también daba el partido. Mala calidad de la imagen (se ve como gris, deslucido), mal sonido, con Tolín y su trouppe de toda la vida comentando el partido. Como no estaban en el campo (mala costumbre que también tienen en La Sexta, cosas del ahorro de costes), no se enteraban de algunos detalles, como el cambio de Gonçalves por Tchité.

Voy a mirar los confidenciales por si hay algún cambio.

Santanderciudadviva ya tiene un avance. El resto como antes. 

El partido ha estado bien. Al final, los que mejor han cumplido para la aldea global han sido los del DM… para que luego los demás se quejen. Me voy a ver Hot Shots 2, no doy para más.

LA TIJERA, por Oscar Sin Nick

27 Nov

crashRecortes y recortes, y más recortes. En tiempos de crisis la información también sufre los rigores presupuestarios. Leo por los confidenciales desde hace varias semanas que los medios han sacado la tijera y empiezan a plantearse todo tipo de recortes, entre ellos los peores, es decir, los despidos.

Un periodista en tiempos de crisis se siente cornudo, apaleado, y desde luego pone la cama. Y es que tan acostumbrados a la estrechez en tiempos de bonanza, cuando el jefe entra por la puerta con gesto trascendente, como de que te va a contar una cosa supersupersuper-importante, y te suelta “estamos en tiempos de crisis… así que hay que apretarse el cinturón” lo que te aprietas es la mandíbula para no descojonarte de risa, por no llorar, eso sí.

Conozco alguna empresa, a la que no voy a citar aquí porque no me apetece, que hace años suprimió las cestas y las cenas de Navidad. Hablamos de la época de las vacas gordas, donde los beneficios subían como la espuma, con grandes prebendas para sus directivos, a punto de reventar de tanto meterse primas por beneficios. ¿Y ahora? ¿Ahora van a quitar ustedes las cestas que no hay o las cenas que no se organizan?

¿De dónde piensan recortar ahora las empresas? Posiblemente mientras despidan a dos plumillas, les alquilen sus brazos y piernas, o quizás solo los brazos, para implantárselos a los “afortunados”, que por el mismo precio harán el triple de trabajo. Además, está la “maldita” tecnología, siempre innovando, y sobre todo, haciéndo que aquello que te llevaba dos horas te lleve media… con lo que puedes hacer cuatro cosas más… aaaahhhh!!! Es para volverse loco.

En definitiva, son malos tiempos para buscar un curro, para mantenerlo y para que te echen, ya que el abaratamiento de los despidos es inminente (hay que reactivar la economía, dicen).

Lo mejor, tener 52 años y estar en RTVE. Que se lo digan a una buena amiga mía que se pre-jubila el 31 de diciembre, y a la que por cierto, echaré de menos. Agueda, eres divina.

P.D.: Si acabas de licenciarte ya es demasiado tarde. Si aún no sabes si estudiar o no esta carrera lee el siguiente artículo para que veas como anda el patio. PINCHA AQUÍ.

TE PUEDE PASAR A TI, por Oscar Sin Nick

26 Nov

 

monos

COPIO PEGO VILMENTE UN ARTÍCULO DE EL CONFIDENCIAL CUYO ENLACE PUEDES ENCONTRAR AQUÍ

En uno de mis últimos artículos en El Mundo Hoy en Cantabria hablé del tema. Puedes leerlo aquí.

Además, puedes superponer ambos artículos con otro muy reciente que he publicado en este mismo blog. Puedes leerlo aquí.

Os dejo con el artículo de El Confidencial, web que está entre mis enlaces predilectos.

El papel del periodismo en la crisis: ¿Remedio o enfermedad?

Los profesionales de la prensa anglosajona y norteamericana, dos de los países más afectados por la crisis financiera, se encuentran en pleno debate interno. Reflexionan sobre el poder de la profesión periodística, hasta dónde puede utilizarse y hasta qué punto los medios son remedio o enfermedad de lo que está ocurriendo en el mundo.

Poco después de retirarse de las filas de The Washington Post como editor ejecutivo, Leonard Downie disertó recientemente sobre la marcha del sector de la información, especialmente sobre el periodismo digital. Downie ha sido periodista desde hace medio siglo y pasó los dos últimos decenios cuidando la cabecera del rotativo norteamericano. Según él “la blogosfera vigila al periodista” como éste supuestamente vigila al Gobierno, convirtiéndose en un quinto poder que obliga a hacer “una información mucho más precisa y responsable de lo que se hacía antes”.

Esta idea, la de Downie, que dibuja un periodismo “hecho mejor que nunca”, contrasta con las conclusiones extraídas del estudio “¿Cuáles son los fines del Periodismo Económico?” elaborado por el observatorio  Polis LSE de medios de comunicación. El informe, que trata de fotografiar en su contexto a la profesión periodística, dirige su objetivo hacia la ética y la responsabilidad en una crisis financiera como la actual. El estudio pone además encima de la mesa los ingredientes necesarios para debatir si los derechos adquiridos por el periodismo, especialmente el especializado en economía, son directamente proporcionarles a su responsabilidad con la sociedad.

En sus páginas, el estudio abre un abanico distinto de preguntas a las que someter al nuevo periodismo emergente, el digital, y al anillo de asteroides que giran a su alrededor, los blogs. La pregunta que se plantea es la siguiente, ¿cómo puede aplicarse el marco ético y profesional si precisamente ahora es casi imposible distinguir a los que están dentro del círculo de la profesión de los que no?

Allá por 1998 dos redactores del rotativo inglés The Mirror crearon una columna sobre información económica llamada City Slickers que, según uno de los propios creadores, “ terminó convirtiéndose en un monstruo”. A medio plazo su influencia sobre el mercado era tal que cualquiera de las acciones que mencionaban en sus artículos subían entre un 30% y un 100% al día siguiente. Ambos redactores se aprovecharon de la circunstancia y finalmente fueron penalizados y expulsados del periódico.

A su juicio, Damian Tambini, el director del estudio sobre ética periodística para Polis LSE, cree que en un marco donde son tan evidentes los privilegios en cuanto a información y poder se refiere, caben dos opciones: O crear una institución interna capaz de permitir que la profesión se autorregule y así se utilicen de una forma éticamente correcta esos privilegios, delimitando quién los tiene y quien no (qué periodistas y qué bloggers) o esos privilegios deberían diluirse, para evitar que se repitan casos como el de los periodistas del City Slikers a una escala mucho más amplia.

Según Damian “no hay evidencias de un trastorno en las normas éticas ni de graves niveles de negligencia en el periodismo financiero actual sobre la base de las entrevistas realizadas para este estudio”, en el que han participado casi una veintena de periodistas, “pero hay una sensación generalizada de que los retos a los que se enfrentaba tradicionalmente un periodista financiero, como el de no ser utilizado por sus fuentes, el mantenimiento adecuado de escepticismo, o el conseguir la exclusiva sin caer en maldades, están siendo redefinidos en el contexto de las nuevas tecnológicas”.

Esa “redefinición” de la que Tambini habla puede tener varias direcciones. Los medios económicos digitales  han visto incrementado su número de lectores en los últimos meses de forma considerable, así como han crecido en número los blogs dispuestos a explicar con sus palabras la situación financiera actual. El mismo Rodríguez Zapatero parecía consciente del poder de los medios cuando decidió reunirse con los principales editores españoles para debatir cómo abordar informativamente la crisis en aras de tranquilizar el mercado. ¿Cual es el poder del periodismo actual para crear opinión? ¿Pueden alterar la dirección y el orden de los mercados si se lo proponen?  De ser así, ¿deben hacerlo? Si los blogs vigilan a los medios, ¿quién vigila a los blogs?

LO QUE MAL EMPIEZA, MAL SIGUE, por Oscar Sin Nick

26 Nov

televisionesY no acabará porque al final, tras despejarse el horizonte, ya sea obligados por las circunstancias o por los concursos, se separará el grano de la paja.

¡Qué pena que vaya a cerrar Localia! Lo digo totalmente en serio, sin dobles lecturas. Circunscribiéndonos a Cantabria, y aceptando que sin apenas personal es difícil acaparar tanto como a veces han querido, es desde mi punto de vista quienes mejor televisión han hecho en estos últimos años, en los que la proliferación de televisiones ha sido escandaloso.

En este momento conviven todo tipo de modelos. Las hay de varios tipos. Unas apoyadas por grandes grupos multimedia nacionales, caso de Localia, Popular Televisión y Canal 8 DM. Veteranas con capital local, Cantabria TV y Telebahía, y un tercer grupo que podíamos describir como proyectos personalistas vinculados al poder establecido, Tú Televisión y Aquí TV.

Este criterio para agruparlas no significa, ni mucho menos, que cuando salen al aire tengan similitudes por estar en el mismo saco. Nada tienen que ver Localia, Canal 8 y Popular TV, ni tampoco Cantabria TV y Telebahía, ni desde luego Tú Televisión y Aquí TV, cuyas cabezas visibles además no se tienen precisamente cariño… aunque eso es otra historia.

En este batiburrillo televisivo, desde mi personal punto de vista, Localia era la que brillaba con luz propia por encima del resto. Hacer televisión, aunque sea rematadamente mal, es caro. Localia apostó siempre por cuidar los detalles, y en eso se han distinguido siempre de los demás. Al final ha primado más lo que sucede lejos de aquí (aunque el capital local de Localia tampoco lo ha pasado nada bien). La situación de Prisa (que no se va a solucionar por desprenderse de Localia), se ha llevado por delante una digna cadena de emisoras locales.

No seré yo quien diga que Vocento hará lo propio con Canal 8 DM, pero analizando el momento económico actual, y lo caro que es hacer televisión, y sobre todo, lo  difícil que es dar con la tecla que defina lo que es un buen modelo de televisión lcoal… no me hace ser optimista. Espero equivocarme.

Las de capital local, son una incógnita, ya que en ambos casos se han quemado decenas de buenos profesionales delante y detrás de la cámara si haber encontrado ese modelo de televisión local que quizás la seguridad jurídica de las licencias digitales puedan definir de forma más clara a lo que es hoy en día.

Finalmente, el capital local vinculado al poder establecido, hoy lo tienen bien. Mañana Dios (y las urnas) dirán.

P.D.: Se ha creado en Facebook un grupo de apoyo a los trabajadores de Localia (a nivel nacional). Creo que se merecen al menos es gesto y más en un momento tan difícil.

NOS HACEN EL TRAJE, por Oscar Sin Nick

24 Nov

mono1

No sé si será una impresión mía pero últimamente, por estos lares, afloran como setas, salvapatrias de la profesión periodística. En la mayor parte de los casos, se trata de gente que jamás pisó una redacción, desdeñan a quienes pasamos por la Facultad de CC. de la Información, y sobre todo, gustan de vestirse de seda.

Hace no muchos meses leía las reflexiones de un autoproclamado periodista (liberal), presidente de no se sabe muy bien qué (la Asociación Española de Periodistas Liberales, reconocida por sí misma y en su casa a la hora de comer). Me llamó mucho la atención un pasaje en el que afirmaba que en estos tiempos es un riesgo ser periodista liberal. ¿Qué será el periodismo liberal? Igual es que el chico es liberal, y no sabe como contribuir a la causa, igual es eso. Junto a esa afirmación, que si el liberalismo por aquí, la libertad por allá. Una auténtica fumada infumable de conceptos que ni él mismo entiende.

Otro personaje no menos siniestro, ha creado con una curiosa y variopinta camarilla una agrupación profesional de periodistas, cuya página web contiene conceptos abracadabrantes y cortapega de citas varias de lo que entienden ellos que debe ser una profesión que al parecer es de alto riesgo en esta región. Se llenan la boca de libertad, y libertad y más libertad, como si esto fuera Corea del Norte. Leyendo con un poco más de detenimiento encontramos perlas como “la representación, defensa, y promoción de los intereses económicos y sociales de sus asociados“, o lo que es lo mismo, lucrarse y que sean aceptados por la sociedad (y no por una profesión, que en la mayor parte de los casos, ni les acepta, ni les aceptará). Estos van a darnos más de un momentazo.

Un tercer caso, es la amenaza de una serie de artículos bajo el epígrafe “¿En Cantabria existe prensa libre?“, que firma el editor (yo también soy editor, tengo un blog, bueno, más de uno, soy super-editor) de Cantabria Liberal, y que parece que empieza como un análisis de la profesión y acaba como un nuevo manteo al PSOE y a Lola Gorostiaga, lo cual le agradezco (me ahorra el trabajo). Es lo que pasa cuando uno no tiene nada que decir sobre algo que desconoce.

¿Y los profesionales? Sí, los profesionales, los de carrera, carnet, vocación… Pues trabajando. Pateandose las calles de rueda de prensa en rueda de prensa, tragándose plenos del Parlamento o de los ayuntamientos, buceando en internet y en hemerotecas, elaborando informaciones, escribiendo guiones para programas, haciendo reportajes, moviendo el molino de la información en definitiva.

Y es que toda esta pandilla de la que he hablado más arriba (y no son los únicos) son jueces y parte en esto de la información, pero sin embargo, nunca jamás harán el trabajo duro, el que llena periódicos, páginas, minutos de radio y televisión. Ellos opinan de todo, se ponen las medallas, y se ponen en primera fila… eso sí, sin dar un palo al agua.

Y luego, como decía en El Mundo hace no mucho el presidente de la APP, a recoger las nueces. País!!!

OLGA Y EL CORTAPEGA, por Oscar Sin Nick

23 Nov

 

olga

Aunque creo que el papel tiene los días contados (donde digo días ponga meses o pocos años), sigo con el mismo ritual cada sábado y domingo, que es el de comprar Marca, DM y Mundo. Nunca ha sido consumidor de El País, ya que mi nivel intelectual es el que es. Creo que no es una lectura obligada, aunque admito que desde se acabó la luna de miel con el poder, ha recuperado cierto pulso periodístico que había perdido en los últimos años.

En cuanto al DM, creo que tiene que pasar mucho tiempo aún para que deje de ser una obligación adquirirlo en el kiosko o capturarlo en la barra de un bar. Si no estás en el DM, no estás, y punto pelota. Eso no quita para que sea muy criticable su criterio para publicar fotografías borrosas, o el fallido experimento de La Marea, donde este fin de semana salvo a Violeta Santiago (ha tenido mareas mejores) y el magnífico obituario que se marca una de mis debilidades, Juan Calzada. Sus parejas de baile, perfectamente prescindibles.

Destacable también la sección de cántabros en el mundo (no he podido encontrar el enlace), un filón por explotar. La gente quiere viajar, y si no es posible por esto de la crisis, al menos ver lo que se cuece a miles de kilómetros de distanciaa través de los ojos de alguien de aquí. Lo dicho, es un territorio virgen y por explotar, sobre todo con las posibilidades que ofrecen las nuevas tecnologías.

En cuanto al Marca, cada día es más una cuestión de tradición pura y dura, a excepción de las deliciosas entrevistas que se “marca” cada fin de semana Olga Viza en su diván. Rara vez me leo (en cualquier periódico/revista/digital) una entrevista hasta el final, a no ser que el personaje me interese mucho. Sin embargo cuando Olga es la que entrevista, no sé que es lo que tiene (o quizás si lo sé) pero ya sea un jugador de tenis, un entrenador de baloncesto o los temidos (por su falta de sustancia) futbolistas de élite, siempre encuentro algo que me llama la atención.

No hay grandes alharacas, ni hablamos de un despliegue a cuatro páginas, ni tan siquiera un titular de portada. Ella siempre consigue sacar a la persona y dejar a un lado al personaje público, lo que en algunos casos tiene mérito. Esta semana de todas formas lo tenía fácil, con Manolo Preciado (que pena que Piterman su cruzara en tu vida).

Antes de entrar con el cortapega digital, una breve reseña sobre la guerra entre El Mundo y Javier del Olmo (solo puedes leer el editorial de Félix Villalba en papel). Tenemos un problema en nuestra sociedad, que afecta a nivel local, autonómico y estatal a nuestro sistema democrático, y no es otro que la relación tan estrecha entre publicidad institucional y línea editorial. Es un tema que dará que hablar… y del que hablaremos.

Simplemente decir que mientras El Mundo resista sin ese aporte económico (desigual en el resto de medios), será un poco más libre que los demás. Eso no quiere decir que hagan las cosas mejor o peor, aunque sí es una forma de escapar al intento (no siempre fructífero) de ser controlados, o de caer en la autocensura (mal muy extendido, dicho sea de paso). Por cierto, y para cerrar este inciso, la editorial de hoy de Pedro J. tiene bastantes puntos de enganche con las cosas que acabo de comentar (no pongo el enlace porque es de pago).

Acabo con el cortapega (de teletipos, sobre todo de Europa Press) de este domingo, en el que los digitales de la región, al menos en los que he entrado, presentan un panorama preocupante.

Cantabria Confidencial, cortapega teletipos, cambiando los titulares, y ofreciendo como suculento manjar las idas de olla de su editor, temeroso del periodismo 2.0, es decir, que no deja hacer comentarios a sus diatribas. ¿No me digáis que no tendría morbo? No sé si sería progre, pero si al menos iría con los tiempos que corren. Vamos, que ya no sería ni “modenno”.

Cantabria Liberal parece que supera su falta de actualización del pasado más reciente, y además del cortapega habitual, editorializa (con poca sustancia) sobre algunos temas. Dejan comentar, aunque sé por experiencia propia que seleccionan los comentarios.

El Faro de Cantabria también está actualizado, cortapega, no permite comentarios, y ha perdido algo de pulso ya que El Cárabu se prodiga menos en sus comentarios, y para encontrarlos tienes que dar mil vueltas.

Tu Diario de Cantabria, del que hablaré otro día más tranquilamente, y Neocantabria están sin actualizar, con noticias del viernes. ¿Qué dirán los anunciantes?

Finalmente me paso por el caos de El Portaluco-Noticias de Cantabria, exceso de información, falta de criterio a la hora de priorizar temas, y sin una estructura definida. Tiene más información de la que parece pero a pesar de las mejoras respecto a sus anteriores versiones, necesita mejorar.

Esto no va a ser así todos los días, que conste, pero no está de más para ir teniendo una imagen de cómo está una parte importante de nuestro panorama mediático. De radio y television hablaré también otro día.